Chile Capta Más de 40% de los Proyectos de Cobre

Jul 11, 2005

El potencial minero hace pensar que para 2010 la región aportará 57% de la producción mundial del metal rojo.

América Latina se ha constituido en uno de los destinos más importantes de la inversión minera en el mundo.
A comienzos de los 90 se le destinaba 12% de la inversión minera mundial, 10 años después comenzaba a captar 33% de ese flujo. El alza del precio internacional de los metales en el último año, principalmente del cobre, constituyó un fuerte incentivo para el desarrollo de nuevos proyectos en el sector. Es que si mientras en 2003 el precio del metal rojo bordeaba los US$0,80 la libra, el viernes pasado su valor cerró en US$1,62 la libra, promediando en el año US$1,59 la libra.

Este impulso también se ha destacado en los dineros destinados a exploraciones que en los últimos dos años se han elevado en 40% en la región, pasando de US$550 millones en 2002 a US$774 millones en 2004.

Es tal el potencial natural de la zona, que entre 2005 y 2010, la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) estimó que existirán inversiones por US$25.000 millones, especialmente en Perú, Brasil y Chile, captando nuestro país 40,8% de esos recursos, pues en el periodo los proyectos bordearán los US$10.200 millones. Lo importante es que en la región se están dando las bases para transformarla en un gran centro de negocios mineros, sobre todo por su condición geológica y geográfica, lo que juega un rol fundamental para proveer de recursos al mundoÓ, aseguró Patricio Cartagena, vicepresidente ejecutivo de Cochilco.

Frente a las nuevas apuestas de las multinacionales, Cochilco prevé una producción para la región en 2010 de 10,7 millones de toneladas de cobre fino, aportando 57% del total mundial (18,8 millones de toneladas). Chile producirá, por su parte, 6,6 millones de toneladas del metal.

Chile es un país privilegiado gracias a la variedad de recursos mineros que a lo largo del territorio se pueden encontrar. Siglos de actividad han creado una fuerte tradición minera y han promovido el desarrollo del sector, además de contribuir con la creación de extensas obras de infraestructura como redes de caminos, comunicaciones y puertos.

Es esta tradición la que ha permitido a Chile convertirse en un referente para la industria minera en el resto de América. Gran parte de la ingeniería que se ve en otros países latinoamericanos se desarrolla a partir de proyectos desarrollados acá, afirmó Thomas Keller, presidente de la Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi y vicepresidente del Consejo Minero. En Chile tenemos ventajas importantes, sobre todo por el conocimiento y la experiencia que se ha acumulado luego de muchas décadas liderando la producción, añadió.

Además Chile, gracias a su estabilidad política, económica y social, es un buen punto de partida para el desarrollo minero de la región y, por eso, según el último ranking elaborado por Fraser Institute, el país lideró las preferencias de atractivo de inversión minero en América Latina.

Gran parte de las compañías mineras han ido estableciendo sus plataformas de negocios en Chile, y siguen llegando, como el caso de Xstrata que, teniendo inversiones en Argentina y Perú, decidió instalarse acá, destacó Cartagena.

Si bien en 2004 Chile produjo 5,4 millones de toneladas de cobre, para 2005 se espera una leve alza de 3,5% y ascendería a 5,5 millones de toneladas, impulsadas por aumentos de producción de Codelco, Escondida y Collahuasi.

En el caso de las inversiones de cobre, estas ascenderían a US$1.736 en 2005, mientras que en el periodo 2005-2010 llegarían a US$10.218 millones.

Desarrollando la Región
Un caso a destacar es el de Perú, cuya tasa de crecimiento en el sector minero entre 2001 y 2004 fue de 10%, bastante mayor que el promedio del PIB nacional de 3,4%. Por su parte el PIB del sector minero creció alrededor de 5,2% en 2004.

También el nivel de exploración en Perú ha ido creciendo y sólo durante el año pasado se invirtieron US$195 millones en este ítem. Por eso no es de extrañar que cuente con más de 276 proyectos mineros en carpeta y que entre 2005 y 2010 se estimen inversiones del orden de los US$8.000 millones.

El caso de Argentina, aunque un poco más atrás, sigue el mismo lineamiento. Desde hace quince años la política minera argentina se ha sustentado en la inversión extranjera, producción para los mercados externos, estabilidad jurídica y fomento de la actividad minera. Estos han dado como resultado un fuerte crecimiento del sector en la última década, lo que se ha traducido en el aumento de 700% en la inversión extranjera y que las exportaciones del sector saltaran de US$16 millones en 1993 a US$1.090 millones en el año 2004.

Según la Embajada argentina en nuestro país, Òla superficie estimada con potencial minero es de 750.000 kilómetros cuadrados, de los cuales resta explorar 75%. Sólo 25% ha sido explorado, con las reservas comprobadas de oro, cobre y zinc, entre otrosÓ.

Argentina se encuentra entre los seis países del mundo con disponibilidad de recursos mineros, un puesto por debajo de Chile. Con respecto a la tributación, el país transandino ocupa el tercer lugar a nivel mundial en rentabilidad de los yacimientos de cobre y oro (después de Sudáfrica y Chile) y en segundo lugar en el caso del cobre.

Por su parte, Brasil es el país minero por excelencia en Latinoamérica, en su vasto territorio posee alrededor de 1.860 mineras y una la diversidad de productos que bordea los 70 minerales y su producción minera alcanzó los US$30.000 millones durante 2004. Con respecto al cobre tiene una relevancia menor, con alrededor de 99.000 toneladas anuales; sin embargo, para 2010 se espera que circulen alrededor de las 600.000 toneladas de metal rojo.

Con respecto a las inversiones, en los próximos años existen iniciativas por más de US$2.600 millones, sólo en la minería del cobre.

Fuente/Estrategia

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena