x

Revista Minería Chilena Nº455

mayo de 2019

Marcel Leclair, de Redpath Chilena: Confiados en el crecimiento de la minería subterránea

El gerente general proyecta un panorama favorable para las excavaciones y construcciones subterráneas, ante la necesidad de revitalizar minas antiguas para aumentar producción.

“Los mercados (de excavaciones y construcciones subterráneas), en el corto y mediano plazo, estarán creciendo. Esto considerando la expansión de Chuquicamata Subterránea y El Teniente de Codelco, y Candelaria, de la canadiense Lundin Mining”, señala Marcel Leclair, gerente general de Redpath Chilena.

“Junto con el crecimiento de estas minas aumenta la demanda de servicios de contratistas mineros para desarrollar los proyectos”, sostiene el representante de la empresa internacional especializada en dicha materia.

Leclair advierte, no obstante, que “a pesar de los grandes esfuerzos de expansión y revitalizaciones de faenas antiguas, para reponer el volumen de suministros por la baja ley, las exploraciones y las empresas start-ups han sido pocas, por lo que los analistas de mercado predicen una escasez de mineral para 2023”.

Flexibilidad ante los retos

 ¿Qué desafíos enfrenta la minería chilena en materia de excavaciones y construcciones bajo tierra? “Varios -responde-, como la transición desde la minería de rajo abierto hacia la subterránea, que involucra costos de producción más altos y métodos más complejos.  También las condiciones geológicas son más demandantes, con presiones de la roca más elevadas y con operaciones más profundas”.

“Los clientes siempre buscan aumentar la seguridad y producción, y reducir los costos. Lo que quieren es saber que el trabajo se realizará a tiempo, dentro del presupuesto y de forma segura. Por eso las empresas que trabajan en este mercado deben ser flexibles y enfocarse en soluciones innovadoras”, remarca Leclair.

Destaca que Redpath, presente en los cinco continentes, tiene más de 55 años de experiencia. “Hemos prestado nuestras soluciones en condiciones como el frío extremo del ártico o la altura de Indonesia y Chile. También en las minas más profundas, y el yacimiento subterráneo más grande del mundo (El Teniente). En Chile operamos desde 1982”, precisa el ejecutivo.

La compañía fabrica su propia línea de máquinas Raisebore, de la familia Redbore, por lo que puede diseñar y construir equipos para satisfacer las necesidades específicas de sus clientes. “Además desarrollamos innovaciones en tecnología, que incluyen la operación a control remoto desde superficie. Y trabajamos para alcanzar la completa autonomía”, agrega Leclair.