A paso firme frente a nuevos desafíos

Sep 21, 2012

En el contexto del VII Seminario de Mediana Minería MedMin 2012, este segmento minero reafirmó su gravitación en la economía del país. Para la presente década proyecta inversiones por más de US$2.800 millones.

(MINERÍA CHILENA) Un 20% de la producción de cobre del mundo proviene de operaciones mineras de mediana escala. Así lo afirmó el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Alberto Salas, en su intervención en el último seminario de Mediana Minería MedMin 2012, realizado por Sonami y el Grupo Editorial Editec. En Chile «hoy la valorización de las exportaciones de productos de cobre de la mediana minería alcanza los US$2.500 millones, y se trata de un sector que realiza importantes inversiones en la seguridad de sus trabajadores y el medio ambiente», sostuvo el dirigente gremial.

En términos del PIB del país, el vicepresidente ejecutivo de Enami, Eugenio Cantuarias, indicó que el sector minero mediano y pequeño (Pymmi) representa el 1,2%.

El encuentro MedMin, que reúne cada año a los principales actores del tradicional segmento minero, fue inaugurado por el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, quien resaltó que el Gobierno espera «alcanzar el desarrollo del país en los próximos años y la minería es el motor para alcanzar ese desafío, y es importante que la gente perciba dichos beneficios”. El secretario de Estado afirmó que, pensando en el futuro de la actividad, el Ministerio trabaja “por promover que haya más exploración y en las actuales operaciones seamos más eficientes y productivos».

Además, resaltó la importancia de las nuevas regulaciones que se están impulsando desde el Ejecutivo y destacó que se abren nuevas oportunidades para el sector de la mano de la Ley de Innovación, la que entregaría beneficios tributarios para actualizar las tecnologías y desarrollar nuevos conocimientos en el ámbito de la mediana minería. «Con esta ley se simplifican los procesos para obtener financiamiento, y se puede hacer innovación dentro de la empresa. Mientras que la acreditación de la innovación es muy fácil, incluso se puede hacer posterior a cuando ésta se hizo», explicó.

Futuro promisorio

Las principales inversiones en la mediana minería para la presente década en el país alcanzarían los US$2.880 millones. Esto, según un criterio que incluye a aquellos proyectos avaluados sobre los US$100 millones y que hayan sido anunciados públicamente por sus compañías respectivas. La cifra incluye emprendimientos de cobre, oro, hierro y minerales industriales como el titanio.

Lo anterior fue expuesto por Vicente Pérez, ingeniero de la Dirección de Estudios y Políticas Públicas de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), quien destacó que de los US$104.300 millones de inversiones proyectados en la minería nacional hacia 2020, un 2,7% corresponde a emprendimientos significativos en la mediana minería. De acuerdo con la información de Cochilco, la producción sumada de la pequeña y mediana minería de cobre pasará de las 397.800 TMF actuales a 511.800 TMF al término de la década, mientras que en el caso de la minería del oro se pasará de 7,78 TMF a una capacidad proyectada de 19,63 TMF en los próximos ocho años.

La Región de Atacama será el principal destino de las grandes inversiones en la mediana minería, albergando siete de los ocho principales proyectos del sector.

En el caso del cobre, destacan en esta región los proyectos Diego de Almagro de óxidos y sulfuros (Minera Can Can), avaluado en US$227 millones, e Inca de Oro (PanAust, Codelco y en el que invertirá Coro Mining Corp.), cuyo costo estimado es de US$600 millones. En proyectos auríferos en la Región de Atacama destacan Arqueros-Nueva Esperanza (Laguna Resources), estimado en US$300 millones, y Volcán (Andina Minerals), con una inversión que ascendería a US$800 millones. En minería del hierro en la región se emplazan Carmen y Bellavista (Minera Santa Fe, el segundo con participación mayoritaria de la india JSW), los que en conjunto requerirán una inversión de US$213 millones, y completa el panorama de esta zona el proyecto de titanio Cerro Blanco (White Mountain), cuyo monto de inversión se estima en US$191 millones.

La lista de las principales inversiones en mediana minería en el país se cierra con el proyecto cuprífero El Espino de Pucobre, ubicado en la Región de Coquimbo, con una inversión prevista de US$600 millones.

Desafíos regulatorios y de sustentabilidad

“La mediana minería y el nuevo marco institucional” fue el lema de MedMin 2012, y en ese contexto el subsecretario de Minería, Pablo Wagner, en su intervención se refirió al proyecto de Ley de Institucionalidad y Seguridad Minera, que se encuentra en primer trámite constitucional en la Cámara de Diputados. «Queremos una nueva institucionalidad minera cuyo objetivo sea transformar la industria en materia de seguridad, con mejores estándares técnicos, mayor sustentabilidad de la industria, mayor especialización del organismo fiscalizador y un desarrollo de la geología para apoyar el crecimiento de la industria», indicó la autoridad.

Profundizando en materias de seguridad, el subsecretario destacó que aun cuando “la minería tiene una baja tasa de accidentabilidad, tiene una alta fatalidad”, reconociendo también que este año se ha producido una pequeña alza en estos indicadores. Frente a dicho desafío, valoró las mejoras en gestión que se han introducido en el último tiempo desde el Ministerio, con apoyo de Sernageomin, Enami y las secretarías ministeriales regionales.

Puntualizó que la dotación de fiscalizadores se duplicó en 2011, llegando a cerca de 50, por lo cual también se ha duplicado el número de faenas fiscalizadas. Agregó que a fin de año se llegará a contar con 3.000 monitores de seguridad formados por Sernageomin, con lo cual se alcanzaría la meta de contar en cada faena minera debidamente regularizada con al menos un profesional capaz de transmitir las mejores prácticas de seguridad.

La nueva Ley de Cierre de Faenas Mineras, aprobada en 2011 y cuya entrada en vigencia está programada para noviembre de este año, fue también parte de la agenda de MedMin. La abogada Paulina Riquelme destacó que el gran hito que introduce esta regulación es la incorporación de la garantía financiera para el cierre, lo que asegura que esta acción se realice de buena manera. Destacó además que quedan algunas incertezas respecto de la próxima implementación de la ley, relacionadas con la aplicación del procedimiento a faenas en operación, la implementación del procedimiento de aprobación y el mecanismo de garantía, y la compatibilidad de esta regulación con la nueva institucionalidad de seguridad minera.

En relación con el rol que cumple Enami en el sector minero de mediana y pequeña escala, su vicepresidente ejecutivo, Eugenio Cantuarias, resaltó que a las tradicionales políticas de desarrollo para la mediana minería en temas de asegurar contratos de compra, intermediación en operaciones de mercado de futuro y sustentación crediticia, la estatal está sumando recursos en incrementar la producción a través de la construcción y ampliación de plantas, maquila con terceros nacionales y extranjeros, y está estudiando aplicar un modelo de concesiones.

Nuevos proyectos y operaciones

En el módulo dedicado a analizar los proyectos y algunas operaciones de la mediana minería, expuso Alejandro Labbé, vicepresidente de Andina Minerals, compañía que posee el proyecto aurífero Volcán, ubicado a 120 km al este de Copiapó, en la Región de Atacama. El ejecutivo indicó que a la fecha se han completado sobre 112.000 metros de sondaje en tres cuerpos mineralizados: Dorado Este, Central y Oeste. Afirmó que adicionalmente se han identificado zonas mineralizadas en el sector denominado Ojo de Agua.

En cuanto a la mediana minería de cobre, Francisco Calaf, gerente de Operaciones de SCM Antakena, expuso acerca del proyecto del mismo nombre, el cual se enfoca en desarrollar el depósito de óxidos de cobre lixiviables Mina Elenita, en la Región de Antofagasta. Para dar un rápido inicio al proyecto, la compañía compró la planta Ercilla, ubicada a 20 km de la mina. El objetivo de la empresa es ampliar esta instalación para producir sulfato de cobre pentahidratado.

Además, Antakena adquirió propiedades mineras de SQM que rodean el depósito de Elenita, ya que parte de la mineralización de éste se extiende hacia esas áreas. En esos terrenos la minera pretende emplazar una planta de cátodos, botaderos e instalaciones.

Lautaro Manríquez, gerente general de minera Altos de Punitaqui, controlada por la internacional Glencore, expuso acerca de la operación en la que trabajan desde 2009 tras reactivar las operaciones de la antigua mina Cinabrio y la Planta Los Mantos de Punitaqui, complejo que había quebrado tras la crisis de 2008. El ejecutivo destacó que tras una fuerte inversión en 2010, hoy en día cuentan con una operación que se ocupa en primer lugar de un tema central para cualquier operación de mediana minería como son los costos, pero que le otorga un alto valor a la sustentabilidad de la operación. El régimen de producción de Altos de Punitaqui es de 3.000 tpd, para llegar a fines de este año a más de 1 millón de toneladas de mineral procesado. La rehabilitación de la mina y la planta en 2010 y 2011 implicó una inversión de unos US$60 millones. Para 2012 Manríquez proyectó inversiones por sobre los US$11 millones.

Un actor nuevo con un mineral poco común de explotación en el país es White Mountain Titanium, con su proyecto de Dióxido de Titanio Cerro Blanco, ubicado cerca de la Comuna de Freirina. “El mineral de interés corresponde al rutilo, el que se encuentra diseminado en cúmulos o en vetillas”, destacó Francisco Rojas, gerente de Proyectos de la compañía de capitales estadounidenses. La empresa realizará la extracción del rutilo a través de la operación de una mina a cielo abierto y de una planta de proceso de chancado, molienda, concentración gravitacional, flotación y concentración magnética. El producto final sería un concentrado de rutilo de una pureza sobre 95%.

Innovación

El encuentro también fue el marco para analizar iniciativas y oportunidades de innovación en el sector. Ricardo Badilla, gerente general de BioSigma, expuso los resultados que ha obtenido la empresa filial de Codelco y Nipon Mining and Metals en biolixiviación de recursos minerales complejos, e indicó que esta experiencia generada en la gran minería podría ser aplicable en mediana minería, y en esto la nueva Ley de I+D podría ser clave.

Por su parte, Juan Rayo, gerente técnico de JRI Ingeniería, planteó los que, según la experiencia de JRI, son los diez desafíos claves de la mediana minería en innovación, los cuales incluyen la explotación exhaustiva de subproductos; compatibilización de operaciones de rajo y subterráneas; optimización de operaciones subterráneas; simulación de procesos para eliminar cuellos de botella; expansión optimizada de chancado y molienda; compatibilización de procesos hidrometalúrgicos y de concentración; control metalúrgico en línea; disposición de relaves y uso de agua; establecer una grilla de suministro energético y operación limpia.

Jorge Pontt, director del Centro de Automatización y Supervisión para la Industria Minera de la Universidad Técnica Federico Santa María, abordó los retos del sector en temas de insumos críticos y de cómo la tecnología puede responder a éstos tomando en cuenta el desarrollo sustentable, la cultura de hacer bien las cosas, con formación y capacitación y atrayendo capital humano, utilizando las herramientas tecnológicas disponibles y aumentando la inversión en I+D, entre otras iniciativas.

En tanto, Enrique Rubio, de Redco Mining Consulting, subrayó la importancia de la planificación minera en cuanto a que ésta establece el valor del negocio y destacó algunos ejemplos desarrollados por Redco al respecto, utilizando su modelo innovación. “El proceso de planificación minera permite una búsqueda constante de valor, variando los diseños mineros, las tasas de producción y las leyes de producción. La planificación minera conecta las operaciones unitarias con el costo de explotación de la mina e inversiones, siendo este proceso de extrema relevancia en la sustentabilidad de la pequeña y mediana minería”, concluyó.

La VII versión de MedMin instaló sus temas tanto en los cerca de 180 asistentes a la conferencia, como también en un público más amplio que las versiones anteriores, los cuales siguieron sus alternativas a través de información on-line en www.mch.cl y a través de las redes sociales.

Fuente / MINERÍA CHILENA

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena