Enrique e Ignacio Cueto, Diego Hernández y Aurelio Montes, los ganadores de 2008

Mar 27, 2009

Se trata de las máximas autoridades de LAN Airlines, la minera BHP Billiton y Viña Montes, respectivamente.

(El Mercurio)
Empresario del año:

Los hermanos Enrique e Ignacio Cueto se complementan como si fueran uno solo. Mientras el primero -vicepresidente ejecutivo de la compañía- tiene una orientación más financiera, al análisis y a la estrategia aritmética, el segundo -gerente general de Lan Airlines- es el negociador y el que tiene una mayor sensibilidad acerca de lo que está pasando en el corto plazo. El brillante manejo con el que ambos han conducido los destinos de LAN en medio de las turbulencias financieras fue clave para que el jurado decidiera entregarles el premio este año.

Juntos han logrado que LAN consolide su liderazgo en la región, en países como Argentina, Perú y Ecuador, y que diariamente transporte cerca de 45 mil pasajeros a través de los cinco continentes. ¿Cómo lo han hecho? Además de garantizar la calidad del servicio, la compañía ha desarrollado un modelo que mezcla transporte de carga y pasajeros y estrategias de aerolíneas de low cost y de las tradicionales. Además de eso, destacan un buen manejo de las finanzas y contar con buenos recursos humanos. Entre los planes para este año de la compañía están conseguir el 20% del mercado local ecuatoriano, con vuelos entre Quito y Guayaquil, además de una inversión de US$ 150 millones en reacondicionamiento de la flota con sistemas que disminuyen el gasto de combustible.

Por otro lado, actualmente la compañía se encuentra analizando los diferentes escenarios ante una posible llegada de Sebastián Piñera -su accionista mayoritario- a La Moneda.

Ejecutivo del año:

Sin ningún familiar destacado en el mundo empresarial, a punta de esfuerzo y pasión, este hijo de profesores logró hacerse un nombre en las grandes ligas de la minería.

Se trata de Diego Hernández, presidente de la división de metales base de BHP Billiton, la mina privada más grande de Chile. Desde sus comienzos el ejecutivo mostró habilidades superiores a las del resto. Con apenas 25 años y al cabo de 12 meses trabajando en una mina de Brasil fue nombrado gerente general, con cerca de 400 personas a su cargo. Desde ahí sólo se movió en altos puestos, tanto en ese país como en Chile. Todo hasta llegar a su actual puesto, dónde cumplirá próximamente cinco años.

Según el jurado, las cualidades que lo hicieron merecedor del premio son su capacidad de liderar cambios y su competencia y habilidad en el cargo, además del crecimiento de la compañía.

Entre las claves de su exitosa gestión, Hernández destaca la capacidad de liderar grandes grupos de trabajo, pero sin interferir en las labores individuales de cada integrante. Además, hace hincapié en que pese a las circunstancias actuales que vive la economía, nunca se puede perder la visión de largo plazo.

Emprendedor del año:

A Aurelio Montes no le resultó tan sencillo construir el imperio vitivinícola que lleva su apellido y que se ha convertido en todo un ícono de las exportaciones de vino Premium de Chile.

Su historia se remonta a finales de los años ochenta, cuando este enólogo -de 39 años en esa época- decidió abandonar su trabajo en la Viña Undurraga para participar de un fallido proyecto con Viña San Pedro. Sin trabajo y con una familia que mantener, decidió asociarse con un grupo de amigos, entre ellos Douglas Murray, para comenzar a labrar su propio futuro.

En una parcela en Lontué, cerca de Curicó, sin agua potable ni luz eléctrica, comenzó a forjar lo que hoy conocemos como Viña Montes, una compañía presente en más de 100 países.

La historia de su empresa, así como sus características personales hicieron que el jurado escogiera a Aurelio Montes como el Emprendedor del año. Otro de los factores que pesaron en la decisión fueron su capacidad para emprender nuevos negocios que generan trabajo, que son fuente de innovación y que tienen buenas perspectivas de crecimiento, tanto a nivel nacional como internacional.

Al igual que el año pasado, el ganador en esta categoría viajará a Mónaco a principios de mayo, para participar en la gala empresarial, a la que asistirán emprendedores de 48 países para recibir su premio.

En esa oportunidad, Aurelio Montes tendrá la posibilidad de hacer negocios, asistir a charlas de emprendimiento, mecanismos financieros y estrategia y, además, compartir con personajes del mundo político y empresarial como el ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger.

A Mónaco viajará próximamente el emprendedor del año, Aurelio Montes, para asistir a la gala empresarial de Ernst & Young. En ese lugar se reunirá con otros 48 profesionales galardonados.

Fuente / El Mercurio

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena