Enap evalúa sumar capital privado a exploración en Lago Mercedes

Nov 16, 2007

Gerente general de la petrolera estatal, Enrique Dávila, dice que no es descabellado pensar en traer hasta la zona central los recursos extraídos en Magallanes.

Magallanes, la misma región que muestra un decrecimiento de 22,2% en los meses de julio y septiembre de este año, en comparación con el año pasado, es para grandes petroleras internacionales, y fundamentalmente para Enap, la zona de mayor interés para el futuro.

Al éxito de la licitación de hidrocarburos en Magallanes que llevó adelante el ministerio de Minería, y que reportará inversiones por US$ 267 millones (ver nota relacionada), se suman los trabajos que, con gran sigilo, lleva adelante la petrolera estatal en Lago Mercedes y Dorado Riquelme.

Tanto, que Enap evalúa sumar capitales privados a las tareas de exploración en ambos bloques, los que podrían concretarse con nuevos Contratos Especiales de Operación (Ceop), y que están en la agenda.

-El positivo resultado que tuvo la licitación de Ceop del Gobierno y, en especial, de los tres bloques que los privados operarán en asociación con Enap, ¿cómo lo reciben?

«Claramente, esto para nosotros significa un gran éxito, porque significa que la información geológica y la hipótesis de trabajo exploratorio que hemos hecho durante mucho tiempo han sido valoradas por grandes grupos extranjeros. Hay bonos comprometidos que pagarán las empresas extranjeras a la Enap por participar de estos bloques, por varias decenas de millones de dólares».

-¿Cuándo se van a pagar estos bonos?

A partir de la fase 1 de exploración, cuando se firmen los Ceop, hay determinados plazos para cumplir con las etapas siguientes y completarlos (…) En los bloques Coirón, Lenga y Caupolicán, Enap ha cedido la operación a empresas con experiencia, compañías internacionales que están operando tanto en Sudamérica como en el mundo. Específicamente, en los bloques Coirón y Lenga, nosotros mantendremos el 50% de los derechos, pero la inversión en exploración será financiada completamente por socios».

«Enap demuestra una vez más que es una empresa dispuesta a asociarse con privados y que en Chile existen las condiciones para invertir en la búsqueda de hidrocarburos. Eso es lo fundamental».

«Acá hubo un trabajo muy bien llevado por el Ministerio de Minería, de una forma impecable. El interés que hubo por parte de las compañías muestra la seriedad de la convocatoria, que para Enap significa seguir invirtiendo en Magallanes en conjunto con capital privado y manteniendo inversiones en actividades propias».

-¿Es un modelo que podría replicarse en las otras operaciones de Enap?

«Claro, eso no significa que en las áreas donde estamos trabajando de manera exclusiva no hagamos a futuro Ceop de manera de atraer capitales adicionales».

-¿En Lago Mercedes, por ejemplo?

«Por ejemplo en Lago Mercedes, y es el caso también de Dorado Riquelme».

-¿Qué podría esperar el país de todo el trabajo que comenzará en Magallanes?

«Si tenemos éxito, y en esto quiero ser enfático, porque este es un negocio de riesgo, significa para el país no depender en un 100% del petróleo y gas importado. Significa diversificar la matriz energética nacional, asegurar para la región de Magallanes gas natural y eventualmente petróleo para refinación. Las expectativas son auspiciosas».

-Se habla de gas para Magallanes, pero es una región con una demanda ínfima en comparación con el resto del país. En caso de que hubiese más gas, ¿es posible traerlo a la zona central?

«Sí. Hoy hemos visto que la tecnología de plantas de GNL que se desarrolla permite licuar el gas y transportarlo, y en el caso del petróleo también. Tenemos la ingeniería allá y la experiencia del transporte».

-Se ha criticado a Enap por no dejar que los privados realicen de manera íntegra las labores de exploración…

«En el caso de los hidrocarburos, la presencia de una empresa del Estado garantiza la explotación y exploración de los hidrocarburos. Hoy, los privados internacionales prefieren asociarse con empresas estatales, porque estas tareas tienen, de manera intrínseca, muchos riesgos desde el punto de vista de las reglas del juego, de los contratos que se firman y los respaldos y garantías que tenemos como empresas del Estado».

-¿Por qué los Ceop y las exploraciones en la zona austral no se hicieron antes, si se tenía la certeza de que había recursos naturales importantes?

«Enap trabaja hace más de 60 años explorando y explotando petróleo y gas en la zona (…) Hoy la tecnología sísmica de última generación permite dar más certeza desde el punto de vista de riesgo de la perforación».

-El mejor escenario, pensando en los Ceop, ¿es la independencia energética?

«En esto yo no me atrevo a hacer proyecciones, en esto hay que ser muy prudentes. Lo que sí es muy exitoso que empresas del tamaño de las que ofertaron se interesen. Ellos tienen la capacidad para responder una pregunta como esa».

-¿Pero es una señal?

«Sí, claro».

——————————–
Exitosa licitación de gas

El Ministerio de Minería es el encargado del proceso de licitación de contratos de exploración de nueve bloques en la Región de Magallanes, por los cuales las empresas adjudicatarias se comprometieron a realizar inversiones por US$ 267 millones en las tres fases que contempla el pacto.

Entre las empresas adjudicatarias figuran la francesa Total, la canadiense Apache, Pan-American Energy (sociedad entre BG y la argentina Bridas) y la neozelandesa Greymouth.

La ministra de Minería, Karen Poniachik, valoró el éxito del proceso y señaló que las inversiones definitivas superarán largamente los US$ 267 millones, según el programa, considerando que se deben agregar otros gastos en contratación de servicios, transporte, infraestructura y consultorías ambientales.

Tres de los nueve bloques serán operados por privados en sociedad con Enap, mientras que otros seis, íntegramente por privados. «Esto tendrá un impacto en materia de generación de empleos, oportunidades para empresas proveedoras, incorporación de nuevas tecnologías y, lo más importante, en la consecución de mayores grados de diversificación y autonomía energéticas», dijo la secretaria de Estado.

La empresa que más bloques se adjudicó fue la neozelandesa Greymouth, que obtuvo el contrato de los bloques Porvenir, Brótula Isla Magdalena y Caupolicán (en asociación con Enap).

En estos contratos, la compañía se comprometió a invertir US$ 107 millones, siendo la firma que más invertirá en exploración.

En dos de los tres bloques que los privados operarán con Enap, la petrolera estatal recibirá bonos, ya que la oferta hecha por privados supera el 100% de la inversión, aunque la chilena mantiene el 50% de los derechos.

Pan-American Energy pagará bonos por un total de US$ 17 millones para operar el bloque Coirón, dividido en tres fases, y con una inversión total comprometida por US$ 34 millones.

En el bloque Lenga, adjudicado por Apache, que también es socia de Enap en Egipto, los bonos ascienden a US$ 18,7 millones, con una inversión estimada en US$ 24,9 millones.

Fuente / El Mercurio

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena