En julio los caleros sabrán si venden o no a Pascua Lama

Mar 19, 2009

Es el plazo que se maneja en la minera Barrick para definir, en el marco de su evaluación de costos, si adquirirá la cal para el proyecto binacional en San Juan o en Chile.

(Suplemento Cuyo Minero, Diario de Cuyo) Los productores caleros sanjuaninos, tanto los grandes como los chicos, tienen desde hace tiempo un enorme signo de pregunta pendiendo sobre sus cabezas. Es que pretenden venderle su producto a la minera Barrick para cuando ponga en producción el proyecto binacional Pascua Lama, cuya construcción se prevé que comience en septiembre próximo. Pero la empresa aún no decide si comprará cal sanjuanina o chilena. Esto es parte de los items que debe tener en cuenta en la evaluación de costos para el proyecto. Lo que sí se sabe, y así se lo confirmó una alta fuente de la compañía a CUYO MINERO fuera de grabador, es que a más tardar en julio próximo ya habrá una definición.

El tema tiene en ascuas a los caleros locales, sobre todo ahora que hay vientos a favor de la construcción de la mina, dado que la cotización del oro se mantiene en alza y los costos de combustibles e insumos derivados del petróleo comienzan a bajar.

Por eso los productores de cal sienten que el reloj les juega en contra, sobre todo al considerar que la crisis financiera internacional hizo que la producción anual de cal en la provincia se redujera a 900.000 toneladas, la mitad de lo que procesaban las industrias locales hasta el año pasado (ver aparte).

El asunto, por supuesto, llegó mediante muchas vías de comunicación a los escritorios más altos de Barrick. No sólo los propios productores se encargaron de reclamar prioridad a la hora de que la compañía hiciera su selección de prestadores. También las autoridades provinciales (principalmente el gobernador José Luis Gioja) y nacionales (con el propio secretario de Minería, Jorge Mayoral, a la cabeza) intercedieron para darle un marco más institucional al pedido.

De todos modos, la respuesta no es una cuestión de voluntarismo, sino estrictamente de números. Las versiones más firmes que circulan en el sector establecen que en abril próximo se dará a conocer oficialmente el anuncio de construcción de la mina, algo que sucedería en septiembre de este año. Mientras tanto, Barrick debe afilar el lápiz, calculadora en mano, para ver sus conveniencias tanto en la construcción como en la producción.

Ese proceso, según reveló la fuente, es el que permitirá que a lo sumo en julio próximo ya haya una decisión tomada acerca de si comprar la cal a los sanjuaninos o no. Es que el último informe de impacto ambiental presentado por la minera preveía que la cal fuera adquirida, al menos una parte, en un yacimiento que la empresa posee en Chile, llamado Potrerillos.

Cuando trascendió esa noticia, tuvo una mala repercusión en los productores caleros de la provincia. El motivo fue que durante 2008, los caleros sanjuaninos realizaron inversiones record pensando en ampliar el sector, debido a la posible proveeduría calera para Pascua Lama.

De esta manera surgió la intervención de la Secretaría de Minería de la Nación que llamó a una reunión entre los proveedores caleros y los representantes legales de Barrick. “La reunión se realizó para que los propios caleros de San Juan explicaran a los responsables de Barrick cuál es la producción de cal de la provincia, qué calidad se tiene, cómo se trabaja y por qué es conveniente que compren la cal de San Juan para el proyecto Pascua Lama. También cómo se opera logísticamente y cómo se haría para llevar todos los días la cal en los camiones hasta el proyecto”, expresó José Herrera, encargado de Prensa de la Secretaría de Minería de la Nación.

De esta manera, representantes de Barrick para Pascua Lama se comprometieron a reunirse y presentar la propuesta de las cales sanjuaninas para el proyecto binacional ante las máximas autoridades de la casa central de la compañía, en Toronto, Canadá. La propuesta fue presentada en la Convención de Acción y Prospección de Minas de Canadá (PDAC) 2009, la feria minera más importante del mundo, que se realizó durante los primeros días de marzo.

Otra de las reuniones importantes fue la que sostuvo en San Juan el gobernador Gioja con Aaron Regent, nuevo presidente de Barrick Gold. Protocolarmente se informó que se reunieron para fijar la fecha de inauguración del proyecto Pascua Lama. Pero Gioja aprovechó también la reunión para solicitarle tuviera en consideración las cales sanjuaninas para los trabajos del proyecto binacional.

Pascual Lama requerirá 412.000 toneladas de cal por año. Actualmente el precio de la cal en San Juan es semejante al de la cal chilena. La diferencia radica en que los calíferos sanjuaninos poseen al menos un 95% de calcio útil, a diferencia de las cales chilenas que alcanzan un 86%. Esto hace que las cales de la provincia de San Juan sean mucho más rendidoras.

Jaime Bergé, vicepresidente de la Cámara Minera de San Juan y empresario del sector, comentó: “Hay que tener en cuenta que por más petición que se realice para que la cal de Pascua Lama sea comprada en la provincia, las empresas mineras no hacen beneficencia, hacen negocios, si les conviene lo hacen, si no, no lo van a hacer”, y concluyó: “Yo tengo esperanzas de que se pueda concretar. Implicaría un gran crecimiento para la industria calera de San Juan, además la provincia está capacitada para satisfacer la demanda de cal del proyecto Pascua Lama. Pero ahora queda todo en manos de la empresa”.

Fuente / Suplemento Cuyo Minero, Diario de Cuyo, Argentina

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena