“Si hay una empresa que se destaca por evolucionar constantemente, esa es SALMAG”, señala Ney Fauré, gerente general de esta firma que comenzó comercializando productos para el control de polvo y estabilización de caminos, y que hoy, además de ofrecer gestión integral de caminos, suma una nueva área. “Estamos enfocados en agregarle valor a los subproductos del litio. Tras la revolución que causamos con el uso de la Bischofita para la supresión de polvo en rutas mineras, y desde que somos parte de Albermarle, trabajamos intensamente –y en alianza con universidades locales- en descubrir nuevos usos y mercados para las otras sales que precipitan durante la producción de litio”, resalta el ejecutivo.

NUTRIDA SALMUERA

De acuerdo con Fauré, para comprender mejor el paso evolutivo que ha alcanzado SALMAG, hay que entender primero cómo se obtienen los subproductos del litio. “El proceso minero en el Salar de Atacama consiste en la concentración del litio contenido en las salmueras naturales del salar a través de la evaporación solar, proceso que dura 18 meses en promedio, donde se genera naturalmente –sin ningún químico o aditivo- y solo gracias a la energía del sol, la separación física de las sales que componen la salmuera, principalmente concentrada en cloruro de sodio, de potasio, de magnesio y de litio”, explica.

El ejecutivo detalla que se bombea salmuera, la cual es depositada en enormes pozas ubicadas en una cadena. “Se acelera así el proceso natural de evaporación solar para que los diferentes tipos de cristales se junten y precipiten de forma natural. Tras varios meses, precipita primero el cloruro de sodio o Halita. Una vez que se separó este subproducto, la salmuera continúa su proceso de concentración en otra poza y ahí precipita el cloruro de potasio o Silvinita. Los movimientos de salmuera se repiten para que precipiten en otras pozas la Carnalita de potasio, y luego la Bischofita o cloruro de magnesio hexahidratado. Finalmente, queda una salmuera concentrada en litio que es trasladada a Planta Química La Negra en Antofagasta, donde Albemarle le agrega valor”, indica.

Precisa que todos estos subproductos precipitados durante la concentración de la salmuera son trasladados a acopios dentro de la misma planta para que así el sistema se pueda seguir recibiendo nueva salmuera y continuar con su proceso de concentración de litio. “En SALMAG nos hemos especializado en estudiar posibles usos y mercados a esas sales remanentes. Es decir, mientras creamos nuevas líneas de negocio, colaboramos con la sustentabilidad del proceso, cuidamos el medio ambiente y resolvemos necesidades reales de la sociedad. Así, le dimos utilidad a la Bischofita que ha sido un aporte al progreso del país mejorando notablemente la calidad de los caminos no pavimentados”, afirma Fauré.

SOLUCIÓN EFICIENTE

planta easymagEl ejecutivo comenta que la aplicación de Bischofita ha causado diversos beneficios. “Mejoró notablemente la calidad de servicio de los caminos que conectan rutas principales con pueblos pequeños. Mediante un proceso constructivo muy simple y rápido, y con una inversión de menos del 10% respecto a asfaltar, hemos generado vías compactas, sin polvo y muchísimo más seguras. Lo anterior ha entregado un beneficio social destacable”, asevera.

Fauré indica que la Bischofita funciona muy bien en ambientes áridos. “Le da estabilización química al terreno y constituye una solución económica”, dice, junto con advertir que el polvo en suspensión es dañino no solo para las personas que ahí transitan, sino también para comunidades cercanas y el medio ambiente en general. Dentro de faenas mineras, “la tronadura, el chanchado y los caminos mineros son los que más lo emiten”, acota.

La empresa propuso reemplazar el riego de los caminos con agua, elemento que se evapora rápido y que constituye un insumo crítico para la minería, por el uso de solución de Bischofita. “La molécula del subproducto, como es higroscópica, captura la humedad del medio ambiente y se mezcla con el material existente en la superficie granular para formar un sello compacto. De esta forma, ese camino no se secará y se evita que queden partículas finas libres”, explica el Gerente General.

Asimismo, destaca que la ruta mejorada y compactada otorga mayor seguridad a los operadores: “Disminuyen los riesgos de accidentes de tránsito y enfermedades respiratorias”.

Añade que el uso de este subproducto del litio garantiza, además, una mayor productividad de la flota de camiones: “Ante superficies más planas y compactas, los neumáticos y sistemas de suspensión se gastan menos, se aumenta la velocidad promedio de la flota y se reduce el consumo de combustible”.

 

GESTIÓN INTEGRAL

ney faure Gte general

Pero SALMAG ha ido más allá de la comercialización y aplicación de esta sal. “Hemos desarrollado una avanzada ingeniería en supresión de polvo. Se trata de entender a cabalidad y modelar qué pasará en ese camino a futuro dependiendo de la calidad de su material granular, el tráfico de la vía, la cantidad de Bischofita ya aplicada y las condiciones climáticas actuales y próximas. Todo lo anterior, para maximizar el efecto supresor de polvo y minimizar las aplicaciones, logrando un mínimo uso de recursos asociados al proceso de supresión de polvo”, indica el Gerente General.

Para graficar esto, Fauré asegura que “el regar con agua genera un buen efecto supresor pero que dura solo hasta que se esta se evapore de la superficie del camino, lo que puede ser solo en unos minutos a algunas pocas horas dependiendo de la radiación solar, la temperatura, etc. Regando con Bischofita, en cambio, el efecto puede durar en promedio 15 días, la disminución de consumo de agua alcanza a entre un 85% y un 98%, lo que es un ahorro directamente replicable a las horas-camión asociadas al riego de caminos. Si sumamos lo anterior al beneficio de lograr eficiencias en la supresión de polvo mayores al 80% respecto de la línea base típica, tenemos una mejora sustancial en gestión ambiental, de seguridad y salud, y un gran impacto de reducción en costos operacionales”.

Sostiene que mineras que consumían 2 millones de litros de agua al día para el riego de sus caminos, hoy consumen solo 50.000 litros al día cuando aplican la solución de SALMAG en esas superficies.

Precisa que “no somos un vendedor de producto; somos una empresa experta que entrega gestión integral de caminos con supresión de polvo con resultados garantizados, para que nuestros clientes se olviden del tema polvo en caminos y se enfoquen en sus desafíos de producción. Nos comprometemos con metas tremendamente exigentes que nos impone la minería, y que -gracias a nuestra experiencia como contratistas de la gran minería del cobre, y a la eficiencia de nuestra solución- hemos cumplido a cabalidad. Es por eso que año a año hemos ido creciendo en este negocio, y hoy ya damos servicios permanentes en aproximadamente 4 millones de m2 de caminos mineros”.

Además de esto, Fauré destaca que su compañía sigue ininterrumpidamente realizando I+D para buscar nuevos usos y mercados para los demás subproductos del litio. “Todos los procesos industriales o mineros que necesitan el cloro proveniente del cloruro de sodio  podrían usar Halita. Ya tenemos un contrato con una minera importante que la aplica -por su bajo costo- en reemplazo de la sal tradicional. Por lo tanto, ya se abrió al mercado”, asevera.

El ejecutivo afirma que tal y como lo hace su empresa matriz Albemarle, SALMAG se ha asociado con varias universidades del norte y centro del país, y con un centro de I+D de Estados Unidos para seguir investigando y estudiando otros usos potenciales de las mezclas de sales mencionadas.

EXPOMIN 2018

La Bischofita de SALMAG estará aplicada en Expomin 2018, donde la compañía pretende promover sus ventajas. “Los asistentes podrán apreciar su efecto, pues en todos los estacionamientos estará presente el agente supresor de polvo. Invito a los visitantes de esta feria internacional a comprobar en terreno cómo actúa, y a conocernos como lo que somos: un gran socio de la minería que busca reducir costos, tener mejores resultados y ser más sustentables”, afirma el Gerente General.