x

Revista Minería Chilena Nº460

octubre de 2019

Foro Aprimin: Minería y cambio climático

Representantes del sector abordaron la manera en que la industria está contribuyendo a mitigar las emisiones a nivel global.

En diciembre próximo Chile albergará la COP25, instancia en la que se dialogará sobre los efectos del cambio climático a nivel global, y los mecanismos dirigidos a mitigar dicho fenómeno; debate del que el sector minero no ha estado ausente.

Es así como en el marco del segundo Foro Anual de los Proveedores de la Minería, organizado por la Asociación de Proveedores Industriales de la Minería (Aprimin), con apoyo del Centro Avanzado de Tecnología Minera de la Universidad de Chile (AMTC, por sus siglas en inglés), se pudo conocer la visión del sector extractivo ante este desafío, y la forma de gestionar sus efectos.

Al respecto, Andrés Landerretche, coordinador presidencial de la COP25, aseveró que “el cambio climático es una realidad, con la que vivimos cada día”, haciendo un llamado a que las compañías del rubro incorporen dicho aspecto en su toma de decisiones, mencionando por ejemplo el reto de hacer minería en un contexto de escasez hídrica.

Junto con destacar el rol de la actividad minera como habilitadora de la acción climática, hizo hincapié en que en el marco de la próxima cita internacional se releven temáticas, como las energías renovables, la electromovilidad, y la minería verde y trazable.

Accionadores de innovación

Vinculado con dicho punto, Sergio Hernández, director ejecutivo de Aprimin, resaltó el rol de los proveedores mineros como accionadores de la innovación tecnológica, detallando que la minería es un sector esencial para cumplir las políticas globales frente al cambio climático, con avances en el ámbito de la eficiencia energética, la transición hacia las energías limpias, eficiencia hídrica, uso de agua de mar, y electromovilidad, entre otras materias.

“No veo que Chile siga siendo líder en minería sin el cobre verde”, afirmó, abogando además por un desarrollo integral, que considere lo económico y lo ambiental.

En esa misma línea, María Cristina Betancour, gerenta de Desarrollo de Sonami, aseveró que “el futuro no puede ser posible sin minerales”, destacando además la importancia de considerar los costos vinculados a esta transformación productiva. Asimismo, enfatizó la relevancia de que la minería dé a conocer su labor en materia medio ambiental.

Sostenibilidad y tecnología

En el marco del encuentro, el subsecretario de Minería, Ricardo Irarrázabal, expuso que no hay desarrollo sostenible sino se considera tanto lo económico como lo ambiental; resaltando la importancia de definir medidas costo-eficientes, de manera de no afectar lo social y económico.

Junto con ello, aludió al aporte que puede realizar la minería como generadora de externalidades positivas en materia ambiental, considerando su contribución en ámbitos como la eficiencia hídrica y la gestión de relaves.

En ese contexto, el profesor Francisco Martínez, decano de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, aseveró que hoy día existe la ingeniería suficiente para realizar los cambios que se necesitan, con miras a enfrentar el cambio climático.

Sus dichos fueron complementados por Javier Ruiz del Solar, director ejecutivo de la AMTC, quien comentó que “el cambio climático se enfrenta con tecnología, pero también con personas”, resaltando la importancia de la formación de los profesionales que luego serán parte de la minería.

El especialista destacó que al interior de la entidad se trabaja en lograr una producción más sostenible del litio, elemento clave para la electromovilidad. Otro ámbito de desarrollo es el modelamiento del efecto del cambio climático en las cuencas donde se realiza la actividad minera.

Electromovilidad para el cambio

Durante la instancia organizada por Aprimin, Pablo Terrazas, vicepresidente ejecutivo de Corfo, advirtió sobre las consecuencias del cambio climático y la magnitud de las emisiones vinculadas con la actividad minera, tanto de manera directa como indirecta. En ese punto, reiteró las oportunidades vinculadas con la incorporación de nuevas tecnologías, como la electromovilidad.

Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero, sostuvo que la minería aporta el 7% de las emisiones directas que se producen en Chile, a las cuales pueden adicionarse un 14% por actividades relacionadas, como la generación eléctrica.

De las emisiones directas que realiza la actividad minera, un 80% se relaciona con la operación de los camiones, ante lo cual se resaltó el beneficio que tendría la incorporación de vehículos eléctricos e híbridos.