x

Jornadas Económicas Chile-Alemania: Hacia una industria minera 4.0

Según los expertos, existen nuevas oportunidades en la digitalización industrial donde se puede avanzar en producción de alta calidad con soluciones individuales integradas en sistemas flexibles e inteligentes, que lleven a la industria minera local a un nuevo estadio de desarrollo.

Avanzar hacia una minería 4.0 fue el principal planteamiento de las autoridades y de los empresarios presentes en las VI Jornadas Económicas Chile-Alemania 2015, evento organizado por la CámaraChileno-Alemana de Comercio e Industria, Camchal. El concepto cruza desde la integración de redes de información y la automatización hasta una mayor participación de las energías renovables no convencionales (ERNC) en la estructura de suministro eléctrico.

Ese aspecto fue enfatizado por Hannelore Kraft, presidenta del Estado Federado Renania del Norte-Westfalia, quien señaló que “Chile y Alemania tienen programas muy ambiciosos en eficiencia energética –en el caso nuestro hemos determinado no utilizar energía nuclear–. Ambos necesitan reducir sus emisiones y aumentar de manera importante la presencia de las ERNC en su matriz energética. Para ello, es crucial avanzar en el desarrollo de una minería 4.0, en digitalizar la industria y aplicar soluciones individuales”.

Thomas Bergs, managing director de Fraunhofer Institute for Production Technology, precisó que la industria 4.0 va más allá que el Internet de las cosas; más bien apunta a generar sistemas que interactúen entre sí. “Se necesitan software y hardware capaces de procesar la enorme cantidad de datos que requiere una interconexión como la que se plantea. Y por ser un sistema digital colaborativo, es importante tener claro que si no se incluye a las pyme en este tema de digitalización, es imposible llegar a la meta de una industria 4.0”, manifestó.

Al respecto, Mauro Valdés, presidente del Programa Nacional de Minería Alta Ley, comentó que “si no hacemos nada, comenzaremos con la jubilación de la minería. En cambio, si nos sumamos al desarrollo de vanguardia, lo más probable es que todos los operadores en la industria 4.0 serán trabajadores con un control remoto. Ahora hay que pasar a una minería de alta ley, ya no de mineral, sino que de conocimiento, exportando bienes y servicios asociados a la minería, con el apoyo del Estado”.

El embajador de Alemania en Chile, Peter Schulze; el ministro de Economía y Energía del Estado Federado de NRW, Garrelt  Duin; la gerenta general de Camchal, Cornelia Sonnenberg; la ministra-presidenta de NRW, Hannelore Kraft, y el presidente de Camchal, Juan Pablo Hess.

La experiencia alemana

Durante el panel de expertos sobre eficiencia energética en la Industria, Stephan Lintker, director de Proyectos Internacionales de EnergieAgentur NRW, destacó la relevancia de la creación de redes sectoriales. “En Alemania existen 200 redes en la industria con ocho a sesenta empresas participantes en cada una, las que son apoyadas por el Gobierno”, aseguró.

Asimismo, Michael Fübi, presidente de la Junta Directiva de TÜV Rheinland, hizo ver que “el impulso de las energías renovables en Alemania y los efectos por medio de la subvención estatal hicieron posible que tuviéramos una producción en masa de esta tecnología y una gran cantidad de pymes altamente desarrolladas que nos permiten exportar conocimiento”.

En opinión de Andrea Juneman, representante de la Unidad de Política Internacional de Recursos Minerales del Ministerio Federal de Economía y Energía de Alemania, es necesario reforzar los lazos económicos con Chile en temas como el reciclaje de cobre, ya que las empresas alemanas poseen un alto desarrollo en este ámbito. “Ambos países se verían beneficiados, ya que las materias primas que posee Chile son estratégicas para todo lo que necesita la industria 4.0, que significa un nuevo salto en la digitalización de la minería”, afirmó.

Recurso hídrico y medio ambiente

En el marco de las Jornadas, se llevó a cabo también la cuarta versión del Foro Chileno-Alemán de Minería, este año bajo el lema “Mining meets Environment”, enfocándose en temas relacionados con mejores prácticas en eficiencia hídrica y soluciones ambientalmente sustentables.

José Tomás Morel, gerente de Estudios e integrante de la Comisión de Recursos Hídricos del Consejo Minero, remarcó la importancia del agua para la minería y observó que hacia 2026 el uso de agua de mar en la industria será equiparable al consumo del recurso fresco, de acuerdo con las proyecciones de Cochilco. El problema es el costo de impulsión del agua proveniente del océano: “La inversión en plantas de desalinización, construcción del ducto y el bombeo puede aumentar el costo hasta en un 218%. Un problema que necesita soluciones y donde Alemania podría aportar con su tecnología y know how”, indicó.

Iván Cerda, gerente de la Fundación Tecnológica para la Minería, de Sonami, manifestó que “utilizar agua de mar en vez de aguas continentales habla de la responsabilidad con el medio ambiente y el uso del recurso que tiene la minería, y lo mismo podría decirse respecto del uso de energía renovable”. El directivo acotó que la mediana minería chilena debiera hacerse parte en el desarrollo de soluciones, dada su importancia económica.