x

SQM: 50 años de creatividad y reinvención

A partir del legado de la industria salitrera chilena y pasando por un profundo proceso de transformación, la minera no metálica es reconocida actualmente como líder en las industrias de nutrición vegetal de especialidad, yodo y litio.

Medio siglo ha pasado desde 1968, cuando se constituyó la Sociedad Química y Minera de Chile, hoy SQM. Durante estos 50 años la compañía ha tenido una total transformación, reinventándose y modernizándose, en sintonía con las necesidades de los mercados, lo que le ha permitido alcanzar una posición de liderazgo a nivel mundial en sus diferentes líneas negocio.

La firme determinación de salir adelante a partir del histórico legado de la industria salitrera chilena, pero con una alta cuota de creatividad, ha hecho que la compañía se ubique actualmente en el primer lugar a nivel global en la producción de yodo y derivados, con una participación de 35%. También es líder en la producción de nitrato de potasio en el mundo, con una participación de 54%, mientras su producción de litio y derivados alcanza a un 23% del total de este mercado.

La posición alcanzada por las producciones de SQM se basa en las excelentes características del caliche y las ricas sales acumuladas durante miles de años en el Desierto de Atacama, que abarcan 280.000 hectáreas de superficie y se extienden a 1.500 metros de profundidad.

Gran parte del éxito logrado por la empresa en este periodo se debe también a su capital humano. Su dotación completa supera los 4.900 trabajadores/as, entre los que se cuentan operadores, técnicos y profesionales.

Productos y mercados

Distribuida en ocho plantas ubicadas en el norte de Chile, la producción total actual de SQM es de más de 2,5 millones de toneladas métricas anuales, sumando sus cinco líneas de negocio: litio y derivados, fertilizantes de especialidad, yodo y derivados, potasio y químicos industriales.

La compañía cuenta con una capacidad anual para producir 70.000 toneladas métricas (TM) de carbonato de litio; 6.000 TM de hidróxido de litio; 14.000 TM de yodo, 1,3 millón TM de nitrato de potasio por año; 1,1 millón TM de cloruro y sulfato de potasio, y 176.000 TM de químicos industriales, incluyendo sales solares.

Paralelamente a sus operaciones y debido a una demanda creciente de sus productos, la compañía opera una red mundial de distribución en más de 110 países, con 25 oficinas comerciales y diez joint ventures.

Uno de los hitos en la producción de SQM se logró en 1996, cuando después de años de dura investigación y cuantiosas inversiones, la minera no metálica logró autoabastecerse 100%, y a menores costos, de cloruro de potasio. Éste es extraído desde el Salar de Atacama y es empleado en la producción de nitrato de potasio, el fertilizante estrella de la compañía, que rápidamente sustituyó en ventas al salitre, y cuya demanda continúa siendo creciente debido a su alto rendimiento en variados cultivos agrícolas.

Litio en expansión

Un negocio en franco crecimiento es el del litio, respecto al cual Corfo y SQM llegaron a un acuerdo de conciliación (en enero pasado), que involucró modificaciones a los contratos de arrendamiento en el Salar de Atacama y en los proyectos de explotación de la empresa, con lo cual terminó un extenso –e intenso– periodo de desencuentros y negociaciones entre ambas partes.

Este pacto significó un aumento de la cuota de extracción autorizada a la compañía, de hasta 349.553 toneladas de litio metálico equivalente (LME) hacia fines de 2030, triplicándose la cantidad permitida originalmente, y pudiendo SQM expandir su producción anual a 216.000 ton de LCE en ese periodo.

El acuerdo establece la construcción de una nueva planta de productos grado batería, de 50.000 ton de LCE, lo que corresponde a una “nueva cuota” de 185.767 ton de LME, compromiso que la empresa tiene previsto poner en marcha a fines de 2021. Hasta esa fecha, el aumento de la capacidad de producción de litio será progresivo: este año pasó de 48.000 TM a 70.000 TM, para subir a 120.000 TM al término de 2019.

Paralelamente, en hidróxido de litio duplicará su capacidad en este ejercicio, desde 6.000 TM a 13.500 TM.

Fuera de Chile, SQM tiene el 50% de los derechos de la australiana Kidman Resources Limited, dueña del proyecto de litio Mount Holland, ubicado en la parte oeste de Australia, cuya planta produciría 40.000 TM anuales de LCE grado batería.

 

Llegada de Tianqi

Este año se abrió un nuevo flanco para SQM, pero esta vez desde sus accionistas, con la llegada de la empresa china Tianqi a la propiedad de la minera no metálica, al comprar a Nutrien –antes Potash– su participación de 24%. La operación despertó las alertas por una posible concentración del mercado del litio y, en particular, por la presencia, en el Directorio de SQM, de representantes de una empresa competidora.

En este escenario, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) exigió una serie de medidas para resguardar la competencia y el flujo de información, lo que culminó en un acuerdo extrajudicial con Tianqi, que fue posteriormente aprobado por el Tribunal de la Libre Competencia. Frente a ello, sociedades ligadas a Julio Ponce Lerou presentaron un recurso de inaplicabilidad ante el Tribunal Constitucional, que al cierre de la presente edición lo declaró inadmisible, por tres votos contra dos