Antofagasta y Atacama concentran el 43% de los proyectos de inversión

Feb 11, 2013

En la II Región están las tres principales iniciativas en construcción del país. En total, seis proyectos insigne en ambas regiones involucran US$ 25.000 millones.

(La Tercera) La inversión identificada por la Sofofa en las regiones de Antofagasta y Atacama tiene prácticamente el mismo peso que la cuantificada en el resto del país, exceptuando las iniciativas que se desarrollan en la Región Metropolitana y aquellas que involucran a más de una región.

Antofagasta es la región con mayores proyectos de inversión: US$ 57.990 millones o un 26,7% del total. La suma es casi un 60% más alta que la contabilizada en 2011.

En la región se encuentran las tres principales iniciativas de la etapa “en construcción” del catastro, más uno de los tres proyectos “potenciales” más importantes, En total, los cuatro tienen un valor de casi US$ 15.000 millones.

Se trata del proyecto minero Sierra Gorda, el cual contempla una inversión de US$ 3.600 millones aproximadamente; Mina Chuquicamata Subterránea, uno de los cinco proyectos estructurales de Codelco, y que considera saldos por invertir de US$ 3.300 millones, y el denominado Organic Growth Project 1, de Minera Escondida, que reemplazará a la concentradora Los Colorados con una nueva planta de tratamiento de 152.000 toneladas por día y permitirá el acceso a mineral de mayor ley ubicado debajo de las instalaciones existentes. El valor asignado a este proyecto en el estudio de la Sofofa es de US$ 3.040 millones.

Por su parte, la minera El Abra (Freeport McMoran y Codelco Chile) contempla el proyecto El Abra Mill Project, por US$ 5.000 millones. La iniciativa es una de las tres más relevantes en etapa de “potencial” y actualmente se encuentra en prefactibilidad.

Dado el peso del sector minero, Atacama es la segunda región con mayor inversión (17% del total), la que asciende a US$ 36.209 millones. En esta región se ubican dos de los tres principales proyectos mineros “por ejecutar”, por un valor total de casi US$ 10.000 millones.

El mayor de ambos es Cerro Casale, de Barrick Gold (75%) y Kinross Gold (25%), que consiste en la operación de una mina a rajo abierto de concentrado de cobre y metal doré (oro y plata). Tiene un valor de US$ 6.000 millones y se ubica en la categoría “por ejecutar” luego de que en enero se aprobara su estudio de impacto ambiental.

Después está El Morro, ligado a Goldcorp y New Gold, y que implica unos US$ 3.900 millones. Cuenta con reservas por 6,1 millones de libras de cobre y 8,4 millones de onzas de oro. Aunque estaba planeada para iniciar su construcción en septiembre de 2012, la Corte Suprema anuló la resolución del permiso ambiental mientras no se realicen las consultas a las comunidades indígenas. Se espera que el proyecto reinicie las obras en septiembre.

La inversión en la Región Metropolitana suma US$ 20.404 millones en 209 iniciativas y corresponde al 9% del total. De ellos, 43,7% son proyectos intercomunales. El trío que la Metropolitana forma con las regiones de Antofagasta y Atacama acumula más del 50% de la inversión en Chile.

En seguida se sitúan las regiones de Valparaíso y Coquimbo, con y US$ 17.778 millones y US$ 16.995 millones, respectivamente, cada una, con casi 8% del total nacional.

Ambas cuentan con un proyecto minero insigne. En Coquimbo está el proyecto de inversión más cuantioso del catastro: la ampliación de Los Pelambres, yacimiento que opera Antofagasta Minerals, por US$ 10 mil millones, para elevar su producción desde 400 mil a un millón de toneladas de cobre. Según Sofofa, está en proceso de prefactibilidad y una de las opciones de la firma es que su primera fase de aumento se produzca hacia 2019, con 700 mil toneladas.

En la región de Valparaíso está la Nueva Andina Fase II, de Codelco Chile, que contempla una inversión de US$ 6.800 millones y es el mayor de los proyectos estructurales de la estatal.

En sexto y séptimo lugar se ubican Biobío (US$ 11.562 millones) y Tarapacá (US$ 11.270 millones), ambas representando un poco más del 5% del total del país. En esta última se sitúa el proyecto Fase III de Doña Inés de Collahuasi, que considera una inversión de US$ 6.500 millones para duplicar su capacidad de producción.

Sumadas, la inversión en las ocho regiones restantes y las iniciativas multirregionales, son menores a la de Antofagasta.

Fuente / La Tercera

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena