x
Protagonistas del acuerdo durante la firma.

Los detalles del acuerdo Corfo-SQM

El pacto suscrito por la entidad de fomento estatal y la minera no metálica pone término al proceso de arbitraje entre ambas partes. SQM podrá aumentar su producción anual a 216.000 ton de LCE, cumpliendo una serie de condiciones.

Con el pacto de conciliación entre Corfo y SQM no sólo quedó atrás un intenso –y extenso– periodo de desencuentros y negociaciones; también implicó la modificación de los dos contratos existentes entre ambas partes, así como el compromiso de la minera de cambiar su gobierno corporativo. Entre los impactos más significativos está el aumento de la cuota de extracción autorizada a la compañía, de hasta 349.553 toneladas de litio metálico equivalente (LME) hacia fines de 2030, triplicándose la cantidad permitida originalmente.

Dentro de los requisitos fijados en el nuevo acuerdo, se establece que SQM Salar pague a Corfo US$17,5 millones más intereses, como forma de término de conflicto. Paralelamente, la empresa se obliga a designar –y mantenerlo hasta 2030– a un director independiente que asume como presidente de la compañía, cargo que queda bajo la responsabilidad de Alberto Salas, ex presidente de Sonami y de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC). Julio Ponce Lerou y sus relacionados hasta el segundo grado de consanguineidad no podrán ser directores, ni ejercer como ejecutivos de SQM o sus filiales.

Mayor producción y expansiones

Las casi 350.000 ton de LME fijadas como cuota adicional en el pacto de conciliación, se agregan al remanente de 64.816 ton del total autorizado en el contrato original. Y la suma de ambas cantidades equivale a aproximadamente 2,2 millones de ton de carbonato de litio equivalente (LCE) hasta 2030. De hecho, SQM podrá expandir su producción anual a 216.000 ton de LCE hacia ese año.

El acuerdo establece la construcción de una nueva planta o “Expansión 1” de productos grado batería, de 50.000 ton de LCE, posible de ejecutar en dos módulos de 25.000 ton cada uno. Esto corresponde a una “nueva cuota” de 185.767 ton de LME. Si bien esta inversión debiera estar operativa en 2025, la compañía se compromete a realizar esfuerzos para adelantar su puesta en marcha a 2021.

También se considera la opción de explotar una cuota adicional de 112.723 ton de LME, si SQM ejerce la opción de construir y poner en operación una capacidad extra de producción de 100.000 ton de litio grado batería (también en módulos de 25.000 ton), siempre que esté en marcha la “Expansión 1”.

Asimismo, se contempla el derecho a una “cuota de eficiencia” de 51.063 ton de LME, en la medida que se ejecuten inversiones para futuras expansiones de producción, ya sea a través de la construcción y operación de nuevas plantas, o por medio de incrementos de eficiencia.

Aporte a I+D y comunidades

El pacto también considera un aporte de SQM de entre US$10,8 millones y US$18,9 millones por año a iniciativas de investigación y desarrollo. En particular, para financiar el desarrollo de nuevas tecnologías de extracción, adecuadas a la realidad de los salares existentes en el norte del país; principalmente que se promuevan soluciones más eficientes en el uso de agua.

También se establece un aporte de entre US$10millones y US$15 millones al año, para el desarrollo económico sustentable y el fortalecimiento de la economía e identidad cultural de las comunidades de la cuenca del Salar de Atacama. Asimismo, SQM se obliga a hacer sus mejores esfuerzos por mantener un diálogo fluido y permanente con las comunidades aledañas a la explotación en el salar.

En virtud del acuerdo, la compañía destinará anualmente el 1,7% de las ventas totales de SQM Salar a desarrollo regional, para proyectos de inversión pública y de desarrollo productivo del Gobierno Regional de Antofagasta, y para las municipalidades de San Pedro de Atacama, de Antofagasta (en el área de influencia del Salar del Carmen) y de María Elena.

Considerando los ingresos anualizados de SQM Salar reportados en los primeros meses de 2017 (cerca de US$1.000 millones), el 1,7% de las ventas se aproximarían a US$17 millones

El vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, estimó que el convenio generaría recursos adicionales para el Estado, la región y la comunidad por US$8.300 millones entre 2018 y 2030.

Tasas de renta y precios preferentes

Corfo mantiene el arrendamiento de 28.054 pertenencias mineras a SQM Salar, la que podrá explotar 16.384 de ellas, con el objeto de extraer y producir productos de cloruro de potasio, ácido bórico, cloruro de magnesio o bischofita y productos de litio, así como otras sustancias mineras existentes, incluyendo los subproductos cloruro de sodio y sulfato de sodio.

Se determina el pago de nuevas tasas de renta con escalas progresivas y marginales sobre el precio de venta (ver Tabla 1).

Tabla 1

Por otro lado, SQM ofrecerá una parte de su producción de litio a precios preferentes, a productores de valor agregado que potencialmente se desarrollen en Chile. Esto debe alcanzar al 25% (partiendo en 15% con incrementos anuales de 2,5%) de capacidad anual de producción teórica, con el objetivo de promover el establecimiento de empresas especializadas.

Según Corfo, los productos en que Chile tiene ventajas comparativas gracias al costo de la energía solar y la disponibilidad futura de cobalto y tierras raras, son: cátodos, materiales de cátodos y litio metálico.

Otras condiciones

El acuerdo además incluye la transferencia, a título gratuito, de la totalidad de las servidumbres, sean éstas mineras o de cualquier naturaleza, que beneficien al proyecto, excluyendo el Salar del Carmen. Asimismo, se contempla la opción de compra transferible para adquirir todo o parte de los activos de SQM Salar, como instalaciones productivas e infraestructura que se ubiquen dentro del área arrendada y en una zona de 10 km desde el límite de dichas pertenencias.

Otro punto es una opción, para SQM Salar, para vender a Corfo las instalaciones que permitan incrementar la capacidad de producción y explotación, asociada a los aumentos de la cuota de litio.

Entre las restricciones, se prohíbe a la minera acordar operaciones conjuntas o integradas con los demás explotadores de las pertenencias denominadas OMA, del Salar de Atacama, lo cual fue interpretado como el cierre a la posibilidad de que Albemarle compre la parte de Potash en SQM.

Tabla 2

Maricunga y Codelco

El acuerdo contiene una cláusula mediante la cual Corfo espera facilitar la integración de concesiones en el Salar de Maricunga para viabilizar el desarrollo, por parte de Codelco, de una explotación de litio económicamente factible, en un lugar donde la Corporación tiene 2.600 hectáreas en pertenencias. SQM se compromete a constituir una sociedad con la minera estatal para evaluar conjuntamente un proyecto en este sentido.

Causales de término anticipado

  • Terminación, anticipada o no, del contrato de proyecto y/o la disolución o término de la sociedad.
  • Abandono voluntario de faenas o suspensión de operaciones por un plazo superior a dos años.
  • Insolvencia de la sociedad.
  • Rentas impagas o pagos adicionales bajo el procedimiento de impugnación.
  • Por gravar bienes aportados, transferidos o entregados en arrendamiento.
  • No pago de las patentes mineras.
  • Incumplimiento de prohibición de venta de salmuera de litio.
  • Aplicación de cualquier sanción a firme en procedimiento ambiental, y que sea por causa de daño ambiental grave acreditado, que no pueda ser remediado, mitigado o compensado.