(Argentina) Gobernador Gioja: San Juan es la nueva niña bonita de la minería

Feb 14, 2007

En San Gregorio -cerca de Termas de Tolhuaca- se descubrió la existencia de cuatro áreas con significativa actividad geotérmica.

¿Cuál fue el momento en su carrera política en que vio en la minería la palanca de desarrollo de San Juan?

San Juan es una provincia que tendría que haber sido netamente minera, teniendo una superficie con un 80 % de montañas llena de riqueza, desde la metalífera hasta los minerales industriales. Uno ve cómo se ha desarrollado el país con un puerto como embudo de la producción de la Pampa húmeda, en un esquema donde mi provincia no puede competir porque tenemos el 2,6 % de superficie cultivable, con un solo río importante, en medio de un desierto. Nuestra ventaja comparativa está en trabajar y producir en las ventajas comparativas que tenemos, que está en las montañas.
Desde mis años de estudiante de ingeniería en minas ya empecé a vislumbrar esta realidad, mientras cursaba en la que entonces era la única facultad de la especialidad en el país. Luego, como diputado provincial, nacional y senador de la nación tuve la oportunidad de participar en las comisiones mineras sancionando leyes importantes que sirvieron para que este desarrollo minero del país se fuera afianzando. La Ley de Inversiones Mineras fue aprobada por unanimidad por todos los sectores, considerándola política de Estado.
Pero hoy hay cuestionamientos a esa ley. Hay quienes critican sus exenciones impositivas y el régimen de regalías de solo un 3 %. ¿ cree que la norma debió ser diferente ?

Hay que ubicarse en el tiempo, en la década del 90 en donde la incidencia de la minería en el PBI no alcanzaba al 1 %. Estamos hablando de un país que no atraía de ninguna manera inversiones a un sector donde las inversiones son muy particulares. La minería es muy particular porque requiere de mucho volumen de inversión y esta inversión es de riesgo. De 100 zonas exploradas 1 se convierte en mina; y el recupero es a largo plazo; no es como la agricultura donde usted en un año tiene el recupero de la inversión más la rentabilidad. Por eso a este capital de riesgo hay que darle algunas seguridades. Fíjese que el capital argentino recién está empezando a mirar a la minería, antes se iba a la Pampa Húmeda que era más rentable. Por eso teníamos que ponerle una zanahoria. Esta ley después fue modelo para otras actividades como la forestación, por ejemplo. Me parece que en su momento, con los valores que tenían los metales entonces, se hacía imprescindible generar esta zanahoria para que el inversor viniera.
Yo creo que las condiciones para invertir en la Argentina no son distintas a las de otros lugares del mundo. Otros países también quieren que se exploten sus recursos. Hay quienes creen que las minas de oro están solo en San Juan: hay en todos lados y la posibilidad es que ese capital internacional venga y se radique en la Argentina.
El proyecto Bajo de la Alumbrera tiene varias décadas. Veladero está dando vuelta desde hace 30 años, cuando era propiedad de Fabricaciones Militares. Esto tiene un proceso de maduración lento. He recorrido muchas minas en México, Italia, Canadá, Estados Unidos, y aquí en el país Alumbrera o Cerro Vanguardia. Y siempre me preguntaba cuándo le tocará a San Juan: y este es el momento.
Pero no es cualquier minería, no es la minería del siglo pasado que a tontas y locas llegaba al hueso de todo y dejaba el tendal. Es una minería sustentable en lo económico, en lo social y en lo ambiental.

¿Cómo evalúa el momento actual de la minería en San Juan ?

Hay que considerar los últimos tres años. Creo que el momento de inflexión fue la construcción de Veladero, que ya ha cumplido un año de explotación. Creo que hoy hay un cuadro importante en Argentina donde la política minera tiene una presencia relevante con una secretaría de estado, con un personaje importante en esa secretaría que es sanjuanino, con leyes y un marco jurídico apropiado donde están todas las exigencias. Veladero es fruto de todo eso; hoy está produciendo y no ha sido fácil: a casi cinco mil metros de altura, donde nunca antes hubo actividad humana fuera de temporada, hoy hay una infraestructura y un desarrollo con 1.900 personas en plena faena.
Y a ello se suma la expectativa de Lama – Pascua a quien ya le dimos la aprobación de su Informe de Impacto Ambiental con audiencia pública, y al que se suma Guacamayo, Casposo. Porque no solamente tenemos riqueza en la alta montaña sino también en nuestra precordillera. Desde Alaska a Tierra del Fuego, el sector más ancho de montañas es en San Juan, cuna del movimiento geológico del continente, por eso creo que empieza un ciclo que va a transformar a San Juan para bien, complementando esta actividad con las ya tradicionales de la uva, el aceite, la fruta de carozo, las hortalizas y el turismo.

¿Qué respuesta da a los agricultores y operadores turísticos que cuestionan la actividad minera como una amenaza a sus actividades ?

Todas estas industrias son complementarias. Además no hay ningún riesgo de contaminación si usted cumple con las leyes. La industria petroquímica usa dos o tres veces más volumen de cianuro que la minería y nadie dice nada. Son procesos industriales muy controlados y tecnológicamente operados con sus impactos ambientales aprobados.
Obviamente a alguien puede gustarle más un parque que una fábrica con chimeneas, pero estas fábricas dan trabajo. Además, las áreas que afecta la minería es ínfima en relación al paisaje total de la provincia. Y los volúmenes de agua que se utilizan en esta actividad son mínimos respecto de la cantidad de cursos de agua que hay en nuestras montañas.
Hay que mostrar todo y espantar todos los mitos que existen sobre esta actividad.

¿El manejo de información ha sido el mayor desafío de este desarrollo minero metalífero que se da en su provincia?

Hay que darle seguridad a la gente. Yo convoco a todos los que tengan dudas que vengan a sacárselas. Tenemos procesos de consulta pública para evacuar todas las sanas dudas que tenga cualquiera. Veladero tiene visitas comunitarias dos veces por semana. Hay algunos que creen que pueden hacer buen negocio hablando mal de la minería, pero se equivocan. No nos pueden cercenar el derecho a progresar que tenemos los sanjuaninos siguiendo el ideario de Sarmiento, quien pedía el desarrollo minero para sanear las cuentas no solo de San Juan sino de todo el país.
Si yo no desarrollo la minería, lo que hay solo alcanza para la mitad de los sanjuaninos. Tenemos que ser racionales y abiertos y usar esta herramienta para producir, para crecer, para atraer a miles de sanjuaninos que se fueron de la provincia. Este es un pilar importante que, bien hecho, no tiene que generar ningún tipo de problema y es lo que comparativamente mejor estamos en condiciones de hacer.

Algunos cuestionamientos surgieron del mismo seno del gobierno, a través de expresiones como las de Picolotti o Mondino…

Queremos que Picolotti venga y visite Veladero, y se saque todas las dudas que tenga. La minería y el medio ambiente son absolutamente compatibles. Hoy en el Valle del Cura hay muchas más manadas de guanacos que antes porque ahora los cuidan. Antes los cazadores llegaban y depredaban. Hoy eso no sucede.

Toda esa riqueza que genera la minería ¿ cómo debería emplearse para el desarrollo general de la provincia ?

Toda la sociedad debe plantearse este desafío de crecimiento y la mejor forma de aprovecharlo. Pero además, frente a quienes dicen “ .. Veladero se va a acabar en veinte años … “, yo les digo que no sé si será así. Le va a salir al lado La Hortiga, Los Amarillos, Despoblados, etc. Chile hace 150 años que hace gran minería; todos decían que se iba a acabar y no ha sido así. La minería crece y tenemos que tomar todos conciencia de esta veta económica potencial para aprovecharla. En el informe de Impacto Ambiental de Lama – Pascua dejamos claramente establecido que las empresas deben privilegiar las contrataciones locales sobre las foráneas. Y vamos a exigir que así sea. Esto nos dará la posibilidad de formar nuevos especialistas en muchas áreas. Hoy en todos los diarios salen avisos pidiendo profesionales para trabajar en la minería sanjuanina. Esto demuestra que esto será continuo y no tiene por qué parar.

La aprobación de Lama – Pascua inicia un nuevo proceso de integración con Chile. ¿Cuál es la trascendencia que usted le da?

Este proyecto está ligado al camino a Chile por Agua Negra, que integra el Corredor Bioceánico. Con Veladero y Lama – Pascua funcionando no hay justificación para no hacer un túnel que permita viajar a Chile todo el año sin problemas. Esto también deja impuestos y retenciones que se pueden volcar a estas obras, sumando infraestructura que además servirá para otras actividades. No hay obra más importante en términos estratégicos para San Juan que este paso que nos integra al Corredor Bioceánico.

Su próxima presencia a la PDAC de Canadá será muy diferente a las anteriores…

Ya he recibido varios llamados de personajes importantes de la minería mundial pidiéndome que no falte, y lo digo con mucho orgullo. Porque desde dos o tres años somos la niña bonita de la minería argentina porque estamos haciendo las cosas bien. Hemos hecho audiencias públicas con la CGT, a la Federación Económica, empresarios y obreros para explicar por qué aprobamos Lama – Pascua y muchos no lo podían creer, junto al embajador de Canadá y el de Chile. Creo que estamos marcando una huella importante

Fuente / Factor Minero

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena