x

Traslado de personal: Un servicio complejo y con diversas aristas

Las compañías mineras destinan importantes recursos a esta actividad -mayoritariamente externalizada-, con el objetivo de garantizar el transporte oportuno de su personal, en condiciones de seguridad y comodidad.

El traslado de trabajadores hacia y dentro de las faenas es una preocupación fundamental para las compañías mineras, pues involucra aspectos de logística, viabilidad de la operación, seguridad, así como el bienestar de su personal, para que estos puedan realizar en forma adecuada sus tareas.

Por ello, las empresas destinan importantes recursos para cubrir todo lo que implica este servicio.

Así lo reconoce Alejandro Mena, vicepresidente de Recursos Humanos para Cobre en Chile de Anglo American: “Los buses que usamos son especiales para poder acceder a la alta montaña (la compañía opera la faena Los Bronces, en la cordillera frente a Santiago). Son vehículos que están acondicionados para eso, en términos de potencia, motores, inclinación de asientos para que (los trabajadores) puedan dormir en caso que lo requieran”.

Los buses con que trabaja Anglo American -de una empresa externa- son de última generación, especialmente en materia de seguridad. Al respecto, Mena señala que disponen de sistemas de alarma, que advierten en caso de que los cinturones no estén siendo usados. “Nuestra seguridad en los buses es muy estricta (…) para que el trabajador pueda tener un trayecto tranquilo”, enfatiza.

Otro punto importante a considerar es quién conduce, pues la pericia para manejar por los caminos hacia y desde las faenas es vital. “Los conductores son clave acá; son personas que tienen mucha experiencia. Manejar un bus que tiene una longitud de 14 metros, en la alta cordillera, con nieve, es un tema. No estamos hablando de un bus de turismo que va por carretera de dos vías”, acota.

El ejecutivo hace notar que cuando se producen cambios de turnos hay una afluencia de buses importante. En este contexto, tienen que saber exactamente quién subió a cada vehículo. “Tenemos un sistema bastante sofisticado en cuanto a control”, puntualiza

Experiencias de Codelco

En División Salvador, de Codelco, precisan que el medio en que trasladan básicamente a sus trabajadores de planta es en buses semi-cama. En el caso de los contratistas, Hernán Muñoz, del Área de Servicio a las Personas de la gerencia de Recursos Humanos de la Corporación, explica que cada empresa colaboradora es responsable del transporte de su personal y no está permitido que accedan a las faenas en forma particular.

En Gabriela Mistral, en tanto, el traslado del personal a Calama se hace en buses de dos pisos y, posteriormente, en minibuses, los cuales realizan los viajes de acercamiento a los domicilios.

“Se fomenta que el traslado de personal se realice de preferencia en buses o minibuses y no en vehículos menores, como camionetas, para evitar que los trabajadores conduzcan después de su jornada laboral”, subraya Muñoz.

Asimismo, indica que para aquellos que viven fuera de Calama, se gestionan pasajes a sus lugares de residencia, en aerolíneas o en buses comerciales.

Prestadores de servicio

Desde la vereda de los proveedores, uno de los principales actores es la empresa Viggo, la cual presta servicios a Minera Escondida, SQM, Mantos Copper, Codelco y Yamana Gold, entre otras compañías.

El gerente general, Pablo Vargas Rodríguez, dice que disponen de vehículos especiales que permiten adecuarse al traslado de pasajeros dentro de las faenas mineras y fuera de éstas.

En el caso de los servicios internos, para clientes con o sin campamentos, lo que hacen principalmente es mover a los trabajadores por los distintos puntos de la faena. “En general, inician su actividad muy temprano, trasladando al personal a los casinos para que desayunen, y luego directamente a la mina o al lugar donde desempeñan sus cargos”, explica.

Otro punto importante a considerar es quién conduce, pues la pericia para manejar por los caminos hacia y desde las faenas es vital.

Respecto de los servicios interurbanos, corresponden al traslado de las personas entre la faena y su ciudad de residencia.

Vargas indica, además, que durante el año pasado renovaron parte de su flota, incorporando tecnología inteligente, sustentable y con avanzados niveles de seguridad.

Paralelamente, el ejecutivo subraya que -con algunos clientes- la empresa trabaja con un sistema de tracking y control de pasajeros, que permite al cliente medir la tasa de ocupación de sus servicios. “Esta tecnología le avisa (a la compañía) cuando un trabajador no sube al vehículo”, subraya.