x

Revista Minería Chilena Nº452

febrero de 2019

Seminario Anual del Consejo Minero: Las oportunidades que generan las nuevas tecnologías

Geoff Colvin, especialista en tendencias de tecnología e innovación, fue el encargado de la conferencia magistral, contexto en que se refirió a los activos propios de los humanos que se pueden rescatar en un mundo cada vez más digitalizado.

“Toda persona puede poseer activos valiosos que la automatización no tiene (…) La humanidad profunda, la creatividad, la imaginación y la empatía, son algunos de éstos, que pueden hacer que las personas sean mejor que los computadores”. En esta idea centró su exposición el principal orador del Seminario Anual del Consejo Minero, Geoff Colvin, economista de Harvard y especialista en tendencias de tecnología e innovación en el ámbito laboral.

Ante una audiencia de unos 800 asistentes, el experto planteó que la tecnología tiene atributos únicos, como la rapidez y la eficiencia, que probablemente siempre superan –en una labor– a los de una persona. Sin embargo, resaltó las habilidades irreemplazables que posee el ser humano y que pueden ser aprovechadas por las organizaciones. Entre éstas, mencionó:

-La capacidad de interactuar con otras personas.

-La empatía, que es, a su juicio, la base de todo, dado que al ser empáticos, el usuario siente la experiencia que se desea crear.

-La habilidad para resolver problemas en equipo de forma creativa.

-La posibilidad de que los miembros de un equipo puedan escucharse entre sí y saber lo que piensa el otro, lo cual permite llegar a una mejor solución.

-La capacidad de relato: para cambiar la mentalidad de las personas no hay que mostrar tablas, hay que contar historias.

Colvin ahondó en la importancia que tiene la interacción directa con otras personas y el hecho de mantener la mirada de frente durante una conversación. “Cuando nos comunicamos con otra persona, las pupilas de nuestros ojos se dilatan en simpatía y eso crea confianza. La magia ocurre en un ambiente persona a persona (no online)”, sostuvo.

Para el experto, lo más gratificante en las relaciones humanas “no es enviar un correo, sino ir donde la otra persona a solucionar los problemas”.

Impacto en las futuras competencias

En el marco del seminario, el presidente del Consejo Minero, Joaquín Villarino, compartió datos de un estudio que la entidad realizó con Fundación Chile, sobre el efecto que están teniendo y que van a tener las nuevas tecnologías en los trabajadores del sector.

Al respecto, el representante gremial afirmó que “en los próximos cinco años es probable que tengamos una incorporación cada vez mayor de la automatización y de la tele-operación, lo cual significa que desde el 43% de las competencias laborales para (interactuar con) estas tecnologías vamos a subir prácticamente al 78%”.

De acuerdo con Villarino, el desafío está en preparase para este escenario, “en dar a conocer información, en conversar, en no asustar y, además, en convencer al Estado para que destine más recursos a la formación técnica”, aseveró.

En relación al ámbito académico, opinó que “carreras de cinco o seis años cada vez tienen menos sentido en el mundo. Evolucionamos hacia carreras más cortas, en donde se va combinando con trabajo práctico en la industria”. 

Cambios tecnológicos

En la ocasión, Villarino destacó el aporte que ha entregado la tecnología al desarrollo de una minería sustentable. En ese contexto, mencionó dos áreas en que la implementación de cambios tecnológicos ha tenido un impacto relevante: agua y energía.

“La gran tecnología en esta materia ha sido y sigue siendo la desalinización, donde la minería ha sido pionera y es líder en Chile. Este año el 25% del recurso hídrico utilizado por el sector será  agua de mar, desalinizada o no, y esa fracción continuará creciendo”, dijo el presidente del Consejo Minero, junto con destacar, asimismo, el manejo de los relaves, donde la tendencia es utilizar cada vez menos agua.

Según el representante, la industria minera consume casi un tercio de la energía eléctrica del país, por lo tanto, las fuentes de las cuales ésta proviene son un tema de preocupación para las empresas, debido al impacto en el cambio climático. “Sistemas eléctricos más flexibles, acompañados del uso creciente de almacenamiento, van a permitir una mayor penetración de energías renovables intermitentes. Y en la medida que tengamos esquemas validados de certificación de la energía, que también es una innovación tecnológica, esto va a seguir profundizándose”, planteó.


Evento Anual del Consejo Minero