Las claves para mantener el liderzgo

La biominería aparece como un instrumento para que Codelco mantenga su posición protagónica en el mercado del cobre.

Personas, procesos y tecnologías son los factores claves que Codelco ha identificado para hacer frente a los desafíos del futuro y poder mantener su liderazgo en producción de cobre y molibdeno durante el presente siglo.

De acuerdo a los actuales Planes Exploratorios y de Negocios, en 2010 Codelco alcanzará los 2,0 millones de tm y el año 2012 los 2,5 millones de tm para alcanzar la cifra peak en el período 2017-2019, con alrededor de 2,6 millones de tm. A partir de esa fecha la producción empezaría gradualmente a disminuir.
El vicepresidente de Desarrollo de la Corporación, Juan Enrique Morales, señala que nuevos descubrimientos y eventuales cambios tecnológicos están dando vida a un concepto denominado biominería que aparece como un instrumento para que Codelco mantenga su posición protagónica de mercado.

Factores clave
En cuanto al primer factor clave para abordar los desafíos, el de las personas, Morales señala que éstas requieren un mayor nivel de preparación que les permita adaptarse a los cambios continuos que se producen en los procesos y en la tecnología asociada. Las actividades están dejando de ser rutinarias y ahora demandan mayor capacidad analítica y capacidad de toma de decisiones con impacto creciente en el negocio. Otro tema es la exposición a riesgos ya que todos los esfuerzos en esta línea no han logrado erradicar en forma definitiva ni las enfermedades profesionales ni los accidentes. El ejecutivo plantea que un cambio radical en este sentido sería una minería sin personas en el frente de trabajo, con operación remota de equipos.
El otro factor es la creciente complejidad de los procesos mineros, por la disminución de leyes, la mayor dureza del mineral, el incremento de las restricciones ambientales, la creciente exigencia en la calidad de producto (en particular en cuanto a impurezas), la necesidad de mejoras en la calidad de vida y la seguridad de las personas. “Esto –explica Morales– requiere de la optimización de los procesos conocidos y de quiebres, tanto en los procesos como en las prácticas de trabajo. Por ello se habla cada vez con más frecuencia de biominería, minería continua, teletrabajo y procesos amigables con el medio ambiente”.
En este sentido también, la tecnología se ha convertido en un elemento esencial para asegurar la competitividad y la sustentabilidad del negocio. La industria minera se está abriendo por este motivo a explorar la aplicación de tecnologías utilizadas en otras industrias, aprovechando de generar alianzas y asociaciones con centros de investigación, universidades y empresas de servicio.
Como ejemplo de los tres factores mencionados Juan Enrique Morales se refiere a iniciativas en curso en Codelco, que parte desde la tecnología pero que impactan los procesos y a las personas.