Despidos en minería: «En situaciones difíciles hay que tomar estas medidas dolorosas»

Ene 23, 2009

Solidariza con las empresas que anunciaron despidos y dice que sería peor que hubiera cierres de compañías por no tomar medidas. Además, espera que quienes anunciaron paralizaciones entiendan que estas decisiones son necesarias.

El mundo de la minería debe estar tranquilo. Ese es el mensaje de Javier Cox, gerente general del Consejo Minero, pues dice que hemos vivido esta situación antes. «De hecho, las inversiones que nos permitieron capturar los precios altos se hicieron en momentos en que los precios eran mucho más bajos», cuenta.

-Las grandes empresas han cursado cerca de 3 mil despidos y el ministro de Minería, Santiago González, ha manifestado su preocupación por esto…

«Como todos, estamos impactados con las noticias. Como asociación gremial, no nos pronunciamos sobre las relaciones laborales, porque esas las conduce cada empresa en forma directa, (pero) no podemos dejar de manifestar nuestra solidaridad con esas empresas y trabajadores. No nos cabe ninguna duda de que son estrictamente necesarias. Mucho más complicado sería que por no tomar estas medidas tuvieran que cerrar las operaciones; en ese caso implica el despido del total de los trabajadores. Las empresas tienen que preocuparse de mantenerse competitivas en costos y de esa manera, poder sobrevivir».

-¿Qué hubiese pasado si Codelco y las demás mineras hubiesen accedido el año pasado al dictamen de la Dirección del Trabajo de internalizar a los subcontratados?

«Estaríamos en una situación peor todavía. Las empresas tienen que funcionar con los trabajadores que necesitan, que son productivos y eficientes, y a los costos que el mercado establece. Y si eso empieza a distorsionarse por razones exógenas o imposiciones de terceros, nos enfrentaríamos a una situación de costos más complicada. La minería es así. El único que puede asegurar su subsistencia es aquel que en períodos de bonanza y baja de precios nunca se olvida de mantener su control de costos».

-La federación minera dio un ultimátum al gobierno y anunció paralizaciones…

«Espero que ellos sepan entender que estas medidas van en el mejor interés de ellos. Al final, lo importante es que se aseguren las fuentes de trabajo y que las empresas sigan funcionando. En situaciones difíciles hay que tomar estas medidas dolorosas».

-Los trabajadores se reunieron ayer con el ministro Santiago González…

«Uno puede entender que existan las ganas de conversar estos temas con las autoridades, pero al final quienes tienen la responsabilidad de mantenerse competitivos y de asegurar la fuente de trabajo son las empresas. Cada uno tiene que cumplir con sus responsabilidades dentro del ámbito de sus atribuciones y de lo que le fija la ley, y mientras eso se respete, cualquier conversación no es perjudicial».

-Frente a la crisis internacional actual, ¿qué pasa con los proyectos en toda la minería?

«Las empresas están revisando sus carteras de proyectos. Más que nada lo que se está dando es una revisión, suspensión y adecuación, pero la mayoría de los proyectos que estaban contemplados debieran seguir adelante. Esperamos que la reducción de personal no se intensifique, pero no se puede descartar, pues va a depender de que la situación económica actual no se deteriore (…) no podemos tener miedo frente a un escenario de precios bajos, los hemos tenido y probablemente los vamos a volver a tener».

-¿Qué va a pasar con las exploraciones en este escenario?

«Nos preocupa que nuestra participación relativa en la exploración ha ido cayendo. Por lo tanto, nosotros no podemos dormirnos en los laureles».

-A fines de 2009 habrá negociaciones colectivas. ¿Cuál cree que será la tónica de esas conversaciones?

«Cada compañía negocia directamente con sus trabajadores. Sería muy deseable que los trabajadores pudieran tomar conciencia y entender cuál es la situación por la que pasan las empresas, y ajustarse a la realidad».

-Respecto al clúster minero, uno de sus fines es replicar experiencias donde las minas se terminaron, pero quienes les proveían servicios siguieron vigentes a nivel mundial. ¿Es posible lograr eso en Chile?

«Lo que ha sido exitoso en el mundo es que de ser proveedores locales se conviertan en exportadores de bienes y servicios mineros. Este es un país que debiera ser capaz de ser líder en este sentido. De hecho, ya hay proveedores nacionales que han dado el salto y que ahora están proveyendo máquinas, servicios y equipos fuera de Chile».

«LAS EMPRESAS tienen que funcionar con los trabajadores que necesitan y a los costos que el mercado establece».

Sector minero ha perdido el 15% de su fuerza laboral por despidos

Un desolador panorama describió ayer el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Alfredo Ovalle, respecto de la realidad de la actividad.

Según los cálculos gremiales, al 31 de diciembre de 2008 el sector había perdido unos 12 mil puestos de trabajo, lo que equivale al 15% de la fuerza laboral total del sector. La cifra podría incluso subir.

Esto, sumando los despidos ocurridos tanto en la gran como en la pequeña minería y, además, entre empleados propios y subcontratados. En esta misma línea, Lomas Bayas (operada por Xstrata Copper) anunció ayer que desvinculará a 19 trabajadores.

Alfredo Ovalle señaló además que la minería está postergando, debido a la crisis, unos US$ 10 mil millones en inversión -un cuarto de lo previsto el año pasado- en espera de tiempos mejores. Agregó también que prevé que el precio del cobre en 2009 fluctúe entre US$ 1,4 y US$ 1,8 por libra.

Fuente / El Mercurio

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena