Bolivia potencia minería del cobre

Feb 20, 2007

Señaló el ministro de Minería y Metalurgia, Guillermo Dalence -en entrevista con un medio boliviano-, quien adelantó que invertirían US$ 500 millones en ese sector.

En el marco de la nacionalización de la producción minera de Bolivia, el gobierno del presidente Evo Morales planea revitalizar la alicaída industria minera de Bolivia, con una inversión de US$ 500 millones y la participación de inversionistas privados, imitando a sus vecinos chilenos y argentinos.

Así lo manifestó el ministro de Minería y Metalurgia, Guillermo Dalence, en una entrevista al diario boliviano El Deber, en la que señaló que se trabajará en la recuperación de los recursos naturales tal y como se hizo con los hidrocarburos. “Si 2006 fue el año de los hidrocarburos, el 2007 es el año de la minería”, señaló.

Además anticipó la refundación de la estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y la explotación a tajo abierto del promisorio yacimiento de cobre de Corococo, a 173 km de La Paz. “En Corocoro estaremos empleando el sistema de cielo abierto con maquinaria pesada y de gran tamaño para mover grandes toneladas, lo que requiere de una inversión de US$ 500 millones”, dijo Dalence. Este sería una copia de de los yacimientos cupríferos de Chuquicamata y la Escondida en el norte de Chile.

Chuquicamata, la mina de cobre a tajo abierto más grande del mundo, se encuentra alrededor de 300 km de Corocoro.

“En estos momentos la Comibol tiene el perfil de proyecto, lo vamos a convertir en factibilidad y vamos a buscar un socio estratégico con quien desarrollar el trabajo”, indicó.

Aprovechando recursos

En relación a los recursos económicos y financieros que necesita Comibol, el ministro explicó que serán captados de la cooperación internacional y de la posibilidad de realizar contratos con firmas privadas para un trabajo conjunto con la empresa estatal.

“Hay países que quieren establecer relaciones diplomáticas con Bolivia y también encarar relaciones económicas, como por ejemplo Irán y Libia, y tenemos muy buenas relaciones con Venezuela”, señaló.

El ministro aclaró que la adopción de estas medidas “no serán tomadas para recuperar un nivel en la estadística mundial ni para hacer competencia, sino porque los recursos mineros son abundantes en el país y son fundamentales para emprender una etapa de desarrollo nacional”.

Dalence dijo, además, que el proyecto boliviano implica también la explotación a gran escala de zinc.

Fuente / Diario Financiero

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena