Análisis competitivo y creación de valor

Los ejecutivos deben ser conscientes de que sus decisiones de crecimiento, si es que se producen de manera simultánea –situación muy común en la industria minera–, pueden tener efectos negativos sobre el mercado del cobre. En el periodo 2011-2015 el excesivo foco en el crecimiento generó una importante sobrecapacidad de producción que influyó en el deterioro del precio y, a su vez, en los ingresos, destruyendo valor para los accionistas.

A partir de este aprendizaje, la mayoría de las empresas ha declarado que la producción en sí no es un objetivo, sino la creación de valor.

Ante esta afirmación, cabe preguntarse ¿cómo podemos estar seguros de que un proyecto minero creará valor si no existe control sobre las variables que dependen del mercado? ¿Podemos asegurar que nuestras estimaciones sobre el precio o costos unitarios se van a cumplir? La respuesta es no.

Para aumentar la probabilidad de creación de valor en el desarrollo de un proyecto minero, al menos debemos estar seguros que será más competitivo que el resto de los proyectos de la industria. Un proyecto que está ubicado en el primer o segundo cuartil de la industria en sus principales indicadores económicos y costos, asegura la creación de valor para sus accionistas. Asimismo, podrá continuar generando flujos de caja y rentabilidad a todos los niveles de precios.

Buscando apoyar este tipo de decisiones en la industria minera, elaboramos el reporte de “Análisis Estratégico de la Cartera Mundial de Proyectos de Cobre”. En éste se analizan en profundidad los proyectos con producciones promedio sobre 75.000 toneladas de cobre al año, que podrían ejecutarse en el periodo 2018-2026.

El reporte incluye el análisis de indicadores técnico-económicos; riesgos geopolíticos, sociales, ambientales, de ejecución, financieros y estratégicos; posicionamiento competitivo en cada uno de los indicadores y riesgos; estimación de probabilidades de ejecución; brechas futuras de capacidad; precios de incentivo para la ejecución; y noticias recientes.

Adelantando algunos hallazgos, se puede apreciar que a pesar de la mayor cautela existente en la industria, varios proyectos se están ejecutando, y muchos otros que estaban pospuestos o detenidos, se han retomado rápidamente. Las dos principales razones de estas decisiones son la rápida recuperación financiera en estos dos últimos años y el importante déficit estructural del mercado, que analistas y bancos han venido publicitando durante varios años.

Lo que hemos identificado es que actualmente existen 47 proyectos en desarrollo, y de éstos, hemos categorizado 15 como “probables” de ser ejecutados. Lo anterior permite anticipar que el mercado estaría bien abastecido en el periodo 2018-2022. Por ahora, no se ven situaciones de sobrecapacidad que perjudiquen a la industria en el futuro, considerando niveles razonables de crecimiento promedio anual de la demanda de 2% a 2,5% en el futuro.

Nuestra recomendación es que las empresas mineras deben apoyarse siempre de un análisis estratégico, objetivo y sin sesgo, que permita anticipar amenazas y oportunidades del entorno, y asegurar la ejecución de proyectos que garanticen la creación de valor.