Nuevos centros de servicios en la región: Aliados estratégicos en Antofagasta

En los últimos años grandes compañías proveedoras de la minería se han establecido con centros de distribución y servicios en la nortina ciudad, para mejorar sus tiempos de respuesta a los requerimientos de la industria.

La necesidad de posicionarse en el epicentro de la actividad minera del país, con el fin de entregar servicios inmediatos y de calidad, es uno de los principales objetivos que persiguen las empresas proveedoras que se han instalado en Antofagasta con unidades estratégicas, ya sea en la forma de centros de distribución o centros de servicios.

El ámbito de operación de estas instalaciones comprende distintas actividades como recepción, inspección, control, clasificación, sistematización, conservación, expedición y distribución de repuestos, insumos, componentes y equipos.

Paralelamente, aseguran los expertos, la decisión de establecerse en Antofagasta permite a las compañías, además de entregar servicios directos a la minería, innovar en el desarrollo de nuevos productos, potenciar las investigaciones y fortalecer a las empresas que prestan servicios paralelos a la industria, fomentando así el cluster minero en la región.

Distribución, almacenamiento y servicios

En junio de 2011 Komatsu Cummins inauguró su Centro de Distribución en Antofagasta con una inversión de más de US$14 millones, la cual ha seguido creciendo. El edificio es una estructura de acero y construcciones anexas de 14.000 m2 techados para el almacenamiento de repuestos, con racks de 10 m de altura en un emplazamiento de 56.000 m2, lo cual incluye patios de almacenaje de componentes y equipos, bodegas de materiales bajo condiciones especiales, salas de capacitación e instalaciones para el esparcimiento de los trabajadores.

“Actualmente el centro de distribución cuenta con una capacidad de almacenamiento de 27.000 posiciones, más de US$100 millones en repuestos y componentes, y almacena más de 30.000 SKU (Stock Keeping Unit), más de un millón de unidades”, detalla Carlos Alfaro, subgerente de Operaciones de Distribución Zona Norte en la Dirección de Supply Chain de Komatsu Cummins.

A esto se suma, prosigue Alfaro, que el proyecto de activación de los puertos de Angamos y Antofagasta trae beneficios económicos para la zona y logros importantes de eficiencia en tiempo y costos para llegar a las faenas mineras con los insumos.

Por su parte, Finning cuenta con el Centro Logístico La Negra (CLLN), ubicado a unos 20 km de Antofagasta, inaugurado en 2009. Su construcción y habilitación demandó una inversión de US$20 millones y está diseñado para ser un enclave neurálgico para las operaciones de la minería de Chile y Sudamérica, entregando servicios de repuestos, componentes, motores y equipos Caterpillar para empresas que operan en esta industria.

El centro logístico cuenta con 20.000 m2 construidos de almacenaje cubierto y 21.000 m2 de patio para el almacenaje descubierto y zonas de operación, emplazado en un terreno de seis hectáreas. Su capacidad de bodega actualmente está por sobre los 40.000 SKU o ítems, y proyectan una ampliación incorporando equipamiento adicional.

Piero Campodónico, gerente de Logística de Salida de Finning, explica que “el objetivo es reducir los tiempos de entrega y optimizar la calidad y eficiencia de los servicios que la compañía presta al sector minero, abasteciendo a los distintos contratos mineros y de construcción ubicados en las regiones de Tarapacá y Antofagasta. Procesamos en promedio 57.000 órdenes mensuales con altos estándares logísticos y nivel de servicio”.

Por otro lado y enfocado a la formación de capital humano técnico especializado, en julio de 2013 la empresa inauguró el Finning Instituto Técnico (FIT), que significó una inversión superior a US$12 millones, emplazado en una superficie de 7.000 m2 construidos y 13.000 m2 de terreno total, también en Antofagasta.

Metso es otra de las empresas que hace poco tiempo inauguró un Centro de Servicios en esta ciudad, que se une a la red de más de 70 centros a nivel mundial.

Dentro de las necesidades que cubre para la industria minera y sus empresas anexas se encuentra la ingeniería y manufactura local, ensamblaje y overhaul de equipos, recuperación de componentes, soporte técnico y servicio de calidad mundial.

Según el gerente del centro de servicio, Claudio Zamorano, establecer un centro logístico en una de las principales zonas mineras del país les permite “estar muy cerca de los potenciales clientes, lo cual se transforma en una ventaja estratégica. Estamos invirtiendo fuertemente en la región, mirando a Antofagasta como una plataforma de innovación en negocios mineros”.

Durante este 2014, el centro de servicios de Metso en Antofagasta contará con una nueva base de mantenimiento, gracias al proyecto que ampliará las actuales instalaciones en más de 4.500 m2.

Más recientemente, Joy Global también inauguró un Centro de Servicios en Antofagasta, en el barrio industrial La Negra. Certificada ISO 9001-18000, la construcción de 10.000 m2 está levantada en una superficie total de terreno de 57.000 m2. La inversión fue cercana a US$30 millones.

La instalación dispone de un área de reparación de componentes con equipamiento de alta tecnología y capacidad de trabajo, como una mandriladora de última generación y una lavadora de componentes con control electrónico de nivel de agua y retracción de la plataforma vibratoria para acceso máximo, entre otras maquinarias de avanzada.

Gases para la minería

Al sur de Antofagasta, también en el sector La Negra, Indura inauguró una planta que proveerá gases necesarios para las operaciones de la gran minería del cobre, además de procesos industriales y medicinales en las regiones del norte del país.

La planta, que significó una inversión de US$8 millones, producirá oxígeno, nitrógeno y argón en estado líquido. Su posición estratégica permitirá abastecer las faenas mineras y empresas asociadas a este rubro que desarrollan actividades en todo el norte de Chile.

La planta La Negra cuenta con instalaciones para el llenado de cilindros de gases comprimidos, con lo que Indura espera asegurar el suministro constante de este tipo de insumos en la zona.

Abastecerá principalmente al mercado metalmecánico para los procesos de soldadura en la reparación y fabricación de componentes para la gran minería.

Al mismo tiempo, el nitrógeno producido en estas dependencias se usará en procesos de inertización en el inflado de neumáticos de camiones mineros de alto tonelaje, en friocontracción de piezas metálicas y como barrera inerte en procesos de tostación.

“Esta planta nos permitirá abastecer a toda la zona norte de Chile con una logística de distribución local que acortará los tiempos de respuesta con nuestros clientes. Además, esta planta constituye un aporte al medio ambiente, ya que no produce emisiones, y puede operar en modalidades que permiten optimizar el gasto energético”, explica Jorge Ortiz, gerente zonal Indura.

Investigación

Con el objetivo de desarrollar innovación en diferentes áreas vinculadas a la minería, mediante un trabajo llevado a cabo con empresarios, estudiantes y emprendedores vinculados al sector minero, la empresa 3M decidió ubicar su Centro de Innovación en Antofagasta.

En él se desempeñan profesionales de diferentes rubros, como ingenieros de variadas especialidades, químicos, prevencionistas de riesgos, hidrometalúrgicos, todos con estrecha vinculación a los temas mineros. La inversión total para la construcción, habilitación y capital humano vinculado a este centro asciende a US$2.000.000.

Alineada con su visión de generar innovación junto a sus clientes, 3M ha desarrollado  convenios e investigaciones con varias de las grandes empresas mineras, entre las que se encuentra Minera Escondida.

El modelo de innovación aplicado en el centro es abierto, es decir, se trabaja con emprendedores y la empresa aporta al desarrollo de las ideas y en la comercialización de los productos o soluciones, con lo que se establece una relación en que ganan ambas partes. Se espera que las innovaciones que surjan de estos procesos puedan ser aplicadas en cualquier lugar del mundo.

El Centro de Innovación 3M funciona desde 2011, y en abril de 2013 se reinauguró con ocho nuevos laboratorios: de mantención y seguridad industrial, fluroquímicos, eléctrico, hidrometalurgia y protección respiratoria.