x

Minera Las Cenizas: “La caída en los precios demanda decisión y disciplina”

Su gerente general, Cristián Argandoña, indica que han tomado una serie de medidas de contención, que les han permitido alcanzar niveles de costos C1 bajo los US$1,85/Lb.

Si en el Grupo Minero Las Cenizas tuvieran que definir lo que fue 2015, lo haría con la frase “permanente adaptación a la baja del precio”, según destaca su gerente general, Cristián Argandoña.

Para el ejecutivo, actualmente la mediana minería atraviesa por tiempos muy exigentes para el desarrollo de esta actividad. “Tanto en el ámbito económico (precio del cobre) como regulatorio (normativa ambiental, laboral) la industria está siendo sometida a fuertes niveles de exigencia y que en momentos de contracción, como el actual, se hacen difíciles sostener”, señala.

En el plano económico, Argandoña asegura que esta “fuerte caída en los precios demanda decisión y disciplina de las empresas, para ejecutar los procesos de ajuste y adecuarse a las nuevas condiciones de mercado”.

En el caso de Las Cenizas, el gerente general puntualiza que lograron reducir sus costos ayudados por el mayor precio del tipo de cambio y la caída en los precios de la energía eléctrica. “Adicionalmente hemos implementado una serie de medidas de contención, que nos han permitido alcanzar niveles de costos C1 bajo los US$1,85/Lb. Lo anterior ha sido complementado con algunos incrementos marginales en nuestras producciones lo cual ha otorgado mayor flexibilidad a la gestión”, explica Argandoña.

En términos concretos, los planes de contención de esta compañía consideraron “revisiones y ajustes de todos los contratos de servicios vigentes, reducción de dotaciones directas e indirectas, postergación de los trabajos de exploración de mediano y largo plazo, y fuerte reducción en los costos de las galerías de desarrollo, entre otros”, señala el directivo.

Para este 2016 esperan un año “apretado” sin cambios significativos en el nivel de precios, lo que obligará a la empresa a mantener el foco en los costos e implementar medidas innovadoras para desarrollar en forma más eficiente algunas operaciones unitarias del proceso productivo, indica.

Respecto del rol que le cabe a la autoridad, Argandoña dice esperar que ésta, a través de sus distintas instituciones e instrumentos como Enami y organismos sectoriales, “considere en sus evaluaciones el crítico momento que vive el sector. En tiempos de crisis se requiere flexibilidad para enfrentar con algún grado de éxito el escenario más restrictivo”.