Minera Candelaria: Apostando a crecer y prolongar su vida útil

“Esperamos producir entre 160.000 – 175.000 ton de cobre este año, en línea con nuestro plan original”, asegura Phil Brumit, presidente de la compañía.

Mantener la continuidad de sus operaciones, resguardando la salud de sus trabajadores, ha sido una de las prioridades de Minera Candelaria en medio de esta crisis sanitaria. A la par de ello, también trabaja en su desarrollo futuro.

En conversación con MINERÍA CHILENA, Phil Brumit, presidente de la compañía -ubicada en la Región de Atacama y propiedad de Lundin Mining-, detalla las iniciativas en marcha para mejorar la productividad, controlar los costos y dar sostenibilidad a la faena.

¿Qué medidas han implementado para asegurar la salud de sus trabajadores?

Minera Candelaria desplegó su Plan de Acción Covid-19, que considera restricciones de viajes nacionales e internacionales.

Un porcentaje importante de la fuerza de trabajo de la operación y de sus empresas contratistas vive en la Región de Atacama, lo que evita el traslado entre regiones, una de las principales dificultades que enfrenta la minería en nuestro país.

Además, se implementó la modalidad de teletrabajo para todos aquellos que pueden realizar sus tareas desde los hogares. Del mismo modo, todas las personas que están en los grupos de riesgo de edad o con afecciones médicas subyacentes fueron enviadas a sus casas, en aislamiento preventivo.

Nuestras oficinas comunitarias en Tierra Amarilla, Caldera y Copiapó, y la sede corporativa en Santiago cambiaron a un modelo de atención en línea. El objetivo de estas medidas fue reducir el movimiento de trabajadores para evitar la exposición al virus.

Además, se implementó el formulario “Permiso de Salud para Trabajar en el Distrito Candelaria” actualizado mensualmente, sin el cual las personas no pueden ingresar a nuestras instalaciones.

En tanto, en nuestras operaciones se han implementado medidas adicionales para garantizar la salud del personal, como por ejemplo control de temperatura antes de abordar los buses y furgones de transporte; y en los principales puntos de acceso se implementó el procedimiento de prevención y Control de Contagio de Covid-19, así como el de Limpieza y Desinfección en los Lugares de Trabajo.

¿Han visto afectadas sus operaciones?

Hemos realizado y continuamos dedicando esfuerzos significativos para mantener la continuidad operacional, lo que hemos logrado gracias al compromiso de todo el equipo. En las faenas, sólo trabaja de manera presencial el personal directamente ligado a la producción, para quienes hemos tomado una serie de medidas sanitarias que forman parte del Plan de Acción Covid-19. La mayoría de los trabajadores de áreas administrativas realizan sus labores en modalidad de teletrabajo.

¿Cuánto esperan producir este año y cuánto proyectaban originalmente?

En el ámbito operacional, durante 2019 y este año enfrentamos un escenario complejo en términos de producción, principalmente debido a los disturbios sociales generalizados y a la actual emergencia de salud, que se han enfrentado exitosamente a través de la promoción de sinergias entre las áreas, para ser más eficientes en el control de costos.

Del mismo modo, estamos fortaleciendo las operaciones subterráneas que buscan generar un aumento en la producción; hemos invertido en la renovación de la flota de operaciones, optimizado la tasa de procesamiento para incrementar la recuperación de mineral, y hemos mejorado el plan de minería en el mediano y largo plazo.

Nuestra fuerza laboral se ha enfrentado a los desafíos de operar en estos escenarios.

Actualmente esperamos producir entre 160.000 – 175.000 ton de cobre este año, esencialmente en línea con nuestro plan original.

¿Con qué dotación están trabajando?

En condiciones normales, operamos con aproximadamente 1.500 trabajadores propios y con aproximadamente 4.000 de empresas contratistas. Como resultado de esta contingencia sanitaria, con la priorización de tareas y la ejecución de proyectos, hemos disminuido la cantidad de personas que acuden a las operaciones cada día, para reducir el riesgo de exposición, de nuestra fuerza laboral y de las comunidades locales.

Mejoras en productividad

Hace un año pusieron en marcha el proyecto Candelaria 2030. ¿Cuál es la evaluación y sus beneficios?

Hasta la fecha, se han desarrollado tres proyectos importantes en el distrito, todos con diferentes niveles de progreso, pero que apuntan a un objetivo común: mejorar la productividad, controlar los costos y dar sostenibilidad a las operaciones.

Uno de ellos es Candelaria Continuidad Operacional, que le permite a la compañía extender su vida útil y continuar contribuyendo al crecimiento económico y social de la Región de Atacama, particularmente de Tierra Amarilla, Copiapó y Caldera.

El proyecto consideró la construcción de un nuevo depósito de relaves que ya está en operación, la reubicación de algunas líneas de transmisión eléctrica y algunos tramos de la ruta C-397, la expansión del rajo para explotar nuevas reservas y el aumento en el volumen de depósitos estériles, que son necesarios para la continuidad de las operaciones.

Otro proyecto relevante es el proyecto de optimización de molienda de Candelaria.

El objetivo es apoyar la producción de la planta concentradora en los niveles actuales, aprobados en la RCA vigente, con un promedio de 75.000 tpd y con un máximo instantáneo de 90.000 tpd, y una mejora en la recuperación de cobre con los tonelajes antes descritos.

Para lograr este propósito, considera optimizar el chancador primario, la molienda convencional, el circuito de chancado y molienda de pebbles, y optimización de la producción del suministro de agua para el proceso.

Este proyecto está cercano a finalizar, lo que está previsto para la segunda mitad de este año.

Otra iniciativa importante es el Programa de Renovación de Equipos de Operaciones Mina, que contempló la inversión de importantes recursos económicos para reemplazar los equipos que han cumplido su vida útil, con otros nuevos con mejores tecnologías que permitirán mayor productividad y menores costos.

Este programa consideró la adquisición de 38 camiones CAT 793F, cinco palas hidráulicas

CAT 6020 y 6060, dos perforadoras Pit Viper 351 y el reemplazo de más de 20 equipos de apoyo y servicio.

¿Qué otras medidas han implementado para incrementar la eficiencia?

El propósito permanente de Candelaria es mantener un alto rendimiento en sus operaciones con bajos costos, lo que permite generar márgenes de flujo de caja positivos en el escenario actual, en el que el cobre está experimentando un período de inestabilidad de precios.

El distrito Candelaria representa aproximadamente el 60% de la producción de la Corporación Lundin Mining con una vida útil proyectada de 20 años, lo que podría aumentar con el desarrollo del plan de exploraciones para consolidar nuevos recursos, que apunta principalmente a la minería subterránea. Para este efecto, se han hecho inversiones en equipos y se está internalizando la operación de estas minas.

¿Cómo están procurando lograr una minería cada vez más sostenible?

La compañía presentó recientemente a la autoridad competente el estudio de impacto ambiental del proyecto “Optimización y Continuidad Operacional Minera Candelaria”, que apunta a extender la vida útil de nuestras operaciones por diez años adicionales, de 2030 a 2040. Con esta iniciativa reforzamos nuestro compromiso con la Región y alcanzamos un hito importante para convertirnos en una operación de clase mundial.

El proyecto considera el uso continuo de las instalaciones actuales y no afectará la extracción, procesamiento o transporte de minerales desde la mina hasta el puerto.

En términos de extracción de minerales, considera producción adicional en minas a cielo abierto y subterráneas; la incorporación del rajo La Española; expansión de las áreas de disposición de estériles; la integración de un nuevo sistema de chancado primario y secundario para minas subterráneas; y una nueva área de recepción de minerales para pirquineros o pequeños mineros de la comunidad de Tierra Amarilla.

En Caldera, contempla una ampliación menor de la planta desalinizadora y la implementación de obras para la recepción y almacenamiento de concentrado proveniente de terceros. En el caso de carreteras, electricidad y acueducto, la iniciativa prevé extender la vida útil de la infraestructura existente hasta 2040.

Tras el Covid-19, ¿cómo visualizan el escenario para el sector minero, considerando los efectos del estallido social y el postergado proceso constituyente?

Será un escenario muy desafiante para la industria minera. El equipo de trabajo de Candelaria tendrá que desplegar sus mejores esfuerzos para enfrentar este escenario. Contamos con profesionales de excelencia que siempre han estado a la altura de las circunstancias cuando la contingencia lo ha exigido y hemos salido adelante. Ésta no será la excepción.