Minera Sierra Gorda SCM

Sierra Gorda SCM: Con la meta de alcanzar las 150.000 ton de cobre anuales

El vicepresidente de Asuntos Legales, Corporativos & Sustentabilidad de la compañía, Miguel Baeza, sostiene que “tenemos altas esperanzas que nuestras metas de producción se cumplirán”. Y enfatiza la prioridad por la salud de los trabajadores frente a la pandemia.

Resguardar la salud de los trabajadores y llegar a nuevas metas de producción, es el foco principal de Minera Sierra Gorda en estos tiempos de crisis sanitaria. Con miras en mantener su continuidad operacional, el cumplimiento de protocolos y medidas de contingencia para evitar contagios son parte del día a día de los trabajadores de la faena, ubicada a cinco kilómetros de la localidad de Sierra Gorda.

El año pasado esta compañía –controlada por la empresa de origen polaco KGHM International (55%), con la  participación en la propiedad de las japonesas Sumitomo Metal Mining (31,5%) y Sumitomo Corporation (13,5%)- produjo 114.000 toneladas de cobre.

El vicepresidente de Asuntos Legales, Corporativos & Sustentabilidad, Miguel Baeza, explica que para asegurar las metas de 2020, la operación ha modificado su Plan Minero, “para enfocarnos de mejor manera en las áreas más productivas, postergando el desarrollo de otras zonas del rajo”, sostiene.

Miguel Baeza, vicepresidente de Asuntos Legales, Corporativos & Sustentabilidad

Así la empresa pretende adaptarse a la contingencia y, a la vez, avanzar con seguridad hacia sus objetivos financieros y productivos, el los cuales esperan consolidar un incremento en sus resultados.

Una de las particularidades de la mina es que corresponde a un yacimiento de muy baja ley, con un contenido de cobre que bordea el 0,3%.

Medidas frente al Covid-19

¿Cuáles han sido las medidas que han adoptado frente a este Estado de Emergencia?

Esta contingencia ha sido mucho más sorpresiva y rápida de lo hubiéramos imaginado.  Afortunadamente actuamos rápido, creamos un Comité de Contingencia Coronavirus y comenzamos a implementar medidas desde el primer día. El objetivo central fue desde el comienzo cuidar la salud de nuestros trabajadores, evitando por el mayor tiempo posible que alguien entre a nuestra faena portando el virus y procurando las mejores condiciones de sanitación dentro de ella, de manera que estar dentro de la faena constituya una tranquilidad para nuestros trabajadores y sus familias.

Cada día implementamos nuevas medidas y vamos actualizando nuestro Protocolo al respecto; ya vamos en la cuarta versión. En el caso de nuestras oficinas de Antofagasta y Santiago todos estamos haciendo teletrabajo. Al respecto, no sólo hemos procurado cumplir con los lineamientos de la autoridad que van cambiando permanentemente, sino que hemos sido todavía más estrictos y vanguardistas dentro de la industria, implementando muchas medidas con anticipación.

En segundo lugar, nos hemos preocupado de cuidar nuestra continuidad operacional, manteniendo al personal estrictamente necesario para el proceso productivo, reforzando la información y comunicaciones, estableciendo controles de salud antes de que los trabajadores salgan de sus casas, durante el viaje y a la llegada de la faena. Hemos hecho innumerables mejoras en casinos y el policlínico, creado zonas especiales para casos sospechosos y de cuarentena, reestructurado áreas, turnos y jornadas de trabajo.

Todo para dar mayores seguridades y apoyo a nuestros trabajadores, con mejoras en transportes, donde hemos incorporado aviones privados para facilitar y hacer más seguros los viajes. Hemos aumentado los elementos de seguridad e higiene, y reforzado el aseo, especialmente en las áreas comunes. Y lo más importante, es que todo esto lo hemos hecho con apoyo y permanente comunicación con nuestro Comité Paritario y nuestros tres sindicatos.

Metas 2020

¿Cómo proyectan el cumplimiento de metas de producción 2020?

Bien. Tenemos altas esperanzas de que nuestras metas de producción 2020 se podrán cumplir a pesar del escenario complejo que vivimos, ya que durante estos primeros meses de contingencia sanitaria nuestra producción ha sido excelente. Seguir así depende mucho de cómo evolucione la pandemia y que no se afecte nuestra continuidad operacional.

¿Qué objetivos esperan alcanzar este año?

Los lineamientos que entregó nuestro gerente general a comienzos de año se enfocan en optimizar la producción de la mina y aumentar todavía más la producción, hasta lograr estabilizar de forma definitiva el proceso en torno a las 140.000 – 150.000 toneladas de cobre.

[Hasta ahora hemos podido operar en un marco de relativa normalidad, pero con bastante esfuerzo, considerando las restricciones de traslado y cierres comunales. Hoy estamos realizando muchas funciones de manera automatizada.]

 

¿Están desarrollando planes de emergencia, considerando también la inestabilidad de la economía mundial?

Efectivamente. Debido a esta contingencia ‘el mundo se detuvo’ y eso tendrá grandes repercusiones en la economía global. Se prevé que potencias como China e India no tengan mucho dinamismo, y que sus grandes clientes como Europa y EE.UU. consuman mucho menos. Por lo tanto, todo indica que los precios de los metales van a demorar en recuperarse; ante eso hay que hacer ajustes. En nuestro caso hemos realizado importantes esfuerzos tendientes a la eficiencia y el ahorro, como postergación de todos los proyectos no críticos, ajuste de los presupuestos de todas las áreas, renegociación de todos contratos y una importante reestructuración de nuestros equipos.

¿Cómo ha funcionado la cadena logística en medio de la emergencia?

Afortunadamente bien. Hasta ahora hemos podido operar en un marco de relativa normalidad, pero con bastante esfuerzo, considerando las restricciones de traslado y cierres comunales. Hoy estamos realizando muchas funciones de manera automatizada.

Resultados

Con 114.000 toneladas de cobre producidas el año pasado ¿Qué sensación tienen al haber cumplido con la meta?

Una gran satisfacción. Este logro no pasó desapercibido, ya que orgullosamente fuimos galardonados con el premio Grande Productores de Sonami de 2019. Eso fue una tremenda arenga para nuestros trabajadores, que demostraron que es posible obtener resultados positivos, a pesar de que nuestra ley de mineral es bajísima. Nos complace, además, porque refleja un buen grado de madurez en una operación que es bastante joven, ya que sólo llevamos cinco años.

¿Cuál es el estado financiero de la compañía?

La situación financiera de Sierra Gorda SCM siempre ha sido compleja. Es un proyecto cuya puesta en marcha y funcionamiento significó una inversión mucho mayor a la esperada, lo que se suma a un contexto de baja ley, costos al alza, elevados precios de la electricidad cuando se firmaron los contratos y una sostenida reducción del precio de los metales. Estos y otros elementos no han permitido hasta el día de hoy obtener utilidades al final del ejercicio.

¿Cuáles son los principales desafíos y soluciones?

Los desafíos son múltiples. Debe pensarse que, en operaciones no muy lejanas a la nuestra, con un camión con material sacado de la mina producen lo mismo que nosotros con cuatro de esos camiones. Por lo tanto, la clave ha estado en mantener un plan minero que permita obtener calidades constantes de mineral de manera de alimentar eficientemente nuestra planta.  Junto a esto, dentro de nuestros valores está la austeridad, lo que se ha reflejado en todo momento en buscar ser especialmente cuidadosos con nuestros costos, ser eficientes y ser innovadores en buscar soluciones costo-efectivas a los múltiples desafíos que nos presenta el yacimiento.

¿Cómo se proyecta la producción de molibdeno para el presente año?

Durante el último tiempo, logramos un importante aumento de la recuperación de molibdeno. Este año esperamos llegar a aproximadamente 16,5 millones de libras. Sin embargo, sabemos que estas cifras irán paulatinamente a la baja, debido al desgaste natural de las reservas y de la ley natural de la mina.

¿Qué tecnologías e innovaciones incorporarán en sus procesos este año?

Estamos incorporando nuevos equipos, tales como un nuevo espesador de relaves, un nuevo filtro y un attrition scrubber, dentro de este 2020. Y seguimos trabajando en la mejora constante del depósito de relaves. Tenemos un proyecto que ya se encuentra ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, que tiene por objetivo aumentar las condiciones de evaporación y minimizar la posibilidad de infiltraciones.

Tratamiento de relaves

Recientemente, Minera Sierra Gorda ingresó un Estudio de Impacto Ambiental al SEIA, denominado Proyecto Actualización del Depósito de Relaves e Instalaciones Anexas, el cual ya fue acogido a trámite y fue compartido con todas las autoridades competentes. “Casi todas ellas, ya hicieron sus observaciones y estamos trabajando arduamente para responderlas y hacernos cargo de ellas. Lamentablemente, producto de la contingencia sanitaria, los procesos de evaluación se han suspendido por parte de la autoridad”, sostuvo Miguel Baeza, vicepresidente de Asuntos Legales, Corporativos & Sustentabilidad.

De todas maneras, precisa que no han detenido los trabajos y están preparados para cuando se retome el proceso.