x

FLSmidth presenta nueva tecnología de filtración de relaves para optimizar recuperación de agua

La empresa desarrolló Colossal, un filtro de alto tonelaje para la gran minería, cuya principal característica es proporcionar una capacidad de procesamiento de relaves entre 10.000 y 14.000 toneladas por día, con una recuperación de agua en torno a 70 l/s.

Es un hecho que uno de los desafíos más importantes para la minería del Siglo XXI es superar las dificultades que impone la escasez hídrica y, al mismo tiempo, controlar el impacto de la actividad en el medio ambiente. Frente a estos requerimientos, FLSmidth desarrolló Colossal, un filtro de alto tonelaje para la gran minería, cuya principal característica es que “cuenta con una capacidad de procesamiento de entre 10.000 y 14.000 toneladas por día, y puede generar una recuperación de agua del orden de 70 l/s, lo que comparado con un filtro tradicional es unas cinco veces más”, señala Sergio Prado, Gerente de Minerals de FLSmidth.

Sergio Prado, Gerente de Minerals de FLSmidth Chile.

Colossal es un filtro de presión de placas verticales, cuyo tamaño es de 2m x 4m, pudiendo instalarse desde 120 hasta 152 placas, dependiendo del espesor del queque, alcanzando de esta forma más de 2000 m2 de área filtrante. En términos generales, según las características del relave alimentado al filtro (en cuanto a granulometría, contenido de arcillas, porcentaje de sólidos de alimentación, etc.), es posible filtrar 100 ktpd de relaves con sólo ocho unidades, detalla Prado.

“Esto es un acierto tecnológico, porque la gran minería podrá aumentar la capacidad de procesamiento de material para la recuperación de agua a niveles nunca antes posibles y, adicionalmente, depositar en forma de relave seco, es decir, sin tranque de relaves”, subraya Sergio Prado. En ese sentido, hace ver que algunas operaciones que filtran relaves lo hacen en una magnitud aproximada de 10.000 tpd, pero las grandes mineras procesan mucho más que eso, entre 150.000 y 300.000 tpd, que son las operaciones a las cuales apunta el producto de FLSmidth.

“Para tener una idea de los alcances de esta nueva solución, si se quisiera filtrar los relaves producidos por la gran minería con la tecnología tradicional, a una tasa de 140.000 tpd, se deberían instalar 50 filtros, y nosotros logramos reducir este número a sólo 11, lo que obviamente trae beneficios en la reducción del consumo de energía, repuestos, mano de obra, entre otros”, recalca el ejecutivo.

Cabe mencionar que el desarrollo de esta solución integral en relaves secos para la gran minería significó para FLSmidth una inversión de hasta US$15 millones, considerando investigación, diseño y construcción, así como su traslado desde Estados Unidos y su correspondiente instalación.

En agosto comenzará a operar en una gran faena minera del norte de Chile y, según Prado, ya hay otras compañías que están atentas a su desempeño industrial a gran escala, para implementarla.

Mayor seguridad

Como es sabido, el desborde de un depósito de relaves convencional es una situación que puede provocar catástrofes medioambientales y sociales con graves consecuencias. Ante esta situación, el Gerente de Minerals de FLSmidth comenta que la compañía no se contentó solamente con desarrollar un filtro para relaves, sino que también ideó el sistema de correas transportadoras que traslada el material a los lugares de disposición.

Además, este sistema de transporte es mucho más ventajoso para las compañías mineras, debido a que con el método convencional es necesaria una topografía específica y construcción de grandes muros para asegurar la estabilidad y seguridad de los relaves. En cambio, el sistema de correas diseñado por FLSmidth es capaz de adaptarse fácilmente a distintas superficies, y dado que el material está procesado en seco, éste se puede depositar en forma segura sin riesgo de derrames ante eventos sísmicos de gran magnitud.

Por otra parte, este sistema de procesamiento de relaves compite con la tecnología de impulsión de agua salada, la cual también impacta el medio ambiente, especialmente en el caso de las plantas desaladoras. Estas plantas son de alto costo de inversión y operación, puesto que normalmente deben impulsar el agua grandes distancias y a gran altura sobre el nivel del mar. Una solución atractiva puede ser una combinación de ambas tecnologías, es decir, maximizar la recuperación de agua mediante la filtración de una fracción de los relaves, lo que significaría reducir el tamaño y el costo de operación de una planta de impulsión de agua de mar. “El desafío entonces es encontrar ese equilibrio entre ambas tecnologías”, advierte el experto, puntualizando que “filtrar los relaves para recuperar  agua y reutilizarla en  los procesos se transforma en una alternativa ambiental y económicamente sustentable”.

Dry Tails Stacking Technology de FLSmidth

Comentarios

Conectate con