Revista Minería Chilena Nº451

enero de 2019

Proyectos mineros: Escenario en reactivación

Las recientes aprobaciones de los proyectos Infraestructura Complementaria de Minera Los Pelambres y Quebrada Blanca 2, así como el ingreso a tramitación ambiental de una expansión en Collahuasi, reafirman la confianza de que el sector está retomando con cautela las grandes inversiones.

Obras del proyecto Chuqui Subterránea (foto:  Codelo)

Si bien 2018 prometía ser el año del repunte de la inversión minera, por las favorables perspectivas, especialmente en el caso de Chile, para el precio del cobre el escenario se tornó más incierto a medida que avanzaban los meses. La guerra comercial entre Estados Unidos y China, las dudas en torno al real ritmo de crecimiento de este último actor y otras inquietudes en el contexto internacional, volvieron a debilitar el precio del commodity -así como de los otros metales base- sembrando dudas en un sector todavía golpeado por la magnitud de la reciente crisis.

De ahí que entre ejecutivos de compañías mineras y de empresas proveedoras, así como entre analistas, el mensaje que se repetía era de optimismo, “pero con cautela”.

Pero es bueno mirar el escenario en perspectiva: durante el pasado ejercicio continuaron ejecutándose los proyectos estructurales de Codelco: Chuquicamata Subterránea, Nuevo Nivel Mina El Teniente y Nuevo Sistema de Traspaso de Andina, que en conjunto suman US$12.300 millones; BHP avanza en la construcción de SGO, iniciativa por US$2.460 millones que ampliará la vida de su faena Spence, al tiempo que inauguró la nueva planta desaladora para Escondida, por US$3.430 millones, que ya estaría evaluando ampliar; en tanto que Antofagasta Minerals puso en marcha su planta de molibdeno en Centinela, cuyas obras tuvieron un costo de US$125 millones. En el caso de la mediana minería, Valle Central cerró 2018 con la ampliación de sus instalaciones, sumando otros US$100 millones a la inversión materializada por el rubro.

A estos datos concretos se suman las recientes aprobaciones por los directorios de Antofagasta Plc y de Teck, respectivamente, de sus iniciativas INCO, por US$1.300 millones en Pelambres, y de Quebrada Blanca 2, que demandará US$4.700 millones.

Asimismo, el reporte sobre inversión que realiza la Corporación de Bienes de Capital registra en su última versión, del tercer trimestre, que en el caso del sector minería se esperan US$18.530 millones (31,3% del total nacional) para el quinquenio 2018-2022, con 58 iniciativas con cronogramas definidos. De este monto, un 48,4% corresponde a proyectos estatales y el resto a privados.

El estudio detalla que “respecto de lo estimado al cierre de junio, hubo un alza de 75,6% nominal. Este es el aumento porcentual más importante en diez años, dejando la cifra en torno a los valores registrados en 2016”.

Este aumento lo explica por la incorporación de adecuaciones en la ejecución de Nuevo Nivel Mina de Codelco. Mientras que en el ámbito privado se incluyeron US$6.165 millones, con la entrada de Quebrada Blanca Fase 2 y Expansión Incremental Los Pelambres, entre otras iniciativas.

En términos de estimaciones quinquenales de empleo, el reporte de CBC avizora que el peak se alcanzará hacia octubre de este año, con 28.122 personas y 37 proyectos con ejecución de faena constructiva simultánea en esa fecha.

Al cierre de esta edición, en tanto, Collahuasi iniciaba la tramitación ambiental de una expansión por US$3.200 millones.

A continuación, entregamos un reportaje especial con los datos de las principales iniciativas que se encuentran en marcha, con aprobación de las compañías, o bien con elevada certeza de que serán ejecutadas en el mediano plazo.

Vea acá las fichas con la información de los Proyectos mineros