Electrificación en minería: Avanzan pruebas de LHD híbrido de Komatsu

El equipo está siendo utilizado en la División El Teniente, de Codelco, de manera de evaluar sus impactos en el rendimiento operacional de un yacimiento subterráneo.

Poco más cuatro meses de operación en mina cumplió la unidad LHD híbrida fabricada por Komatsu Chile, que fue presentada por el propio ministro de Minería, Baldo Prokurica, como uno de los mejores ejemplos de una labor minera con foco en el medio ambiente.

Cabe recordar que este equipo está siendo probado en la División El Teniente, de Codelco, representando un hito en materia de electromovilidad y un cambio en la manera en que la minería debe plantear su operación, con miras a su electrificación.

De hecho, tras su ingreso a las faenas, debió generarse un período de adaptación y calibración dado los cambios tecnológicos y características propias del equipo nuevo. Luego, con un proceso de training se asimilaron rápidamente las ventajas que tiene este modelo, calificado a nivel técnico como una Smart Machine.

Lo anterior no es una denominación casual, sino que destaca los elementos que han generado una ventaja comparativa en el LHD con respecto a sus “compañeros” de flota en el yacimiento de cobre subterráneo más grande del mundo.

Así lo corrobora Francisco Rodríguez, gerente de Minería Subterránea de Komatsu Chile: “Este es un equipo innovador, que pone tecnología de punta a disposición del mundo minero subterráneo y que se convertirá en un punto de inflexión en la industria. Por sus características de ahorro y eficiencia en la operación, no tenemos dudas que causará un impacto positivo en la explotación subterránea”.

Esta confianza obedece a un diseño que se caracteriza, por ejemplo, por incorporar un sistema de propulsión híbrida SR, sin caja de cambios, ni accionamientos mecánicos, que utiliza diésel únicamente para la generación de energía eléctrica motriz.

A ello se suma el hecho de que el vehículo dispone de sistema de control interno, que permite detectar fallas específicas, así como alarmas cuando se requieren procesos de mantención o control.

Impacto en productividad

Tras estos meses de prueba, ha sido posible evaluar el rendimiento de las diversas características técnicas que posee este LHD.

El modelo tiene un motor diésel de 400 HP y un sistema KESS (Kinetic Energy Storage System) que logra almacenar 550 HP más. “Por lo tanto, es capaz de generar la misma potencia que tiene un motor de 950 HP, que no existe en el mercado. La combinación del motor diésel con el sistema KESS no permite bajas de potencia”, destaca  Rodríguez.

Todas esas funcionalidades se han traspasado a su labor cotidiana en los niveles de producción, operando de lunes a viernes. De hecho, el ejecutivo de Komatsu resalta que “en las últimas evaluaciones, el LHD híbrido ha cumplido todos los KPIs de operación que deben cumplir los equipos estándar”.

Para optimizar su rendimiento en régimen minero, el equipo además fue sometido a operación automática en su balde, que asegura una mejor y más adecuada operación de carguío, con un diseño ergonómico moderno, y la posibilidad de generar energía a partir del frenado, la que acumula y luego la inyecta a la operación de carguío y transporte, lo que no ocurre con los equipos convencionales.

Por todos estos motivos, los operadores del LHD híbrido están optimistas de que generará un cambio en la productividad: se espera un aumento de hasta un 20%, en el segmento de los equipos de 18 toneladas.

Beneficios de la electromovilidad

Además de tener un efecto en las capacidades productivas y de rendimiento de la operación, la incorporación del LHD híbrido vino a responder una necesidad de la industria, vinculada a la necesidad de optimizar sus operaciones, y a la vez, reducir su impacto ambiental, ante lo cual la electromovilidad está jugando un rol cada vez más relevante.

En ese sentido, Francisco Rodríguez señala que “este equipo, el primero de su generación con una operación híbrida, con todas sus innovaciones permite ahorrar alrededor de un 25% de combustible, lo cual es un gran aporte no sólo para el medio ambiente, sino que para las mineras que buscan reducir costos”.

En esa línea el ejecutivo de Komatsu Chile agrega que “con este equipo, además de realizar un ahorro operativo, dado que usa menos diésel, estamos apalancando el concepto de cobre verde que impulsa la minería, con una actividad con menos emisiones, especialmente para las operaciones subterráneas”.

Desde la multinacional destacan que este equipo comprende un período de prueba que se extiende por 12 meses, siendo la siguiente etapa y final de esta iniciativa la operación continua 24/7, a partir de febrero próximo.