El fin del par de cobre en las telecos

Mar 11, 2013

Las empresas que han heredado infraestructuras de conexión con par de cobre han decidido invertir en reemplazar este elemento por fibra óptica y a la vez aprovechar el cobre para desarrollar sistemas híbridos de red con el objetivo de entregar una nueva experiencia de navegación a los usuarios.

(Pulso)El par de cobre, tecnología que dio origen al desarrollo de las telecomunicaciones, estaría dando un paso al costado. El explosivo crecimiento que ha experimentado el mercado durante los últimos años ha obligado a las empresas a buscar opciones que puedan satisfacer de mejor manera las necesidades de los usuarios.

Movistar, que maneja la mayor red de par de cobre en el país, tiene hoy puesto el foco en desplegar la fibra óptica con una inversión millonaria. “Hemos desarrollado 16 mil kilómetros de fibra óptica en Chile y tenemos 500 mil hogares en capacidad para poder instalar servicios sobre fibra, además de las 1.300 grandes empresas que ya están conectadas con enlaces de fibra óptica”, destaca la compañía.

El proyecto implica aprovechar las redes desplegadas con par de cobre para rentabilizar al máximo la inversión que allí se hizo y no desechar la infraestructura que cubre a gran parte del país.

La idea es tomar la ventaja que presenta la fibra para cambiar la experiencia de los usuarios en los hogares, debido a que permite desarrollar velocidades a un estándar más alto e incorporar nuevos servicios como IPTV o televisión sobre internet.

Cristián Rojas, director ejecutivo de la consultora de Regulaciones y Mercados, explica: “Uno tiende a pensar que el despliegue de la plata externa de cobre va a ir teniendo un freno, ya que las empresas de telecomunicaciones tienen puestas sus inversiones en la fibra a la casa por el ancho de banda que ofrece a los clientes terminales”.

Para el experto, este efecto está dado por dos factores: primero, por una razón tecnológica se prefiere fibra óptica, ya que los anchos de banda que se logran y las velocidades de datos son más eficientes. Segundo, la brecha de precios entre equipos de fibra y los de cobre ha disminuido considerablemente.

“Antes, la diferencia era mayor, ya que los equipos de cobre eran mucho más baratos que las otras opciones. Pero la masa crítica y el desarrollo de las telecomunicaciones ha permitido que los equipos terminales de última tecnología del lado de los clientes sean cada vez más accesibles para los usuarios”, destaca.

El gerente de Productos y Servicios Movistar, Rodrigo Sajuria, precisa: “Estamos en un proceso de modernización de la red Movistar, donde vamos acercando cada vez más la fibra óptica al hogar de nuestros clientes. Idealmente, donde hay desarrollos inmobiliarios nuevos vamos con fibra hasta el hogar, pero donde ya tenemos desplegada la red de cobre es más eficiente poner fibra hasta el armario y la última milla la hacemos con cobre. Esto nos permite brindar un mejor servicio a nuestros clientes. Gracias a este proyecto, clientes que antes alcanzaban velocidades máximas de 8 Mbps ahora pueden navegar hasta los 40Mbps”.

Si bien todo apunta a que el par de cobre sólo puede sobrevivir si va de la mano con el sistema VDSI, que es un híbrido de par de cobre con fibra, Rojas explica que hay sectores dentro de la población en la que se mantendrá sí o sí en el mediano plazo las líneas de cobre debido a los costos asociados que trae reemplazar las redes.

“Hay sectores de la población que tienen menos disposición a pagar más por un servicio, por lo tanto, reemplazar el cobre por la fibra no va a ser rentable para las empresas. Así, en ciertos sectores se mantendrá el cobre para seguir con esos clientes y se invertirá en reemplazar la red en zonas que son más rentables para la compañía, como en sectores medios, pero medios bajos no . Esto va a ir cambiando a medida que las personas y usuarios aumenten sus ingresos o que de forma paralela el gobierno entregue subsidios para esa zona y que se pueda acceder a un mejor servicio”, remata.

Proyecto de fibra óptica de Movistar avanza rápido
Telefónica lanzó en 2010 un proyecto para llegar con fibra óptica a los hogares del país, con una inversión de US$2.500 millones y que beneficiaría a más de 700 mil familias.

La primera fase del despliegue se realizó en la Región del Biobío para más de 50 mil hogares, como una señal de apoyo a la reconstrucción en las zonas afectadas por el terremoto del 27 de febrero de 2010.

Tras esta etapa, el proyecto estipulaba extenderse a Viña del Mar, Valparaíso, Chicureo, Las Condes, Providencia y Santiago Centro.

En la oportunidad, Movistar explicó que con esta nueva infraestructura los usuarios residenciales que contrataran el servicio podrían acceder a mayores velocidades de conexión a internet, lo que según la compañía beneficiaría ampliamente al sector educación, permitiéndoles innovar en la forma y los contenidos ofrecidos a los alumnos en las aulas.

A la fecha son cerca de 500 mil hogares los que pueden acceder a este servicio y se ha desplegado un total de 16 mil kilómetros de fibra óptica en el territorio nacional.

Se estima que en redes VDSL, que es la tecnología de cobre más fibra, se están alcanzando los 40 Mbps, mientras que con fibra no existe una limitación tangible de la velocidad.

Fuente /Pulso

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena