x

Innovaciones alemanas para la minería

Dentro de los desarrollos alemanes se cuentan herramientas para integrar de manera inteligente toda la cadena de valor de la minería, así como modelos de generación eléctrica autónoma y cluster para soluciones químicas.

“Alemania quiere profundizar sus relaciones económicas con Chile”. Con esas palabras el embajador de Alemania en nuestro país, Hans-Henning Blomeyer-Bartenstein, dio la partida a la cuarta versión de las Jornadas Económicas de Alemania-Chile 2013, organizadas por la Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria, Camchal. Asimismo, el viceministro de Economía y Tecnología alemán, Bernhard Heitzer, hizo notar que “la relación de nuestros países se mantiene incólume, pese a los problemas en Europa”.

Al respecto, el secretario de Estado observó que “tendemos a ser optimistas con la situación europea y creemos que el desarrollo económico en la zona euro retomará el crecimiento. En nuestro caso, tenemos una economía robusta, y pese a que debemos ahorrar, hemos invertido en educación, ya que es un ítem fundamental”.

Industria 4.0 para la minería

Dentro de este clima fraternal, Wolfram Anders, vicepresidente de Bosch Latinoamérica, aseguró que en los últimos diez años la compañía ha invertido más de 35.000 millones de euros en investigación y desarrollo para innovaciones. El ejecutivo, que abordó el tema “Potenciales de la industria 4.0 para la minería”, comentó que “algunos empresarios, investigadores y asociaciones ya están hablando de una cuarta revolución industrial, o ‘Industria 4.0’ como se denomina en Alemania, la cual conecta la maquinaria, productos, objetos de trabajo y diferentes actores en la cadena de valor. Estamos creando redes de producción inteligentes que pueden controlarse entre sí de forma autónoma”.

Según Anders, el término Industria 4.0 se refiere a la introducción de la Internet of Things and Services en la industria manufacturera. Dijo prever que para 2025 el número de dispositivos, aplicaciones y sistemas que intercambian datos y se sincronizan sin intervención humana aumentará exponencialmente, estimándose que llegarán a 50.000 millones.

“Ante este escenario, Bosch está produciendo 500 millones de sensores micro- mecánicos capaces de capturar datos en tiempo real. El conocimiento que nos aportan estos datos puede ser utilizado para la generación de nuevos modelos de negocios. En este sentido, el mantenimiento preventivo es un buen ejemplo de un modelo de negocios de la Industria 4.0 aplicable a la ‘Minería 4.0’. Conectando maquinaria y analizando datos de sensores en tiempo real, los problemas pueden ser detectados con anticipación, mucho antes de que ocurran”, comentó.

Generación eléctrica

Otra aplicación desarrollada por Bosch se refiere a la gestión inteligente de energía, la cual –dentro de una planta de energía virtual– integra tanto a proveedores como a consumidores de energía, utilizando comunicación bidireccional.

“La creciente demanda de energía por parte de la industria minera, por un lado, y la inminente falta de abastecimiento a través de redes centrales, por otro, impulsarán la tendencia de instalar dentro o en las inmediaciones de las faenas mineras islas de producción de energías alternativas”, advirtió Anders. En este contexto, opinó que las plantas virtuales también serán de interés para aquellas empresas mineras que actúan como generadoras de energía o proveedoras de capacidad de almacenaje. “Para ello un sinnúmero de instalaciones de producción de energía descentralizadas –como las plantas de cogeneración– estarán entrelazadas a través de software”, precisó.

Asimismo, Marcelo Salinas, gerente de Infraestructura y Ciudades de Siemens, aseveró que “el mayor reto de las energías renovables en un futuro próximo es asegurar la disponibilidad, un suministro continuo y constante”. Comentó que la compañía alemana tiene un sistema de almacenamiento de energía que responde a este desafío (Siestorage), que integra energías renovables a la red de acumulación de energía, está preparado para las fluctuaciones de frecuencia con mecanismos automáticos de desconexión de carga y puede minimizar los efectos de un blackout, entre otras características”.

En Chile está la experiencia con el Parque Eólico Arrayán, para el cual Siemens Energy recibió una orden por un total de 50 turbinas eólicas con capacidad de 115 MW. El alcance del contrato incluye el suministro, transporte marítimo, transporte terrestre, montaje, puesta en marcha y pruebas de un total de 50 aerogeneradores de 2,3 MW, con torres de 80 metros de altura. Además, el proyecto considera servicio de mantenimiento por cinco años.

Salinas hizo referencia al caso de Islandia, que “hace 50 años era una economía en desarrollo, con alta dependencia energética desde el exterior”, como Chile. “El uso de las energías renovables –prosiguió– redujo los costos de producción y generó un ahorro masivo de dinero con el abandono de la importación de petróleo y carbón. Los islandeses elevaron su estándar de vida al punto de convertirse en una de las economías con mayor ingreso por habitante del mundo, a fines de la década pasada”, resaltó.

Clusters químicos para la minería

Otra iniciativa que está dando buenos resultados es la fórmula del cluster. A juicio de Daniel Gottschald, gerente general del Clúster de la Industria Química del Estado de Baviera, el Gobierno está interesado en aumentar el valor de la industria química por medio de clusters. “Hoy tenemos cerca de 260 miembros en el cluster químico. En su inicio fue un desafío encontrar un trabajo conjunto, porque la red es muy heterogénea; sin embargo, la creación de redes se llevó a cabo sin mayor problema, ya que a diferencia de lo que se pensaba, la gran variedad de integrantes y de intereses ha provocado que las reuniones den origen al desarrollo de muchos productos novedosos”, dijo.

También, relató, pudieron darse cuenta de que había soluciones químicas que ya existían y que podían implementarse en otras áreas del negocio. “Esto fue posible solo porque se dieron a conocer empresas que usualmente no se conocen fácilmente. Además, las interacciones entre los distintos actores llevaron a que la serie de combinaciones del cluster mejorara cualitativa y cuantitativamente los productos, dando lugar a la satisfacción de necesidades de manera óptima”, expresó.