x

Revista Minería Chilena Nº407

mayo de 2015

Genesiss: La escultura gigante que rescata la identidad minera

En Antofagasta el artista Emilio Monthreald trabajó durante más de dos años en su más reciente obra, de 25 toneladas de cobre y acero, la primera de grandes dimensiones.

“Quería darle un nuevo aporte al cobre y que la gente pueda sentir emociones al verla, que las personas se sientan identificadas”, explica el escultor Emilio Monthreald sobre Genesiss, su primera obra de gran tamaño. Durante más de dos años el artista, nacido en Olmué y residente en Antofagasta, trabajó en esta monumental pieza con la que ha querido honrar al metal rojo y a todas las familias que viven del mismo.

Con 25 toneladas de acero y cobre y una altura de seis metros, la obra de Monthreald pretende “dar identidad”, según él mismo describe. Uno de los planteamientos de este artista es que su escultura “deje historia y que la gente también pueda ser partícipe de eso”.

A través de Genesiss el escultor buscó retratar a los trabajadores mineros de Chile, incorporando también a la mujer, representada con una mano femenina que se inspira en la Madre Tierra.

Para construir el conjunto –la mano y el minero– Monthreald utilizó materiales suministrados por un antiguo mecenas. Sin embargo, la empresa de su benefactor (que prefiere mantener en el anonimato) tuvo problemas financieros y el artista tuvo que buscar otro lugar donde instalarse. Una vecina de Antofagasta le dejó un espacio para terminar la obra, ubicado cerca del terminal de buses de la ciudad.

Soldadura en cobre

Aunque las planchas de cobre de tres milímetros de espesor son las protagonistas de la escultura, el armazón interior es de acero 316L, óptimo para soldaduras y con baja probabilidad de corrosión en las uniones. “Pensaba en hacer esculturas pequeñas, pero dije: me alcanza el material para hacer algo grande”, relata el artista.

“El cobre es muy difícil de trabajar, para calentarse consume mucha energía y las soldaduras se hacen con helio”, explica. Pero la complejidad que ofrece el metal va más allá: “El cobre tiene demasiada densidad y trabajar con un metro cuadrado en un espacio alto es pesado”, añade, puntualizando que la cobertura fue forjada para poder ver los detalles.

El proceso

“Trabajé en la mina, conocí a la gente, conocí pirquineros, estudié su historia y ahí analicé que aunque tenemos unas esculturas a la entrada de Calama, son abstractas”, cuenta Monthreald al recordar cómo nació la idea de esta pieza. Que su obra posea formas humanas reconocibles es parte de la esencia de Genesiss. “A esta región le hacía falta un reconocimiento al trabajador y a la mujer, representando a la Madre Tierra que entrega el mineral”, relata.

Pero, ¿cómo se levanta semejante figura? “Primero hice la cabeza, los zapatos y los guantes, que están hechos directamente en cobre. Luego, en función de esas dimensiones proporcioné el cuerpo del hombre”. Terminada la estructura del minero, insertó los guantes y la cabeza. La mano fue lo último que desarrolló.

El artista considera que una obra como Genesiss podría convertirse en un foco para los turistas que visiten el norte de Chile. Hoy está en conversaciones para localizar la escultura, que podría llegar a ser un símbolo más de la Región de Antofagasta.

Mayor información a través del correo: monthreald@gmail.com.