Minera Sierra Gorda

Formación dual “al estilo alemán”: Una respuesta a la demanda de especialistas

Uno de los problemas que tiene la industria minera, es capacitar a sus nuevos talentos. Para avanzar en una solución, el método germano para formar técnicos podría ser clave en nuestro país.

Una de las dificultades con la que debe lidiar la minería en Chile es encontrar especialistas que resulten productivos. A diferencia de otros rubros industriales, para el sector minero la llegada de un recién egresado implica meses de capacitación antes de comenzar a desempeñarse a tiempo completo.

De acuerdo con los resultados del estudio “Competencias y Cualificaciones para la Minería sustentable en Chile”, el rubro valora la formación dual para esta industria. Ello porque este método puede ofrecer técnicos más productivos, que desarrollen modelos conductuales aptos para la industria, incluyendo habilidades blandas necesarias para el trabajo.

El estudio se desarrolló en conjunto entre Fundación Chile, el Research Institute for the Economics of Education and Social Affairs – FiBS y la Cámara Chileno Alemana de Comercio e Industria (Camchal). Además, recibió el financiamiento del Ministerio de Educación e Investigación de Alemania, BMBF, y permitió la organización del “Foro ExcoChile: Formación, Competencias y Digitalización hacia la Minería Sustentable”.

En dicho evento participó el ministro de Minería, Baldo Prokurica, junto con al embajador de Alemania en Chile, Dr. Christian Hellbach, además de una serie de expertos, quienes profundizaron en cómo la formación dual germana puede alivianar la pesada mochila que carga la minería, a la hora de contratar operadores especializados y productivos.

Lorena Olivares, gerenta de Formación Dual y Capacitación de Camchal, explica que este sistema en Alemania consiste en que los alumnos tengan dos tipos de formación: dos días a la semana asisten a clases al plantel educacional, y los otros tres concurren a las empresas a realizar trabajos reales para así especializarse.

 

Gracias a este método, los jóvenes comienzan desde temprano a vincularse con la compañía en la que desean trabajar, internalizan sus procesos y también su cultura organizacional. Ya cuando egresan, tienen experiencia laboral real y se convierten en talentos muy atractivos de contratar, sobre todo para la empresa que abrió sus puertas para formarlos; poseen cualificaciones técnicas y también conductuales adaptadas a la cultura de esa compañía.

Beneficios

“Los aprendices de carreras técnicas mineras muy pocas veces pueden ver equipos reales en la sala. Si bien hay simuladores en algunos planteles, el ministro Prokurica dijo algo muy importante en el Foro: Chile avanza con rapidez a la minería 4.0 y eso implica un alto riesgo de que esos simulares queden obsoletos con el tiempo. Para resolver este problema, se puede llevar a los aprendices  donde están los equipos mineros, en vez de que sea al revés”, asegura Lorena Olivares.

La experta agrega que la minería es una industria muy particular, que exige habilidades que solo se aprenden en terreno.

¿Qué se necesita para instalar este modelo de enseñanza en el país? Solo voluntad. “Hoy las empresas, sobre todo las mineras, contratan personas que pasarán meses en capacitación antes de ser productivos. Son especialistas a los que les pagarán un sueldo durante ese proceso, que además puede ser largo. Hay estimaciones que indican que una empresa que contrata a un técnico tarda cerca de dos años en contar con su productividad completa. Entonces, si las industrias están ofreciendo una capacitación inicial a sus recién llegados, ¿por qué no hacerlo desde antes?”, advierte.

Más aún, aclara que el desafío está en apostar por la formación dual a nivel de Centros de Formación Técnica (CFT) e Institutos Profesionales (IP). “En Chile hay experiencias de mineras que están participando en la formación dual, pero a nivel de Educación Media Técnico Profesional. Si pudieran abrirse a nivel de CFT o de IP, se amplían las opciones para contar con especialistas tan rápido como los requiere la industria, sin tener que pensar en largas capacitaciones de entrada. En Camchal tenemos experiencia coordinando este tipo de formación entre planteles y empresas. De hecho, ya tenemos resultados en la industria forestal a nivel de IP, donde instalamos el trabajo de formación dual en la empresa Arauco, con clases en Duoc UC”, asegura.

Otra de las líneas de trabajo que destaca Olivares es lograr que los profesionales de las empresas puedan traspasar pedagógicamente sus conocimientos a los nuevos colaboradores. “Actualmente hay muy buenos técnicos en Chile, que llevan años en la minería. El problema es que a veces no tienen las habilidades para traspasar su experiencia al resto. En Camchal contamos, por ejemplo, con programas para que la expertise de estos técnicos se aproveche al máximo, transformándolos en ‘maestro guía’, una figura clave en la formación dual”.

“Como cámara binacional, podemos aportar toda la experiencia alemana en el área. Cabe mencionar que Alemania será el país invitado para la Exponor 2021, lo que habla de su importancia en la minería. Pero, además, es el país que más ha avanzado en industria 4.0”, concluye.