x
I

Parque eólico El Arrayán: Energía del viento para Los Pelambres

Con una capacidad total instalada de 115 MW, los 50 aerogeneradores erigidos en las cercanías de Tongoy proporcionarán del orden del 20% de la demanda anual de energía de la faena minera.

La falta de contratos de largo plazo de suministro de energía es un problema que aqueja hace tiempo a Minera Los Pelambres, del grupo Antofagasta Minerals (Amsa), obligándola a salir a comprar al mercado spot, con el sobrecosto que ello implica. La reciente inauguración del Parque Eólico El Arrayán, en la costa de la Región de Coquimbo, viene a paliar en parte este escenario.

Pero no solo eso. Esta inversión de US$300 millones implica también una solución que transformará a esta faena en una de las con mayor consumo de energías renovables no convencionales (ERNC) en el país, permitiendo, además, la generación de bonos de carbono por 160.000 ton de CO2 al año –por la sustitución de energía convencional por éolica-, equivalente al 88% de las emisiones directas de Minera Los Pelambres.

El parque El Arrayán es una iniciativa desarrollada en conjunto por Antofagasta Minerals y la empresa Pattern Energy, el mayor operador de parques eólicos en Estados Unidos y que es el controlador del proyecto con el 70% de la propiedad. Minera Los Pelambres firmó un contrato de suministro a 20 años, el cual establece que consumirá cerca del 70% de la energía que genere el nuevo parque, mientras que el restante 30% se venderá en el mercado spot.

INAUGURACIÓN
“En los últimos años Chile ha mostrado una debilidad importante en el tema energético, y eso ha gatillado que empresas como nosotros y otras mineras hayan tomado la iniciativa de involucrarse en el sector”, señaló el presidente del directorio de Amsa, Jean-Paul Luksic, en el marco de la inauguración de esta iniciativa.

El empresario minero también sostuvo que con este parque eólico “se pone en marcha una gran proyecto energético que apuesta por una gran fuerza de generación que tiene nuestro país: lo vientos”. Y agregó que este conjunto de aerogeneradores aportará un abastecimiento seguro y de largo plazo para Los Pelambres. Asimismo, hizo notar que como grupo minero están apostando por diversificar su matriz, especialmente con energías limpias.

La ceremonia de inauguración también contó con la presencia de la presidenta de la República, Michelle Bachelet; el CEO de Pattern Energy, Michael Garland, y los ministros de Energía, Máximo Pacheco, y de Agricultura, Carlos Furche.

En su discurso, la jefa de Estado remarcó que con la materialización de este parque “estamos empezando a recuperar el tiempo perdido en materia energética (…) Y de la forma en que queremos que se hagan las cosas”, en referencia al aporte en la generación con energías limpias y al trabajo previo de diálogo realizado con la comunidad vecina al proyecto.

“Yo espero que esta experiencia se convierta en estímulo potente para que también otras empresas del sector minero comiencen a optar por este tipo de energía, que es el camino que siguen cada vez más empresas a nivel mundial”, acotó.

Asimismo, Michelle Bachelet dijo que este año se ha registrado un desarrollo importante de proyectos de energías renovables no convencionales en el país: “Solo en el periodo enero-julio de 2014 han entrado en operación 600 MW, mientras que durante todo 2013 ingresaron 291 MW”, puntualizó.

Bachelet hizo hincapié, además, en el hecho que actualmente en la Región de Coquimbo hay 15 proyectos de energías renovables ya en operación. A estos se podrían sumar otros 1.562 MW de potencia proyectada en 14 proyectos que están en el Sistema de Evaluación Ambiental, aprobados o en proceso de calificación, por un monto total cercano a los US$3.500 millones.

En tanto, Michael Garland, CEO de Pattern Energy, puso énfasis en la relevancia de esta iniciativa para su empresa, pues constituye la primera inversión de este tipo que realizan en América Latina.

TECNOLOGÍA
Los 50 aerogeneradores levantados en las cercanías de Tongoy, con una capacidad total instalada de 115 MW, abastecerán del orden del 20% del consumo anual de Minera Los Pelambres, equivalente a 280 GWh/año.

Las turbinas eólicas de 2,3 MW son de tecnología Siemens, modelo SWT-2.3-101. Las torres de los aerogeneradores tienen una altura de 80 metros, mientras que cada aspa bordea los 49 metros de longitud. Una característica de estos equipos es que su rotor está especialmente diseñado para optimizar la entrega de energía en zonas con condiciones de viento moderadas.

Cabe consignar que el factor de planta promedio esperado para El Arrayán es del orden del 38%, uno de los más altos entre los parques eólicos que actualmente operan en Chile. A su máxima capacidad el parque eólico podría iluminar a 200.000 hogares.

El Arrayán tiene una vida útil de 25 a 30 años, y cuenta con un plan de cierre y desmantelamiento que, según la minera, permitirá mantener las características del entorno donde está emplazado: un terreno de 62 hectáreas, aunque su superficie total, considerando la línea de transmisión y subestación, es de 255 hectáreas.

Desde Minera Los Pelambres también han destacado que esta inversión en el uso eficiente y sustentable de la energía se suma a otra que emprendió la faena al inicio de sus operaciones, a través de la utilización de un sistema de correas trasportadoras para la autogeneración de electricidad, equivalente al 10% de su demanda de energía.

Energía solar fotovoltaica
Minera Los Pelambres, de Antofagasta Minerals S.A., y SunEdison anunciaron el cierre de un acuerdo por el cual el proyecto fotovoltaico Javiera, actualmente en construcción en la Región de Atacama, suministrará energía para las operaciones de la faena minera del grupo Luksic. El contrato tendrá una vigencia de 20 años.

Está previsto completar la construcción de la planta fotovoltaica en los primeros meses de 2015. Tendrá una capacidad instalada de 69,5 MW DC y se prevé que en su primer año genere 179 GWh de energía limpia anual, abasteciendo alrededor del 12% de las necesidades energéticas de Los Pelambres.

Robert Mayne-Nicholls, gerente general de la compañía minera, afirmó que esta iniciativa “está en línea con el propósito de incrementar la sustentabilidad de la matriz energética de nuestra operación a precios competitivos”.