Marimaca: Un proyecto que quiere ser a gran escala

MINERÍA CHILENA visitó en terreno el proyecto de exploración de Coro Mining. El CEO y presidente de la compañía, Luis Tondo junto con la gerenta de Exploración, Paola Kovacic nos indicaron sus avances. Estiman inicio de operaciones para fines de 2021.

No hacen falta más de 45 minutos de traslado en vehículo desde el Aeropuerto Andrés Sabella de Antofagasta hasta el proyecto de exploración Marimaca, propiedad de Coro Mining. Sesenta kilómetros lo separan de la capital regional y a 22 kilómetros está su localidad más cercana: Mejillones.

En 2015, Sergio Rivera, vicepresidente de Exploración de la junior canadiense, visualizó el potencial de una zona de la cordillera de la costa que tradicionalmente tuvo pirquinería. Hoy desde la empresa indican que hay 76 millones de toneladas de óxidos de cobre con ley 0,5% promedio sólo en la fase inicial, denominada Marimaca 1-23. A medida que avancen los estudios, esta cifra podría incrementar a 200 millones de toneladas de cobre, acercando Marimaca a un proyecto de gran escala.

MINERÍA CHILENA visitó el yacimiento donde Coro Mining instala nuevos campamentos, suma plataformas y perfora la tierra para hacer nuevos sondajes, y de este modo confirmar la cantidad de mineral presente en sus zonas de exploración.

Planificación

De acuerdo con el presidente y CEO de Coro Mining, Luis Tondo, hay US$13,5 millones comprometidos hasta final de año para desarrollar las fases exploratorias proyecto. Originalmente estaban presupuestados US$11 millones, pero desde la compañía afirman que los buenos resultados han motivado a destinar más fondos.

Esta inversión incluye terminar la fase II completa, hacer los scale-drillings en fase III, que buscan determinar si hay mineralización al norte y al sur del área central. Esto último considera dos kilómetros en cada dirección. Dependiendo de las informaciones obtenidas evaluarán si realizarán sondajes en la última fase del proyecto.

Desde Coro Mining calculan que la inversión inicial debería oscilar entre US$400 y US$500 millones.

Todos los estudios de ingeniería para ver la factibilidad deberían estar terminados el próximo año según la planificación de Coro Mining, mientras que las operaciones estiman comenzar a fines de 2021 o inicios de 2022.

Tondo agrega que -según los estudios realizados en el lugar- la recuperación de cobre debería estar entre el 70-75% para 1 millón de toneladas de cobre in-situ. Con una planificación de proyecto de 10 años, esto establecería una producción de 70.000 toneladas de cátodos de cobre anuales.

“Basándose en un benchmarking de otros proyectos, el Capex o la inversión inicial necesariamente para este proyecto va a ser menor. Llegamos a la conclusión que debería costar entre US$400 y US$500 millones en costo inicial”, asegura el presidente de Coro Mining.

Costo de producción

Por su parte, el costo de producción debería situarse en los US$1,5 por libra de cobre extraído. Tondo no muestra mayores preocupaciones frente a los vaivenes del precio del cobre a propósito de la guerra comercial.

En ese sentido, el CEO de la empresa comenta a MINERÍA CHILENA que “todo proyecto de esta naturaleza está sujeto al precio del cobre, pero yo creo que entre desarrollar la ingeniería y permisos, faltan tres años más. Yo espero que en ese horizonte de tiempo ese tema ya esté resuelto, creo que en ese plazo, la demanda empezará a aumentar y la oferta no estará a la par, entonces se equilibrará en un precio más alto”.

Desarrollo

Se espera una operación minera tradicional dadas las características del yacimiento, con explotación a rajo abierto y producción de cátodos de cobre de alta pureza.

Una futura planta de lixiviación se ubicaría en un llano hacia el oeste de donde se establecerá el pit, vale decir entre la costa y el yacimiento. De acuerdo con la empresa, se acerca a una quebrada por donde pasan líneas de acueductos, tuberías y líneas de transmisión energética.

Si el Capex del proyecto se acerca a los US$400, Coro Mining -que tiene un valor de mercado de US$120 millones en bolsa- deberá desarrollar el proyecto en conjunto con otra compañía.

Las opciones que considera Coro Mining incluyen un joint venture con una empresa socia, o la venta a una compañía major que extienda una oferta.

Una tercera alternativa es aumentar gradualmente la producción. “No es lo óptimo, porque un proyecto de esta naturaleza si se tiene el capital para invertir de inmediato, es mejor, porque empiezas a maximizar el valor presente del proyecto”, asegura Luis Tondo.

El CEO y presidente de la compañía enfatiza que esperan terminar la etapa de definición de recursos y hacer una evaluación económica del proyecto para empezar a hacer ofertas a otras empresas. “Eso debería pasar más bien el próximo año”, sostiene.

El mayor desafío actual que indican desde Coro Mining corresponde a la construcción de plataformas, ya que toma un mayor tiempo en relación a los sondajes.

Por otra parte, Tondo expone a MINERÍA CHILENA que el proyecto no posee comunidades cercanas que tengan interferencia directa con el proyecto. En sus estudios de línea base no han identificado problemas en ese sentido. “Hasta ahora de hecho, hemos percibido una proactitud para que el proyecto sea realizado en la zona”, señala.

Geología

La gerenta de Exploración de Coro Mining, Paola Kovacic asegura a MINERÍA CHILENA que tienen “evidencias concretas de mineralización, los sondajes proyectados han identificado los recursos esperados y más. Por otra parte, tenemos extensiones abiertas en todas las direcciones: norte, sur, este, oeste y en profundidad. Sabemos que hay extensiones, por eso estamos optimistas”.

Kovacic destaca la capacidad por parte del vicepresidente de Exploración, Sergio Rivera, quien tuvo que “romper varios paradigmas y ser bastante innovador para decidirse a perforar en esta zona. Él reconoció el cuerpo principal y ver qué tanto se podía proyectar; así definió los primeros sondajes a realizar.”

Además la gerenta de exploración enfatiza que a través de los sondajes se identificaron cuerpos mineralizados bastante continuos, en vez de pequeñas vetas como se creía anteriormente. La geóloga destaca que en la zona del proyecto, los mantos de mineralización van en sentido opuesto a lo habitual en la cordillera de la costa, con inclinación hacia el este. El yacimiento posee además un sistema de rocas intrusivas con alta permeabilidad y poca sobrecarga de estéril.

Por su parte, el presidente y CEO de Coro Mining, Luis Tondo enfatiza en que el yacimiento tiene una magnitud grande y que está aflorando la mineralización de cobre. “Nadie se percató de esto antes porque el tipo de roca presente en esta zona es distinto al que generalmente tienen los yacimientos alrededor de Marimaca. Por ejemplo Mantos Blancos, Michilla o Mantos de la Luna, todos con rocas de tipo volcánica”, explica.

Accionistas

Los principales accionistas que tiene Coro Mining son Greenstone Resources 55.6%, Tembo 15.7% y Mackenzie 5.3%. Los dos primeros corresponden a fondos private equity de Londres que tienen sobre el 70% del total de la compañía. El restante 30% se divide entre firmas canadienses e inversionistas particulares. La empresa transa en la bolsa de Toronto (“TSX”), identificándose como COP.