El renunciado timonel de la petrolera: “Las cosas no han sido fáciles con Hacienda”

Dic 30, 2008

El gerente general aprovechó el Día del Petróleo, que celebra todos los años la estatal con sus empleados, para anunciar su salida.

Pasadas las 11.00 horas de ayer, Enap realizó la ceremonia oficial del Día del Petróleo, evento que contó con asistencia de más de 300 empleados. Fue esa ocasión la elegida por el ex gerente general de Enap Enrique Dávila para analizar la situación de la empresa y anunciar formalmente su retiro. Estos son algunos extractos del discurso que improvisó el ejecutivo:

El rol energético de Enap

“Cuando en 2004 me tocó asumir la gerencia general nos dimos cuenta de que la situación energética del país estaría complicada. En 2005 se comenzaron a producir cortes de gas natural y esto se desata con fuerza y con todo el impacto, que implica para Enap, en mayo de 2007. Esto significó menores ingresos y mayores costos.

Ya desde esa época comunicamos al directorio y representantes del gobierno que Enap asumía un rol para darles continuidad de suministro al país y a la economía. Pero miramos con preocupación el futuro, porque asumir ese rol tiene un precio. Por eso es que desde 2007 planteamos la necesidad de capitalizar a Enap para responder a todos los desafíos que tenía”.

Los golpes que enfrentó

“A fines de 2007, cuando se hacen anuncios de sequía, Enap con gran parte de la industria debió suministrar diésel para la generación eléctrica térmica, que llegó a representar el 50% del sistema eléctrico. Eso implicó asumir un rol, dado que no había gas, ni agua.

Además, a fines de 2007 se comenzó a producir un fenómeno que hemos vivido en toda su dimensión: comenzó a subir el precio del gas, del petróleo y del diésel, y aumentaron nuestros costos. Así comenzamos a vivir una situación de volatilidad. Luego llegó la crisis financiera internacional.

¿Por qué nos impactó? Para comprar crudo y combustibles, como el diésel, teníamos que endeudarnos en el corto plazo y de los más de 20 bancos con los que operábamos se nos redujo rápidamente a no más de siete. Todo esto significó un esfuerzo financiero en la Enap. Pero había que seguir como si nada, aunque no tuviéramos gas, un problema de soporte energético y con crisis financiera internacional.

Además, después bajó el precio del petróleo. El crudo que comprábamos a US$ 110 hoy lo vendemos con suerte a US$ 40. Todo eso en beneficio de los consumidores chilenos y a cuenta de los costos de Enap.

Su renuncia

“Creo que se requiere para el próximo año otra persona con mayor fluidez que yo para entenderse con las autoridades pertinentes, para enfrentar los momentos difíciles que estamos viviendo y que estoy seguro vamos a salir adelante. Gracias a la línea y trayectoria trazada enfrentamos 2009 con un presupuesto aprobado e inversiones desarrollándose.

Claramente he sentido todo el apoyo de ustedes, los dirigentes sindicales y del directorio. Pero las cosas no han sido fáciles con el Ministerio de Hacienda. Creo que se necesita aquí una persona que tenga una mejor y fluida relación con las autoridades que dan el visto bueno a todo lo que la Enap realiza”.

Fuente / La Tercera

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena