Enap anuncia profundo cambio en su política comercial ante históricas pérdidas de 2008

Feb 24, 2009

La estatal perdió US$ 957 millones durante el ejercicio pasado. Sólo la filial de Refinerías anotó cifras negativas por casi US$ 1.100 millones.

La cuarta parte del plan fiscal de US$ 4 mil millones impulsado por el Gobierno de Michelle Bachelet es lo que reportó en pérdidas la Enap. La petrolera estatal anotó en sus estados financieros de 2008 un déficit de US$ 957 millones.

Estas son las mayores pérdidas que haya obtenido una empresa estatal.

La Enap explicó las razones de los magros resultados en su reporte anual, mientras que el gerente general de la firma, Rodrigo Azócar, reveló que en las próximas sesiones de directorio se definirá una completa reestructuración en la política comercial de la estatal, la que comenzará a implementarse durante el primer semestre.

Las pérdidas de Enap, de acuerdo a la explicación dada en el documento presentado a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), responden en gran parte al deterioro en las condiciones del negocio de refinación, que la estatal lleva a través de su filial Enap Refinerías. De hecho, esta sociedad registró pérdidas por US$ 1.096 millones, pero que para efectos del consolidado fueron contrarrestadas por las ganancias obtenidas en filiales como Sipetrol.

Lluvias problemáticas

El cuarto trimestre debe sus elevadas pérdidas -a septiembre el déficit era de US$ 200 millones – a la desvalorización de inventarios. Esto, debido a que pasan entre 45 y 75 días desde que la firma compra y vende el combustible. Considerando los promedios del petróleo (en el tercer trimestre US$ 117 y en el cuarto US$ 59), parte de los inventarios (estimados en 15 mills. de barriles) recogería una pérdida mayor a US$ 50 por barril, lo que supone cifras negativas por hasta US$ 750 millones.

Si bien la estatal poseía coberturas para la compra de productos -las que incluso significaron ganancias y que en su conjunto arrojaron un saldo positivo para la firma- los problemas estuvieron relacionados con el abultado nivel de inventarios que tenían, los que a su vez no poseían coberturas. Esto originó las principales pérdidas.

Los inventarios en tanto crecieron sostenidamente hasta mayo. Esto debido a que todo hacía pensar que el país enfrentaría un año seco y que requeriría volúmenes considerables de diésel para la generación térmica. Pero comenzaron las lluvias y con ello la generación hídrica, lo que dejó a la estatal con inventarios de gran tamaño.

De hecho, pese al fuerte aumento en las compras de diesel registrados hasta mayo, el alza en el consumo de este combustible en 2008 fue de sólo 6,8% con respecto a las cifras de 2007.

A partir del sexto mes del año pasado, la Enap dejó de aumentar sus inventarios, pero el elevado stock hizo que recién este mes la firma pudiese considerar que sus inventarios se encuentran en niveles normales.

Consultado el gerente general de la Enap sobre los cambios que se introducirán en la firma, Azócar no quiso dar detalles, puesto que las medidas aún deben ser aprobadas por el directorio, aunque reconoce que se analizan importantes modificaciones en la gestión y la política comercial incluido el futuro tratamiento que tendrán los inventarios.

De hecho, se casa con una fecha para revertir las históricas pérdidas. Afirma que ya este año la petrolera podría terminar con sus cifras en azul otra vez.

«Hay dos cosas que podemos señalar. Vamos a ser suficientemente eficientes para asegurar que la empresa no va a tener déficit de caja, como en algún momento se dijo y además la empresa va a revertir la situación de los resultados al 31 de diciembre de 2009», señaló Azócar.

«Vamos a ser suficientemente eficientes para asegurar que la empresa no va a tener déficit de caja, como en algún momento se dijo».

Fuente / El Mercurio

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena