Minería: foco de la inversión japonesa en Chile

Según datos del Comité de Inversiones Extranjeras, entre enero y septiembre de 2013 se materializaron inversiones japonesas en Chile por US$5.634 millones, de las cuales 54% corresponde al sector minero.

Japón, al igual que Chile, fue un país que extraía minerales para aportar a su economía, sin embargo, actualmente se dedica a la importación de dichos recursos.

“Antiguamente explotábamos nuestros propios recursos naturales (especialmente carbón y cobre), pero en la actualidad, debido al agotamiento de esos recursos y/o por el tema de costos de producción, es más rentable importarlos”, explican desde el Departamento Económico de la Embajada de Japón en Chile.

Para fortalecer las relaciones comerciales bilaterales y en consideración a la existencia de exportaciones complementarias –por un lado, Chile con envíos principalmente basados en recursos naturales, y por otro, Japón exportando tecnología y productos elaborados–, ambos países firmaron un Tratado de Libre Comercio en 2007, pacto que permitió que el 6,2% de la inversión extranjera directa que Chile recibió entre 2009 y 2012 haya provenido de Japón, según cifras del Banco Central.

De acuerdo con los datos más recientes informados por el Comité de Inversiones Extranjeras (CEI), la inversión autorizada japonesa sujeta al DL600 en minería fue de US$9.497.000 en 2012, equivalente al 56,6% de la inversión japonesa autorizada en Chile. Asimismo, la inversión materializada sumó US$2.837.669, correspondiente al 34,6%.

Asimismo, existen incentivos para las empresas, como tasas de interés, políticas de cooperación técnica que ofrece JBIC (Japan Bank for International Cooperation) y Jogmec (Japan Oil, Gas and Metals National Corporation) y seguros comerciales por parte de NEXI (Nippon Export and Investment Insurance)” que fomentan la relación comercial. Además, el Departamento Económico de la Embajada nipona, junto con Jogmec, entrega información referente al potencial del desarrollo de Chile, para promover la inversión en el país.

Posicionamiento estratégico

En minería la apuesta de las empresas japonesas ha sido posicionarse en proyectos estratégicos del sector, como Escondida, Collahuasi y Los Pelambres. En este momento, se tiene conocimiento de que existen en Chile empresas japonesas como Pan Pacific Copper, Sumitomo, Mistubishi, Nittetsu, Mitsui, Marubeni y Toyota Tsusho Corporation.

El Departamento Económico de la Embajada de Japón dice no tener conocimiento acerca de la eventual llegada de más compañías, “pero considerando el potencial del sector minero de Chile, creemos que existe la posibilidad de que esto se incremente”.

La representación diplomática destaca en particular el desarrollo tecnológico que realizan directamente las empresas mineras japonesas, “por lo que si crece la inversión en el sector minero, necesariamente aumentará la inversión en tecnología minera”.

A propósito de esta experiencia que tiene Japón en materia de innovación, en 1978 los gobiernos de este país y Chile suscribieron un Acuerdo de Cooperación Técnica, gracias al cual actualmente “se ofrecen cursos de capacitación en Japón para los sectores energético y minero, los que están los relacionados con el desarrollo de energía geotérmica, infraestructura de planta nuclear, eficiencia energética, conservación energética en sector comercial, industrial y residencial, alternativas tecnológicas de generación energética y desarrollo sustentable minero”, señala la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA).

Equipos de perforación

El desarrollo tecnológico de Japón se aprecia también en las empresas proveedoras para la minería, entre las cuales se encuentra FRD Furukawa, cuyo director Técnico para Latinoamérica, Francisco Jara, adelanta que están desarrollando productos de perforación en aire reverso, que fueron probados en Sudáfrica, y que pronto serán lanzados en el mercado nacional.

Por otra parte, el ejecutivo resalta la llegada del primer jumbo FRD Furukawa a Chile. “El modelo T1AM es un robusto equipo de alto rendimiento, controlado hidráulicamente, posee un brazo telescópico con paralelismo automático e incorpora un sistema de protección antiatascos”, dice, añadiendo que el sistema Drifter HD220 acorta los ciclos de perforación, mejorando la velocidad de desplazamiento. “Este sistema, al optimizar la fuerza de avance, mejora también la vida de los componentes de perforación”, acota.

“Cabe señalar que en Japón los equipos de perforación de roca en subterráneos representan el 90% del mercado japonés”, puntualiza Jara. En el país asiático, donde la innovación marca la pauta de las empresas, FRD Furukawa se adjudicó toda la implementación de equipos para el nuevo trazado del tren bala (cerca de 300 km) que unirá Tokio con las principales ciudades de Japón.

Sobre el futuro, el director técnico indica que “ahora nuestra mirada apunta a desarrollar la línea subterránea (nuestra experiencia en el área es desde 1961), donde contamos con una gama de equipos de perforación desde uno a cuatro brazos”.

Ácido sulfúrico y azufre

Interacid, empresa 100% de propiedad del conglomerado japonés Sumitomo Corporation, está presente en Chile desde principios de los años 1990. En 1994 inauguró su primer terminal portuario en la bahía de Mejilones, el cual hoy cuenta con una capacidad de almacenamiento instalada de 115.000 toneladas métricas de ácido sulfúrico. En 1999, en tanto, fue inaugurado el segundo terminal en la localidad de Punta Patache, ubicado unos 65 km al sur de Iquique, instalación que cuenta con 40.000 ton de capacidad de almacenamiento de ácido sulfúrico.

Los productos que Interacid Trading comercializa mundialmente son ácido sulfúrico y azufre, siendo el primero de estos el de mayor volumen transado por la empresa, llegando a mover alrededor de 3.000.000 de ton anuales. En Chile el ácido sulfúrico es el único producto comercializado por la compañía.

“Interacid tiene como meta mantener su importante participación en el mercado del ácido sulfúrico en Chile y desarrollar nuevos negocios para la industria minera, actuando y sirviendo como un socio estratégico de largo plazo”, indica Gastón Frez, gerente general de la firma.

Camiones autónomos y monitoreo

Desde su llegada a Chile Komatsu ha logrado una importante presencia en la minería, suministrando equipos y servicios a las principales operaciones mineras del país. La generación de tecnologías y equipos Dantotsu (productos y servicios únicos) es parte de la filosofía de Komatsu. En este sentido, desarrollos como el sistema AHS (Autonomous Haulage System) para camiones autónomos; los sistemas Komtrax y Komtrax Plus para el monitoreo de los equipos de construcción y minería, respectivamente; o las líneas de equipos de movimiento de tierra de alta tecnología, son ejemplos de desarrollos japoneses que la compañía ofrece a la minería en Chile.

Darko Louit, gerente general de Komatsu Chile, señala que el sistema AHS que opera en la División Gabriela Mistral de Codelco y en Australia en diversas operaciones de Rio Tinto Iron Ore, es digno de ser destacado. Se trata de un sistema desarrollado por Komatsu, que permite que camiones de extracción de alto tonelaje, como el 930E, puedan desplazarse y transportar cargas de manera independiente, sin la necesidad de operadores o de un comando remoto.

Asimismo, el ejecutivo destaca las ventajas que ofrece esta tecnología en materia de seguridad, sin exponer a los operadores a las condiciones de riesgo presentes en operaciones mineras a rajo abierto.

Consultado por sus perspectivas para el presente año, el gerente general señala que, “considerando que el aftermarket es un componente muy relevante de nuestro negocio, el nivel de actividad que enfrentaremos en 2014 en servicios y suministro de repuestos y reparaciones mostrará nuevamente un incremento respecto del año anterior”.

Químicos y trading

Kowa Company es una empresa multinacional japonesa nacida en 1894 en Nagoya. En Chile ha estado enfocada principalmente al negocio químico y trading en general, bajo el nombre de Kochi, con más de 26 años de presencia.

Hernán Matamala, development manager de Kochi, sostiene que en la actualidad en Chile están conformando la plataforma comercial de la división de eficiencia energética y energía renovable. “Tendremos disponibles luces LED anti explosivas para la industria y la gran minería”, señala, añadiendo que “luego de varios meses de estudios, creemos que los productos Kowa que serán un real aporte para Chile este 2014 son la tecnología LED, con luces para proyectos comerciales en edificios y casas”.

Motores y repuestos

Motorman es representante exclusivo para Chile de la marca japonesa de motores Kubota y también ofrece repuestos.

Según indica Juan Barichevich, gerente de Servicio y Repuestos de la firma, “Kubota está en constante innovación y tiene como principal objetivo bajar las emisiones contaminantes de sus motores para proteger el medio ambiente”.

Y añade que “pretendemos abarcar el sector minero teniendo en consideración que los principales fabricantes de máquinas, tales como mini cargadores, torres de iluminación, generadores, rodillos compactadores, funcionan con motores Kubota”.

Sistemas de control de instrumentación

Yokogawa es otra de las empresas japonesas presentes en nuestro país. José Luis Pérez, gerente comercial de Yokogawa Chile, cuenta que el proyecto principal que están desarrollando en minería está relacionado con Caserones, de Lumina Copper, donde participa en el pre-comisionamiento y comisionamiento del DCS (sistema de control distribuido) de la planta.

Dentro del portafolio de la compañía menciona el sistema Wireless ISA100 para aplicaciones en pilas de lixiviación, que está orientado a hacer control (tiempo de respuesta de 500 ms) y que permite mayores distancias (5 km sin repetidor); analizadores de gases para medición en fundición, con tecnología láser, que calcula las emisiones con mayor rapidez y mejor precisión que los métodos tradicionales; la medición con tecnología WAC (Wide Area Communication), que es la extensión de la red de control del DCS, vía satelital, logrando operar a grandes distancias y en forma inalámbrica.

Entre los productos destacados también figura el sistema de control DCS, el cual puede comunicarse con distintas marcas y trabaja con diferentes protocolos de comunicación.

También está la medición de temperatura con fibra óptica DTS: “Este es un importante desarrollo de nuestra fábrica en Japón. Con este equipo se puede medir a lo largo de un fibra óptica, cada un metro, y en un largo de 6 Km. Es una tecnología patentada y tiene múltiples aplicaciones, como medición de perfiles de temperatura extensos, mediciones de fugas en líneas de ductos, de perfiles de temperatura en pilas de lixiviación, etc.”, señala Pérez.