Bolivia: se frustró la entrega de la planta de Karachipampa

Feb 1, 2007

En el segundo semestre de 2006, el cobre refinado habría entrado en un ciclo de excedentes, terminando con un período deficitario de 4 años que fue generando una creciente situación de escasez del metal. Este nuevo escenario marcará una tendencia declinante del precio del cobre para éste y el próximo año.

La entrega del Complejo Metalúrgico de Karachipampa no se consolidó ayer pese a la convocatoria oficial a ese acto y la presencia de los directores de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol). Los directores de la entidad nacional minera llegaron con la misión de entregar físicamente la planta a la empresa Atlas Precious Metals que será la operadora del proyecto. Sin embargo, cuando solicitaron que los ejecutivos de la Atlas Precious Metals entreguen la boleta de garantía no tuvieron una respuesta positiva y se vieron en la obligación de suspender el acto.

Uno de los directores de la Comibol, Grover Alejandro, anunció que, en su condición de representantes del Estado, les corresponde exigir el cumplimiento de las normas y no analizar temas políticos o de otra naturaleza.

La explicación de Atlas Precious Metals fue que no existe seguridad jurídica para su inversión y por ello quieren que, antes de la entrega de la boleta de garantía, el contrato sea aprobado por el Parlamento. Temen que realicen trabajos de inversión por uno, dos o más millones y posteriormente surjan presiones sociales o de otra naturaleza para frenar la marcha del proyecto.

Reconocen que entre los inversionistas hay cierta susceptibilidad porque les pueda pasar lo que a las empresas petroleras que durante la marcha del proyecto se modificaron los contratos.

Los ex trabajadores de la planta exigen que se efectúe la entrega física de Karachipampa porque se corre el riesgo de que quede paralizada otros 20 años.

Los empresarios pidieron que los dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) exijan a la Comisión de Minería del Parlamento que aceleren la aprobación del contrato entre la Comibol y Karachipampa para evitar futuras dificultades que pudieran paralizar la anunciada inversión de 85 millones de dólares.

Nacionalización

A través de Luis Bottani, los inversores de Atlas Precious Metals explicaron las razones por las que no entregaron la boleta de garantía. Consideran que la única garantía jurídica que pueden lograr en tiempos «nacionalizadores» es que el Gobierno presente la aprobación del contrato avalada por el Parlamento Nacional.

Luis Bottani presentó a los dirigentes del Comité Cívico Potosinista la certificación de la boleta de garantía otorgada por el Banco Bisa para que conste que no es que se quiere evadir ese requisito. Ya se había hablado con el Ministro de Minería y se acordó la entrega de la planta sin la presentación de la boleta hasta que el Parlamento apruebe el contrato.

Fuente / El Potosí

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena