x

Revista Minería Chilena Nº458

agosto de 2019

Inauguración de Chuquicamata Subterránea: Una nueva etapa

La faena inicia ahora un periodo de ramp up de siete años, para lograr una producción en régimen de 140.000 tpd y así contribuir a mantener la producción de cobre de Codelco.

Fueron unos  18 años desde los primeros estudios de perfil hasta la reciente inauguración oficial lo que demoró en concretarse el proyecto estructural Chuquicamata Subterránea, el cual permitirá a esta más que centenaria faena seguir operando por otros 40 años y aportando al desarrollo del país. Pero ahora, explotando el rico mineral que se encuentra bajo el rajo, mediante el método de block caving, similar al empleado en El Teniente.

La ceremonia encabezada por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, reconoce el hito del primer hundimiento, es decir, el inicio de producción desde el nivel subterráneo, aunque todavía en forma incipiente. El proceso de ramp up hasta que la mina alcance su producción en régimen de 140.000 tpd demorará otros siete años.

Junto con este esfuerzo, el Mandatario dejó al conjunto de la Corporación otro desafío: mejorar sus niveles de productividad y reducir costos.

“Haremos todo lo necesario para posicionarnos hacia fines de 2022 como una empresa con una rentabilidad superior a la media de nuestros competidores directos, y con un costo de caja y una productividad que nos ubique en el segundo cuartil de la industria”, afirmó Juan Benavides, presidente del directorio de la estatal.

Para lograr este objetivo, Benavides sostuvo que el plan estratégico de la corporación está centrado en tres grandes áreas: la excelencia operacional, la excelencia de los proyectos y una máxima eficacia para convertir recursos en reservas.

Producción

Esta transformación en el método de explotación de Chuquicamata implica importantes cambios, como lo mencionó Nelson Pizarro: “Ya no seguiremos moviendo, como lo hicimos en algún momento de la historia, 500.000 tpd de roca. Ahora serán 140.000 tpd mineral, pero con una mejor ley de cabeza. Este yacimiento cuenta con 1.028 millones de toneladas de mineral de cobre en reservas y una ley de 0,82%. Esas cifras son las que permiten afirmar que Chuquicamata seguirá aportando al desarrollo de Chile por al menos 40 años más”.

Actualmente mueven entre 230.000 y 250.000 tpd desde el rajo. En cuanto a la mina subterránea, este año esperan alcanzar 5.000 a 7.000 tpd, para posteriormente ir aumentando del orden de las 20.000 tpd en forma anual, hasta llegar a la meta en régimen.

Cuando se logre, el nivel será explotado con 56 equipos LHD, cinco jumbos de perforación y un número similar de chancadores.

En cuanto al sistema de transporte del mineral, este mes esperan realizar las pruebas, de la correa de 14 km (la mitad de ellos bajo la superficie), y prevén que esté operativo en octubre próximo.

La producción desde el rajo finaliza en 2020, pero seguirá aportando los dos años siguientes con material que se ha ido dejado en stock. Asimismo, Radomiro Tomic enviará su producción de sulfuros -por medio de la correa overland- para completar el nivel de la planta concentradora de Chuquicamata.

La ceremonia de inauguración también sirvió de marco para la despedida de Nelson Pizarro de la presidencia ejecutiva, quien dejó un mensaje claro a la Corporación: “El sector minero será un buen negocio para quienes sepan transformarse, aumentar su productividad y hacer más sustentable esta división. Por eso, los convoco a seguir pensando en grande. Ahora deben buscar las innovaciones tecnológicas que impacten de manera positiva en las plantas de proceso aguas abajo; tienen que considerar la transformación digital como su aliado para satisfacer los requerimientos ambientales, lograr menores costos y empatizar con las comunidades que nos rodean”.