x

Minera Centinela: Las fichas puestas en la innovación y el crecimiento

Como parte de las actividades paralelas a Exponor 2017, visitamos el circuito de chancado primario y molienda, el Centro de Operaciones Integradas y uno de los rajos de Minera Centinela, de Antofagasta Minerals.

A 167 kilómetros de Antofagasta se emplaza el distrito minero de Centinela, del grupo Antofagasta Minerals, cuyo estreno como operación integrada –a partir de El Tesoro y Esperanza– se produjo en 2014.

En el marco de Exponor realizamos una visita técnica a la minera productora de cátodos y concentrados de cobre. El recorrido por las instalaciones incluyó el Centro de Operaciones Integradas (COI) y el circuito de chancado primario y molienda de Centinela, además del rajo Esperanza, localizado a 2.300 msnm.

La instancia tuvo como principal interlocutor al gerente de Operaciones de la compañía, Luis Sánchez, quien se refirió a los proyectos cuya construcción esperan culminar este año: Óxidos Encuentro y la planta de molibdeno. A éstos se sumará el de Desarrollo Distrito Centinela, cuya fase de estudio terminaría durante 2018. Esta iniciativa involucraría una inversión inicial de US$2.700 millones.

La producción anual de cobre fino alcanza las 230.000 toneladas, volumen que subirá a unas 400.000 ton cuando se concreten las inversiones y mejoras previstas.

Equipamiento

Sánchez detalló que entre sus activos la faena dispone de cinco palas eléctricas, once equipos de carguío, 15 perforadoras y 74 camiones. En materia de procesamiento y molienda, cuenta con un chancador primario de 7.000 ton/hora de capacidad, dos molinos de bolas y uno SAG.

La operación completa maneja una dotación de 2.000 trabajadores propios y 2.000 contratistas.

Los operadores de camiones trabajan con el sistema Smart Cap, herramienta que mide el nivel de fátiga y somnolencia del conductor. Se trata de un sensor ubicado en un cintillo que lee las ondas eléctricas que produce el cerebro a través de la piel y que genera una alarma según el protocolo establecido.

Agua de mar y relaves espesados

Durante la visita técnica conocimos los detalles del sistema de abastecimiento de agua de mar sin desalar de Minera Centinela, cuya línea de impulsión alcanza una longitud de 145 kilómetros mediante una tubería de acero desnudo de alta calidad, de diámetro 38” y 36”, con una elevación de 2.300 msnm.

También fue destacado el depósito de relaves en pasta, que se caracterizan por un menor contenido de agua, mayor estabilidad sísmica y nula polución por erosión de aguas lluvias.