x
Ricardo López en la celebración del Año Nuevo Indígena, junio de 2015.

Ricardo López: “Nuestro desafío actual es crecer con la comunidad”

El gerente general de Caserones hace ver que no sólo pretenden contar con la denominada “licencia social para operar”, sino que compartir objetivos ante temas de interés mutuo, “encontrando oportunidades de negocios en los problemas del entorno”.

En plena fase de operaciones, el presidente ejecutivo de Lumina Copper Chile y gerente general de Caserones, Ricardo López, asegura que han mantenido desde los inicios del proyecto los mismos ejes de colaboración con la comunidad aledaña.

Según el ejecutivo, la gestión de recursos hídricos, la promoción de la empleabilidad local, la seguridad vial, el desarrollo social y los pueblos indígenas, serán de interés permanente en el trabajo que desarrollarán con los vecinos durante la vida útil de la faena.

En esa línea, hace ver que sólo entre abril de 2014 y marzo de 2015 “realizamos una inversión en la comunidad sobre los US$2 millones, donde prácticamente la mitad fue en desarrollo social y calidad de vida, y la otra mitad en apoyar la sustentabilidad hídrica del Valle de Copiapó”. Lo anterior, puntualiza, no considera la inversión realizada en el apoyo a la emergencia climática y plan de recuperación del valle tras los aluviones de marzo de 2015, que bordeó varios millones de dólares.

“Nuestro desafío actual es crecer con la comunidad. No sólo contar con su aprobación a las actividades que realizamos, que es lo que se entiende como ‘licencia social para operar’, sino que compartir objetivos ante temas de interés mutuo, encontrando oportunidades de negocios en los problemas del entorno”, enfatiza.

Multa de la SMA

Sin embargo, en Lumina Copper han debido enfrentar episodios adversos en materia ambiental, como la multa de 14.387 UTA impuesta por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), con motivo de 17 incumplimientos a las RCA del proyecto Caserones, monto que ya fue pagado por la compañía.

Al respecto, en febrero último el Tribunal Ambiental de Santiago rechazó las reclamaciones de la comunidad indígena Colla Tata Inti Pueblo Los Loros y vecinos de la zona, presentadas contra la SMA por decisiones que tomó en el marco del procedimiento sancionatorio. “La compañía pagó una multa como corresponde, pero adicionalmente hubo un plan de cumplimiento que a esa altura ya estaba terminado, para poder regularizar los hallazgos que había encontrado la Superintendencia en su tiempo. Esta resolución del tribunal ambiental no viene sino a reforzar que lo que hizo la autoridad estaba dentro de lo razonable y las acciones que tomó la compañía respecto de la ejecución del plan de cumplimiento y del pago de la multa, eran lo que había que hacer”, remarca Ricardo López, manifestándose conforme con el fallo.