El potencial minero de sus vecinos amenaza el predominio de Chile

Feb 26, 2007

Perú es el país con mayor potencial minero del mundo -junto con Rusia- si no se consideran las restricciones relacionadas con la legislación.

Chile es actualmente el mayor productor de cobre del mundo. Los países vecinos están muy atrás en su desarrollo minero. Según el último ranking del instituto Fraser, Chile es el país con mayor potencial minero a nivel mundial. En la región sólo Brasil se acerca algo, pero desde un lejano puesto número trece.

Sin embargo, una ola de nuevos gobiernos ha comenzado a tomar conciencia de sus posibilidades en esta industria. Después de todo, la cordillera de los Andes y una geología similar unen a gran parte de Sudamérica.

El presidente Evo Morales anunció a mediados de febrero que Bolivia comenzaría “una gran era del cobre”, al iniciar la producción de la mina Corocoro con una inversión de US$ 500 millones, adoptando el modelo de la estatal chilena Codelco.

En Perú, Alan García basó su campaña presidencial en la promesa de replicar el modelo económico chileno y superarlo en su propio juego. El gobierno de Lima espera que la producción de cobre aumente 10% este año gracias a la entrada en operaciones del nuevo yacimiento de la minera Cerro Verde, en enero, la que le permitirá triplicar su producción a 300 mil toneladas anuales.

En Argentina, en tanto, estudios del Servicios Geológico Minero (Segemar) señalan que el país tiene potencial para convertirse en el quinto competidor mundial de la industria, “por delante de Chile, México y Rusia”.

Talento natural

La gran ventaja de la industria chilena radica en su estabilidad jurídica y clima de inversión. Sin embargo, excluyendo los aspectos legislativos, el potencial minero de sus vecinos se dispara, superando inclusive en algunos casos al de Chile. De hecho, considerando exclusivamente las condiciones geológicas, Perú es el país con mayor potencial minero del mundo (empatado en el primer lugar con Rusia). Chile, en tanto, retrocede fuertemente al lugar once, y la diferencia con Bolivia se reduce considerablemente.

Los últimos gobiernos peruanos han reconocido esta situación y están tomando medidas para sacar mejor provecho de esos recursos. La minería se ha vuelto tan importante que desde el año 1993 Perú ha duplicado su producción de minerales. La producción de oro se multiplicó ocho veces entre 1990 y 2002, mientras que la de estaño se multiplicó por siete. La de cobre, en tanto, creció 160% en ese mismo lapso. La privatización de la gran minería nacional, emprendida por el gobierno en 1991, ha atraído a más de cien empresas extranjeras.

Según un documento del Banco Central, los planes de inversión minera alcanzarán US$ 9.902 millones en 2007, con trece proyectos en etapa de implementación, principalmente en cobre y oro.

Perú posee 16% de las reservas de minerales conocidas, incluyendo 15% de las de cobre y el 7% de las de zinc. Se estima que hasta la fecha Perú únicamente ha extraído 12% de sus recursos minerales y que con tecnología adecuada podría triplicar su actual producción, especialmente en metales básicos.

Sin embargo, la actividad en Perú todavía tropieza con algunos problemas jurídicos. Muchos pueblos indígenas mantienen una férrea oposición a la explotación de los recursos y existe un fuerte reclamo por el impacto medioambiental de los proyecto.

Para poder impulsar las nuevas iniciativas sin generar conflictos, el gobierno y las empresas han ido acordando la asociación de los proyectos a programas sociales, como inversiones en escuelas, planes de empleo y desarrollo comunitario.

En Bolivia, otro miembro de la región andina, el panorama es distinto. Debido a los planes de nacionalización del gobierno de Evo Morales, el clima para la inversión extranjera se ha deteriorado. Pero las autoridades esperan capitales de Venezuela (su aliado estratégico en la región) Libia e Irán. Con una inversión inicial cercana a los US$ 500 millones, Morales quiere convertir a la mina a tajo abierto de Corocoro en un rival para la chilena Chuquicamata.

Nuevo El Dorado

Aparte del cobre, el recurso que ha traído más riquezas para Chile, en los territorios vecinos existe abundancia de oro, y en los últimos años se ha producido una verdadera fiebre por el metal precioso. En Brasil, la locura del oro ha golpeado tan fuerte que personas de todos los oficios está llegando en masa a la región de la Amazonía bautizada como “El Dorado de Juma”. En los últimos años ha revivido el auge del oro que se sacudió al país en los ’80.

En Argentina, en tanto, las inversiones en este sector, que eran prácticamente nulas en 1992, superan los US$ 1.000 millones anuales desde 2001. El cordón de Los Andes por el lado argentino está siendo explorado por unas 40 mineras, entre las que se encuentran algunos de los mayores productores del mundo, como Barrick (Canadá), Xstrata (Suiza) y Anglo Gold (Sudáfrica).

Pero la expansión de la industria en Argentina no se restringe sólo al oro. Tras la crisis financiera de fines de 2000, el gobierno ha implementado una serie de reformas para atraer inversionistas, que incluyen la formulación de un Plan Minero Nacional.

Según datos difundidos por el diputado Dante Canevarolo, vicepresidente de la comisión de Minería del Congreso nacional, la inversión minera en distintos metales creció casi 30% en 2005 a 2.500 millones de pesos argentinos (US$ 801 millones). La exploración anotó un récord en 2006 con 450 mil metros de perforaciones. Y entre los años 2003 y 2005 el número de proyectos mineros creció 400%.

Fuente / Diario Financiero

Lo último

BHP retira oferta de compra por Anglo American

El presidente de la minera confirmó que la australiana no procederá con su intento de adquirirlos: «Anglo American ha delineado un camino claro para acelerar la implementación de su estrategia y desbloquear un valor significativo para sus accionistas».

Te recomendamos

BHP retira oferta de compra por Anglo American

El presidente de la minera confirmó que la australiana no procederá con su intento de adquirirlos: «Anglo American ha delineado un camino claro para acelerar la implementación de su estrategia y desbloquear un valor significativo para sus accionistas».

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena