Chile plantea que Reach va en contra de principios OMC

Oct 28, 2005

Esta es la base de la posición chilena frente al nuevo reglamento europeo desarrollada por el Departamento de Comercio Exterior del Ministerio de Economía.

La nueva regulación de sustancias químicas que está desarrollando la Unión Europea (UE) conocida como
Reach, va en contra de los principios del Acuerdo de Obstáculos Técnicos al Comercio (OTC) de la OMC y podría afectar de manera excesiva, especialmente a los envíos de productos mineros.

Esta es la base de la posición chilena frente al nuevo reglamento europeo, la que está explicitada en la minuta desarrollada por el Departamento de Comercio Exterior del Ministerio de Economía, que lidera Ana María Vallina, que viene analizando el tema desde su génesis.

En el documento también se especifica que entre las medidas que el país solicita al viejo continente están el excluir de la aplicación del Reach (Registro, Evaluación y Autorización de Químicos) a los minerales y metales, particularmente, aquellos comercializados en su forma masiva como el cobre.

Existen bastantes puntos que generan preocupación y que “en opinión de muchos países que han presentado sus comentarios (entre ellos Chile) hacen que el proyecto de reglamento, tal como se notificó, vaya en contra de los principios del Acuerdo de OTC de la OMC. En particular, esta regulación estaría siendo más restrictiva al comercio de lo necesario para cumplir sus objetivos (proteger la salud y el medio ambiente del efecto de los químicos)”, plantea la minuta.

Y agrega que “de hecho dichos objetivos se podrían cumplir con una regulación mucho más simple y clara, tal como los desarrollos en el mundo de iniciativas basadas en gestión de riesgo”.

Productos afectados

El texto explica que la alta incertidumbre sobre la aplicación de este reglamento –que será votado en noviembre en el Parlamento Europeo- genera varios escenarios posibles, siendo el más pesimista el que implicaría que prácticamente todos los envíos a la UE fuesen afectados, entre los que se incluyen: cobre y demás minerales, productos químicos, y celulosa.

“Algunos de los criterios del Reach, como los requisitos por volumen, la excepción del petróleo y algunos de sus derivados y la necesidad potencial de múltiples registros entre otros, podrían afectar este sector (minero) de manera excesiva y no-equitativa sin alcanzar necesariamente los objetivos buscados”, precisa el texto.

Agrega que “por otra parte, las sustancias químicas se relacionan mayoritariamente con Pymes, y el Reach podría implicar tal impacto para dichas empresas que las obligue a dejar el mercado”.

En este punto, menciona el ejemplo de una mediana empresa que exporta cerca de 850 toneladas de arena de cromita al año al viejo continente, el cual es su principal producto y la UE es su principal mercado. Por los volúmenes asociados, la empresa podría tener que enfrentar costos de registro de hasta US$ 650.000, pero en vista del precio por tonelada de la sustancia (menor a US$ 500), la firma probablemente se vería en dificultades para pagar dichos costos.

En cuanto a los preparados y artículos, la minuta advierte que el Reach es aún menos específico, lo que levanta muchas preocupaciones acerca del impacto final en los productos que contienen sustancias que potencialmente se podrían tener que registrar. “Las preocupaciones de Chile al respecto se enfocan en la incertidumbre que rodea la aplicación del reglamento en estos casos, particularmente porque estos productos son exportados principalmente por Pymes”, señala.

Medidas a solicitar

Entre las medidas que el gobierno solicita, aparece en primer lugar el excluir de la aplicación del Reach a los minerales y metales, particularmente aquellos comercializados en su forma masiva como el cobre, salvo los conocidamente peligrosos. “Los productos derivados del petróleo ya han sido excluidos, por lo que esta medida desigual afecta la competitividad de los minerales y metales, ya que podría llegar a estigmatizarlos, y no existiría evidencia clara para justificar este tratamiento diferenciado. Por ejemplo, el cobre cuenta con evaluación de riesgo certificada, con el apoyo del gobierno de Italia y ya entregada a la CE”, indica el texto.

Como segunda medida, Chile insta a apoyar las enmiendas tendientes a evitar registros múltiples de la misma sustancia. “Esta preocupación surge especialmente en relación con las sustancias con composiciones variables. La multiplicidad de registros implicaría un encarecimiento de los costos directos para cumplir con los procedimientos y entrega de información requeridos por Reach, convirtiéndolo en un gran obstáculo al comercio”, se detalla.

También se solicita reglamentar en forma clara la aceptación de pruebas realizadas fuera de la UE a las sustancias químicas objeto de la aplicación del Reach. Esto porque, a juicio del gobierno, si se aceptan como válidos sólo los resultados obtenidos en laboratorios europeos, impactaría fuertemente a las PYMEs con un aumento significativo de sus costos.

Fuente/El Diario

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena