x

Revista Minería Chilena Nº298

abril de 2006

El mejor momento para convocar al sector

El favorable escenario que vive la industria, hace de la muestra un punto de encuentro muy atractivo para los empresarios extranjeros que buscan nuevos negocios.

Cada versión de Expomin tiene su propio sello, ya sea por la coyuntura local o por los cambios que se estén produciendo en el contexto internacional. En su última versión realizada en 2004, la feria fue escenario de un duro entredicho entre representantes de la gran minería y el presidente de la República de ese momento, Ricardo Lagos, por el anuncio de un proyecto de ley que gravaba las ventas de las firmas del sector. Desde entonces, ha pasado bastante agua bajo el puente y el tema del Impuesto Específico ya está zanjado.

A contar del 23 de mayo próximo, se dará inicio a la IX versión de Expomin y esta vez el panorama no puede ser más positivo. Al cierre de esta edición, la libra de cobre había alcanzado los US$ 3 y una situación igual de expectante ocurría en el caso del oro.
Las condiciones están dadas, entonces, para que esta nueva versión esté marcada por el buen escenario internacional y las excelentes condiciones para desarrollar nuevos proyectos mineros.

Concertando negocios
“Lo más relevante de esta Expomin es el momento en que está Chile, que lo hace mucho más atractivo para la venida de empresarios extranjeros”, señala Carmen Gloria Fuentealba, gerente de Servicios y Relaciones Internacionales de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), quien está encargada de organizar la rueda de negocios que se llevará a cabo durante la feria.
Sus palabras son un fiel reflejo del ánimo con que se congregarán miles de empresarios mineros para conocer lo último en maquinaria, equipos, insumos y avances tecnológicos que están desarrollando los mayores proveedores del mundo. Será, además, la oportunidad de establecer contactos y de concretar negocios.
La CCS ha preparado una intensa rueda de reuniones “uno a uno” entre proveedores de Europa y Latinoamérica, para que identifiquen sus necesidades tecnológicas, eventuales sinergias y la posibilidad de llevar juntos los productos a las compañías mineras.
Serán alrededor de 130 las empresas que participen en la rueda de negocios –que es financiada a través del Programa Europeo AL INVEST– y se estima que cada firma tendrá un promedio de 10 reuniones, por lo cual habrá al menos 1.300 posibilidades concretas de que se pueda concertar algún negocio.