Codelco encontró yacimiento similar a Gaby en Brasil y explora nuevas zonas

Nov 8, 2005

Descubrimiento ya tiene identificados recursos por hasta 2,5 millones de cobre fino, con una ley superior a 1% de cobre

La estrategia de internacionalizar sus actividades comenzó a presentar los primeros frutos para la estatal Codelco. La compañía está terminando una serie de sondajes en Brasil que le permiten asegurar el descubrimiento de un yacimiento de entre 80 millones y 100 millones de toneladas de minerales con una ley de cobre superior al 1%.

Lo que es mejor, la firma sigue realizando exploraciones en zonas cercanas al yacimiento Boa Esperança, en el sector de Carajás -en el céntrico Estado de Pará-, donde podría encontrar otros yacimientos de ese tipo.

El vicepresidente corporativo de desarrollo de Codelco, Juan Enrique Morales, afirmó que “con esa ley, que es mejor a las que tenemos aquí en Chile, y ese tamaño, podría llevarnos a un yacimiento cercano a los 2,5 millones de toneladas de cobre fino, o sea, podría ser un nuevo Gaby, pero de mejor ley, lo que haría más rentable su explotación”.

Para hacerse una idea de la buena ley del mineral, basta con señalar que la estatal opera en Chile muchos yacimientos cuya ley de cobre es bajo el 1%. Chuquicamata por ejemplo tiene una ley de 0,9%, mientras que en el proyecto Gaby alcanza a 0,41%.

“Por ahora tenemos delimitado el yacimiento y tenemos evidencias de un sector mucho más amplio, que nos permite justificar ante nuestras instancias que nos permiten obtener fondos de que vale la pena seguir estudiando en el sector”, sostuvo.

Las operaciones de la estatal en Brasil las está realizando a través de su filial Codelco do Brasil, sin socios por el momento. El ejecutivo dijo que una vez que se decida realizar la inversión -para lo cual pueden pasar fácilmente unos 5 años- se deberá definir si se incluyen o no socios.

Morales destacó además que en este momento Brasil es el país donde más se está invirtiendo en exploración dentro de Latinoamérica. Cabe recordar que el liderazgo que tenía Chile en los 90’ cedió al atractivo que también están generando México y Perú en la región, cayendo al 4º puesto dentro de Latinoamérica y 9º en el mundo.

La firma también está desarrollando exploraciones en México, junto a la empresa Peñoles, pero allí sólo han descubierto un par de yacimientos de baja ley. En todo caso, esto no les ha impedido continuar con la tarea, pues actualmente está evaluando con sus socios los caminos a seguir en su estrategia de busca de yacimientos.

Inversión

Morales dijo que desde 1992 a la fecha, la estatal ha invertido alrededor de US$ 250 millones en exploraciones. Uno de los datos más relevantes a su juicio es que si la estatal vendiera todo lo que ha conseguido gracias a estas inversiones -sólo en la condición en que se encuentran- obtendría alrededor de US$ 400 millones.

Uno de los elementos que destacó el ejecutivo son los beneficios de la ley 19.137, que le permitió a la estatal desarrollar la asociatividad en proyectos con terceros a partir de 1992. A la fecha, la estatal ha realizado 36 asociaciones, donde entrega pertenencias mineras para exploración, de las cuales ha conseguido la materialización de al menos dos proyectos. El más reciente es el yacimiento de oro y plata Purén, que pondrá en marcha esta semana con su socio Mantos de Oro (Placer Dome), en la Tercera Región.

Otro de los beneficios obtenidos con la mencionada ley es haber encontrado yacimientos posteriores en proyectos que no fueron atractivos para algunos socios y que luego de nuevos sondajes arrojaron resultados más favorables. Entre ellos está el yacimiento Inca de Oro en la Tercera Región, que actualmente es mencionado por la estatal como una de las alternativas de trabajo luego del término de los yacimientos actuales de la División Salvador, cercanos a la ciudad de Diego de Almagro.

En este yacimiento se están realizando nuevas etapas de exploración y mediciones, que a la fecha dan cuenta de cifras por entre 300 millones y 400 millones de toneladas de mineral, con una ley de cobre de 0,8%. Para el próximo está proyectado el término de los estudios en esta área.

Junto a otros descubrimientos del período, como el cluster Toki en la Segunda Región, la estatal suma entre 22 millones y 24 millones de toneladas de cobre fino para los próximos años, lo que en la práctica le agrega reservas por 10 a 15 años al ritmo de producción actual (1,7 millones de toneladas de producción anual).

La ley 19.137 hizo posible además el traspaso de pertenencias mineras no rentables para la estatal a Enami, para que este a su vez realizara procesos de licitación a terceros. Hasta ahora se han entregado del orden de 80.000 hectáreas a la Enami y hay otras 100.000 hectáreas en proceso de traspaso.

Fuente/El Diario

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena