El boom del oro que se viene

Nov 29, 2012

Proyecciones positivas de precios para el metal, bajas en la producción mundial y su utilización como refugio, anticipan un buen escenario para las inversiones en el sector.

(Estrategia) El sector aurífero ha tomado creciente importancia en Chile en los últimos diez años, y las inversiones a partir del 2013 comenzarán a registrar una considerable y progresiva alza hacia el 2020. Al 2012 las inversiones en el área ya superan los US$4.500 millones, pero el fuerte impulso que promete tomar esta industria desde el próximo año permitirá además que nuestro país asuma un rol de mayor relevancia en el mercado global, con una inyección superior a los US$20.000 millones para el 2020.

Actualmente Chile tiene una participación de sólo 2% a nivel mundial, indica la USGS, con una producción que se ha mantenido entre las 38 y 40 TPA anuales desde el 2002. Pero la tendencia ya marcó un precedente el año pasado con la generación de cerca de 45 TPA.

Según comentó a ESTRATEGIA el vicepresidente regional para Asuntos Externos de Kinross, José Tomás Letelier, “en los últimos diez años la minería del oro ha tenido un desarrollo espectacular, hay una cantidad importante de grandes proyectos que van a entrar en producción como Pascua y Cerro Casale, que transformarán a Chile en un importante productor de oro a nivel mundial”.

De acuerdo a estimaciones de Cochilco, sólo entre el 2013 y el 2015 se invertirían unos US$10.103 millones sin considerar proyectos de menor envergadura. Hacia el 2016 el agregado de inversión destinado al oro representará un 19% del total de la minería. Junto a esto es destacable que de los US$19.850 millones consignados para los más importantes proyectos auríferos, el 98% corresponden a capitales canadienses que se concentran en la Segunda y Tercera regiones.

Las razones

El alza de precios registrada por el metal en los últimos años es la explicación lógica para esta fiebre del oro. En este sentido, Charles Jeannes, CEO y presidente de Goldcorp, aprecia de manera positiva el mercado. “En los siguientes 12 meses esperamos que en muchas ocasiones los precios del oro sobrepasen los US$2.000 la onza. Esto se mantendrá no sólo en el corto plazo, creo que también es un fenómeno a largo plazo. Los inversores estamos felices”.

Existen otros factores asociados al alza de precios que dan luces sobre las razones del boom de inversiones que se avecina. Para Ignacio Salazar, chief financial officer de Orosur, “el precio va a mantenerse en el corto plazo, porque las cosas no están bien en Europa y Estados Unidos y difícilmente esos problemas se resolverán rápido. Estados Unidos va a seguir imprimiendo moneda y los inversores van a buscar al oro como un refugio, porque se va a generar una inflación importante con toda la moneda que se está generando. El componente financiero es determinante en el precio del oro”.

Letelier señala que, además, “cada día se hace más difícil encontrar oro en el mundo. Las compañías han crecido mucho, se produce mucho, pero hay que reponer esas reservas que día a día se consumen en mayor volumen. Eso ha llevado a tener que aumentar notablemente la exploración”. Salazar coincide en este punto y agrega que “ya no existen los yacimientos de fácil explotación de antes, lo que hay son minas con leyes mucho menores o si son altas deben desarrollarse con un riesgo muy elevado”.

Carrera con obstáculos

El ejecutivo de Kinross, por otra parte, aborda el tema del alza generalizada de costos en la minería como otro problema que obstaculiza un desarrollo más fluido de las inversiones. “En los últimos cinco años ha habido un incremento en los costos de por lo menos 30% a 40% promedio.Hoy nuestros costos marginales están sobre los US$600 la onza en promedio. A eso hay que sumarle costos de capital, costos financieros, que varían muchísimo de una operación a otra”.

Jeannes, de Goldcorp, reconoce que existen algunas trabas en nuestro país. No obstante, ve positivamente a Chile como destino de inversiones. “Es un excelente lugar, continuamos creyendo eso. Hay un desafío en todos lados, la minería no es un negocio fácil. Vale la pena hacer el esfuerzo e invertir superando las dificultades”. Indica que el suministro energético es uno de los temas que preocupa a la compañía pues definitivamente afecta y afectará al rubro. “Creemos que hay una variedad de soluciones para nuestros proyectos y consideramos todas las alternativas, confiamos en la gestión del gobierno sobre este problema, pero buscaremos otras soluciones también”, señala.

Producción al 2020

El impacto del alto valor del oro, al igual que en otros metales, ha tenido notoriedad en las exportaciones. Chile pasó de exportar US$256 millones del recurso en el 2002 a totalizar cerca de US$1.456 millones en el 2011, lo que representó un 1,8% de participación en el total de las exportaciones locales de ese año. De esta forma, la continuidad de la buena racha en el precio del oro junto a un explosivo aumento de la producción, auguran una mayor participación del oro en las exportaciones chilenas.

El último informe de Cochilco detalla que los proyectos considerados hasta el final de la década aportarían más de 113 TPA a las actuales 45 TPA, acercando significativamente a Chile a magnitudes de producción de países actualmente líderes en esta industria como Perú que, de acuerdo a la World Metal Statistics, registró 164 TPA en el 2011. Algunas de las operaciones que resultarán determinantes para alcanzar estas cifras son Cerro Casale, de Barrick (31,1 TPA); Caspiche, de Exeter (21,6 TPA); Pascua, de Barrick (19,8 TPA), y El Morro, de Goldcorp (11 TPA), entre otras.

Fuente / Estrategia

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena