Parte explotación de Candelaria Norte

Minera Candelaria produjo el año pasado 200.000 toneladas de cobre fino.

El pasado 9 de marzo Minera Candelaria celebró el décimo aniversario de la inauguración oficial de sus operaciones. La faena, propiedad de Phelps Dodge, enfrenta esta nueva etapa con nuevos y grandes desafíos, como el programa Quest for Zero (QFZ), destinado al ahorro de costos y a lograr el cero impacto en materia de derroches, pérdidas, cuidado medioambiental, así como cero accidentalidad.

En cuanto a los proyectos en inversiones, la compañía tiene previsto iniciar en el segundo trimestre de este año las operaciones de explotación de Candelaria Norte, yacimiento cuya explotación alcanzaría su plena capacidad durante el año 2006, según explica el presidente de Candelaria, Isaac Aranguiz.
Con respecto a los resultados de 2004, Minera Candelaria produjo 700.000 toneladas de concentrado de cobre, el equivalente a 200.000 toneladas de cobre fino.
Una de las principales preocupaciones de la compañía, desataca su presidente, ha sido cumplir con lo que dictan las normas legales en materia de tributaciones. La compañía, que el año pasado renunció a la invariabilidad tributaria que le permitía el Decreto Ley 600, pagó US$ 85 millones en impuestos.
En otro plano, a comienzos de este año, la minera firmó un protocolo de acuerdo sobre el Cluster Minero con el Gobierno Regional de Atacama, Corfo y Corproa.
Isaac Aranguiz entregó a MINERIA CHILENA algunas de sus impresiones sobre estos y otros temas del actual momento que vive Candelaria.
-Ud. fue gerente general de Candelaria, después de algunos años reasumió ese cargo y hace tan sólo unos días, asumió la Presidencia, ¿cómo ha sido este retorno a Minera Candelaria? ¿han cambiado mucho los desafíos y prioridades?
-La minería presenta siempre escenarios cambiantes, tanto porque se imponen nuevas tecnologías, como por el hecho de que el negocio es en sí muy variable. Hoy estamos frente a un buen momento para el precio del cobre y también, como industria, somos percibidos como actores importantes del desarrollo del país.
Mi llegada a Candelaria es un desafío desde el punto de vista que vengo a sumarme a un equipo de trabajo que siempre ha sido muy innovador en materias de seguridad, producción, cuidado del medio ambiente y responsabilidad social.

-¿Cuáles son las metas que tiene la compañía para este año?
-Obtener cero accidentalidad, meta que es perfectamente factible ya que en 2004 alcanzamos dos veces un millón de horas hombre sin lesiones registrables. Otra meta no menos importante es optimizar nuestros costos para mantenernos competitivos.

-¿Qué costos operacionales maneja Candelaria?, ¿en qué proyectos de optimización operacional están trabajando actualmente?
-Como política, Candelaria no comenta sus costos operacionales porque estos pueden ser muy variables. Respecto de los proyectos de optimización, seguimos trabajando en el programa Quest for Zero (QFZ), destinado al ahorro de costos y a alcanzar el cero en materia de derroches, pérdidas y daño medioambiental, tal como ocurre en el plano de la seguridad.

-¿Qué volumen registró la producción en 2004?, ¿cuánto prevén alcanzar este año?
-Alcanzamos 700.000 toneladas métricas de concentrado de cobre. Este año esperamos superar esa cifra en más de un 5%, esfuerzo en que están empeñados todos los trabajadores.
-¿A cuánto ascienden las reservas y los recursos del mineral? ¿Con qué leyes?
-Sin Candelaria Norte, las reservas extraíbles alcanzan los 302 millones de toneladas, con una ley promedio del mineral de 0.75% Cu.