[+OPINIÓN] Inteligencia artificial, crecimiento y minería

Durante el año pasado, las mineras se concentraron en garantizar la seguridad de los empleados y mantener las operaciones durante la incertidumbre económica que trajo consigo el Covid-19. La eficiencia y la cautela dominaron el día. Pero ahora estamos viendo que el péndulo se mueve cada vez más en otra dirección, mientras las organizaciones piensan en cómo acelerar el crecimiento de nuevo.

Si la pandemia nos enseñó algo a todos es la importancia de las tecnologías digitales. Hoy las mineras están buscando mejorar las operaciones, utilizando nuevas capacidades impulsadas por los datos y la inteligencia artificial (IA). De acuerdo con el estudio Technology Vision de Accenture, 89% de los ejecutivos de la Minería a nivel mundial proyecta importantes inversiones en inteligencia artificial este año. Sin embargo, el desafío está en impulsar una transformación digital a través de todo el negocio y escalar: las empresas que lo están haciendo reportan casi 3 veces el retorno de las inversiones en comparación con las que persiguen una prueba de conceptos aislada.

Para avanzar de forma estratégica, es aconsejable que las mineras evalúen la etapa en la que se encuentran en cuanto a la adopción de inteligencia artificial, y poner foco específicamente en una cartera de proyectos que muestre valor en los próximos uno o dos años. Es importante también incorporar la gobernanza y la gestión de riesgos desde el principio, ya que los datos y los análisis, así como la arquitectura tecnológica subyacente de la empresa, pasan a primer plano cuando añade la IA a las estrategias de negocio.

Cuando la organización está a mitad de camino, lo ideal es ya contar con un piloto exitoso. Es clave fomentar la participación de toda la empresa a medida que se avanza: la IA es un proceso continuo e iterativo. Todos los niveles y equipos deben implicarse para lograr los cambios culturales y de comportamiento necesarios para que los humanos y la IA trabajen bien juntos. Los colaboradores deben aprender las habilidades necesarias -con formación proporcionada por la empresa- para que la IA muestre todo su valor. La adopción es clave para la continuidad, la ampliación y la innovación continua en la minería.

Cuando se dominan los elementos de la IA y se busca llevar los resultados a la siguiente fase, es el momento de explorar nuevos casos de uso. Pero para hacerlo con éxito, es necesario mostrar el patrocinio y un caso de valor de punta a punta. Un caso empresarial sólido, en este nivel avanzado, podría consistir en mostrar cómo llevar la IA al siguiente nivel para atravesar diferentes silos y añadir más valor al negocio. Podría tratarse de pasar de uno o dos casos de uso que han logrado un gran valor a una cartera más amplia que abarque muchas áreas, como múltiples geografías o propietarios de negocios internos. Al mismo tiempo, hay que examinar el equilibrio y las interacciones adecuadas entre el apoyo central continuo y la integración constante de la IA en las unidades de negocio. Todo ello manteniendo una fuerte colaboración a través de toda la organización.

No importa en qué etapa de adopción de la IA esté cada minera. El momento de avanzar hacia un desarrollo integral, a través de todo el negocio, es ahora.