x

Revista Minería Chilena Nº298

abril de 2006

Proveedores y mineras dan la pauta

La utilización de la mejor tecnología en los procesos de tronadura y su adecuada aplicación es fundamental para obtener óptimos resultados en
términos de costos y seguridad.

No hay dudas de que el detonador electrónico provocó un cambio radical en los procesos de tronadura en la minería. Con su desarrollo se logró mejorar notablemente los niveles de confianza en esta fase de la extracción del mineral y elevó también varios aspectos la seguridad de la operación.

Pero la rueda sigue girando. Y es que los requerimientos de las empresas mineras son cada vez más exigentes, y el avance tecnológico en materia de tronadura debe seguir este ritmo. Según las mineras, se trata de la búsqueda de una operación óptima, mientras que en opinión de los proveedores el principal desafío es maximizar la implementación de las tecnologías ya existentes.
El momento que vive actualmente la perforación y la tronadura será el tema central sobre el cual se debatirá entre el 7 y 11 de mayo próximo en la Universidad de Los Andes, durante la realización de la octava versión del simposio Fragblast, que este año se llevará a cabo en Chile y es el encuentro más relevante del mundo en este ámbito.
En Fragblast-8 abordará desde la cada vez más exhaustiva planificación hasta los impactos medioambientales de la tronadura, pasando por los tipos de emulsiones en explosivos y las modelaciones numéricas de los procesos
Numerosas charlas técnicas, visitas a los yacimientos mineros y, principalmente, mucho debate e intercambio de conocimientos, serán la tónica del encuentro.
Antes de esto, entre el 4 de mayo y la mañana del 7, quienes asistan a la conferencia tendrán el privilegio de escuchar a uno de los mayores gurús de la tronadura: Hans-Peter Rossmanith. Proveniente de la Universidad Tecnológica de Viena, Rossmanith expondrá su mirada académica y teórica sobre temas de mecánica de fractura de rocas.