x

IX Jornadas Técnicas Eliqsa- Collahuasi: Por una mayor competencia y eficiencia energética

La necesidad de nuevos actores en el mercado de generación eléctrica y de cambios organizacionales son algunos de los puntos que la minería advierte como relevantes para, por una parte, asegurar mejores precios de la energía y, por otra, implementar una mayor eficiencia en este campo.

“En generación hay cuatro actores que ofrecen contratos y no se sienten amenazados por la posibilidad de que uno nuevo entre a competir”, expresó María Isabel González en referencia al rol, que hoy juegan Endesa, AES Gener, Colbún y E-CL. La gerenta general de Energética formuló estas declaraciones en medio de la discusión respecto de los precios de la energía eléctrica en Chile y cómo éstos afectan a la minería, en el marco de las IX Jornadas Técnicas organizadas por Eliqsa y Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi.

La ejecutiva hizo ver que si bien en la licitación de 2015 los precios promedio bordearon los US$79,3 MW/h, fue adjudicada una pequeña cantidad de energía, mientras que en 2016 se licitará un volumen diez veces mayor. “Como una golondrina no hace verano, es necesario que ver lo que hay detrás de esto (…) ahí es donde veremos si ofrecen nuevamente estos precios”, advirtió.

La también directora de Enap fue consultada por el posible ingreso de la estatal al mercado de la generación eléctrica, a lo cual respondió que “Enap quiere facilitar la entrada de un nuevo actor, pero no está en sus planes transformarse en uno”.

Respecto al tema de la poca competencia en el mercado eléctrico, Verónica Cortez, superintendenta de Suministro y Eficiencia Energética de Collahuasi, sostuvo que “se dice que en generación hay 96 competidores, lo cual no tiene sustento, debido a que la posibilidad de competir de los 92 pequeños actores contra los cuatro grandes es prácticamente nula”.

Según la ejecutiva, el resultado de esta situación “es que estamos absorbiendo en el precio de la energía los costos y problemas provenientes de la industria energética”. En esa línea, enfatizó en la necesidad de que ingrese un nuevo actor a la generación, que esté dispuesto a obtener tasas de retorno razonables. “Nosotros no hemos querido ingresar al negocio de la generación de energía, porque no es nuestro rubro. Por ahora, sin la expansión (de la mina) no ha habido necesidad de licitar, pero cuando se gatille ahí vamos a salir a licitar todo tipo de tecnología”, afirmó.

Eficiencia energética

Sergio Illanes, director de Recursos Humanos y Energía de Codelco Distrito Norte, comentó que la Corporación se ha concentrado en analizar sus problemas de adaptabilidad a las nuevas condiciones de producción. “La energía genera un problema organizacional, tenemos que adecuar nuestra estructura. Por ejemplo, la ley exige que los grandes consumidores tengan un gerente de Energía y para ello necesitamos una cantidad importante de profesionales y técnicos capacitados al interior de nuestra organización, lo que finalmente impacta en la planificación y en la estructura, porque son trabajadores que además tienen que manejar muy bien temas relacionados con normativas actuales”, indicó.

Sobre este punto opinó además que “el tema del personal altamente calificado en aspectos técnicos es algo ‘al debe’ en nuestra industria, porque perdimos en capacitación de nuestros trabajadores y en mejorar la productividad, toda vez que la tercerización se transformó en una práctica habitual en la minería. Las empresas externas capitalizaron todo ese conocimiento”.

Al respecto, Jorge Cuturrufo, gerente de Desarrollo de Codelco División Andina, observó que “las empresas hemos perdido la capacidad técnica y nos hemos dedicado a ser administradores”, puntualizando que “el impacto que tiene esto es que tenemos más tecnología, pero los coeficientes de falla son los mimos que hace diez años”. A juicio del ejecutivo, para ser más eficientes hay que centrarse en el performance del sistema e integrar las unidades que lo componen de manera coordinada. Así como sucede en la Fórmula 1, dijo, en que la carrera no se gana mientras el auto está corriendo, sino en los pits stop. “El problema no es que el precio del cobre sea bajo, sino que no hemos sido capaces de crear sistemas de producción para precios más bajos”, aseveró.

Según el gerente, para lograr ese objetivo se deben crear nuevos conceptos de puestos de trabajo y producir cambios en las estructuras y perfiles laborales.