x

El debut de Vale en Chile

A nivel global, la minera brasileña se ha puesto como objetivo llegar al millón de toneladas de cobre hacia 2015.

El gigante minero Vale presentó oficialmente su primera operación en Chile con la inauguración de la planta de su faena cuprífera Tres Valles (Salamanca, Región de Coquimbo). La intención de la compañía de origen brasileño es que éste sea un primer paso, ya que el capital generado será reinvertido en la exploración de nuevos yacimientos en la región andina local.

Durante la ceremonia inaugural, el gerente general de Vale en nuestro país, Gilberto Schubert, destacó que la iniciativa “haya sido diseñada y construida básicamente por profesionales chilenos”. Asimismo, añadió que “nos sentimos muy satisfechos de haber logrado cumplir un proyecto en armonía con el medio ambiente y con bajísimo consumo de agua”.

En este contexto, el ministro de Minería, Laurence Golborne, resaltó precisamente que “Tres Valles se ha adjudicado el premio Raúl Sáez 2010. Este premio lo otorga el Ministerio de Minería por las características específicas de este proyecto, especialmente por la eficiencia en el manejo del recurso hídrico”.

El secretario de Estado también planteó que esta iniciativa “marca el inicio de una fructífera relación, que esperamos sea de largo plazo, con una de las mayores empresas productoras en el mundo, como es Vale”.

En este contexto, Tito Martins, director ejecutivo de Operaciones de Metales Básicos, dijo que “Vale quiere ser la minera más grande del mundo. Para eso, nuestro objetivo es avanzar a una meta de un millón de toneladas anuales de cobre antes de 2015. Y Chile es el país más importante del mundo en cobre, así que tenemos que estar aquí”.

Martins analizó que a pesar del tamaño (18.500 ton anuales), Tres Valles “es un proyecto bastante completo para nosotros porque tiene una mina a rajo abierto y una subterránea, y tenemos un sistema SX-EW, que en el caso de Vale es una novedad. Ese conjunto nos entregará un nivel de conocimiento muy amplio para futuros proyectos en Chile. Vale hoy tiene este proyecto, y la expectativa es que en el próximo año podamos tener tres o cuatro y que realmente seamos un productor significativo en Chile”.

Tres Valles

El proyecto tiene sus orígenes en 2005, con exploraciones que llevaron al descubrimiento de los yacimientos Papomono (hoy operación subterránea) y Don Gabriel (a cielo abierto). El sector de minas se localiza a 11 km de la planta.

En octubre de 2008 se inició el estudio de impacto ambiental del Proyecto Tres Valles, siendo aprobada la RCA el mismo mes de la temporada siguiente. Este Durante 2010 el emprendimiento entró en su etapa final de construcción, periodo en el que se generaron cerca de 1.800 empleos directos e indirectos. En tanto, para su operación se requieren 560 puestos de trabajo. Se estima una vida útil de once años.

Con una inversión de US40 millones en la construcción total del proyecto, la planta tiene una capacidad de producción anual de 18.500 ton de cátodos, siendo la primera operación cuprífera de la compañía que basa su proceso en hidrometalurgia.

En la planta se considera chancado primario, secundario, terciario, tambor aglomerador y, finalmente, el carguío. Los minerales llegan desde la mina y pasan por la planta que no tiene un stock intermedio, lo cual se fundamenta en un resguardo ambiental. “En el hecho de tener stock intermedio hay materiales más finos que el viento se lo puede llevar”, explicó Carlos Roa, gerente de operaciones, anteriormente gerente de proyecto.

En este sector hay un sistema supresor de polvo que permite que las partículas más pequeñas sean depresadas sobre la misma correa, agregándose agua con aire comprimido.

Esta planta desde su inicio hasta el sector más lejano tiene aproximadamente 1,5 km. La correa más larga dentro de esta línea es de 180 m.

El cobre es obtenido a partir de óxidos como crisocola, lixiviables con ácido. También tienen sulfuros blandos como calcosina y covelina, que son tratados vía biolixiviación. “Nosotros tenemos muy poco óxido, mayoritariamente mineral mixto de óxido y sulfuros blandos, y una buena cantidad de sulfuros”, sostuvo Roa.

El ciclo de lixiviación dura en torno a 400 días. 60 son días para la lixiviación de los óxidos. El mineral sigue siendo apilado y regado más de 300 días porque la lixiviación bacterial es más lenta.

En las áreas de lixiviación el material es apilado y lixiviado con una solución ácida de 5 gramos por litro. Tras ser extraído se lleva a una solución más rica –electrolito– con cerca de 50 gr/l de cobre en su estado de solución. Luego entra en el proceso de electro-obtención, aplicándose corriente sobre una placa de acero inoxidable, permitiendo la formación del cobre catódico. Finalmente se forman fardos de cátodos de aproximadamente 2,5 ton para ser transportados a puerto.

La primera producción fue obtenida el 2 de noviembre; la primera exportación tuvo como destino el mercado brasileño. A la fecha suman una producción –en el periodo de marcha blanca– de 104 ton de cobre.

Trabajando con las dos minas y con la planta cercana a capacidad de diseño, se estima que Tres Valles entrará en pleno régimen a mediados de 2012. En esta etapa, cosechará en torno de 52-55 ton/día de cobre.

En toda la vida útil del proyecto se consideran siete niveles de pilas de lixiviación, de unos 5 m de alto cada una. En el plan de cierre está previsto depositar sobre ellas capa vegetal para disponer de árboles y vegetación nativa.

Eficiencia hídrica

El agua se obtiene a partir de derechos superficiales y se transporta a través de una línea de aproximadamente 8 pulgadas; se bombea y lleva a una piscina en una zona superior desde donde, por sistema de gravedad, se distribuye a la planta.

Para este efecto, se compraron terrenos con derechos de agua a nivel superficial, básicamente canales de riego, lo cual es posible dado que el consumo hídrico es considerado bajo: en un rango de 20 l/s, o poco más de 1.700 m3 por día. Esto es considerado 1/3 de lo que gasta normalmente una planta de este tipo. Lo anterior fue una de las grandes innovaciones que le permitió a Tres Valles ganar el Premio Raúl Sáez.

Algunos factores que influyen en este proceso son, por ejemplo, que los caminos no son regados ya que están tratados con un inspirante que evita el polvo, básicamente en componentes de tipo vegetal como la remolacha. Y es totalmente biodegradable.

Asimismo, el agua es recirculada en su totalidad. Y los sellos de polvo de los chancadores, que evitan que entre polvo dentro de ellos en los sectores motrices, no tienen sellos de agua, sino que son hidráulicos.

En tanto, la lixiviación no se realiza por aspersor sino por sistema de goteo. Y sobre los goteros se dispone de termofilm, lo que permite crear una suerte de “invernadero” dentro de la pila. Así, el agua que tiende a evaporarse choca con este termofilm y vuelve hacia la pila.

También en el diseño se buscó un sistema que no permitiera (o que redujera sustancialmente) la evaporación. Por ejemplo, las piscinas de PLS son tapadas; y no hay sistemas de canaletas, sino de tubos.

Estos desarrollos, en parte, hicieron elevar el costo del proyecto, el cual cuando se inició ascendía a cerca de US09 millones. Así, las innovaciones, optimizaciones y mejoras tecnológicas llevaron a la cifra final de US40 millones.

La apuesta de Vale

“Ha sido un día muy importante para nosotros. Éste es el primer proyecto que nosotros inauguramos fuera de Brasil que realmente empezó desde la fase cero de explotación”, declaró Tito Martins, junto con reafirmar la intención de Vale de alcanzar el millón de toneladas de cobre hacia 2015. “La idea es que nosotros aceleremos, durante los próximos años, varios proyectos de explotación e investigación mineral orientados, justamente, a ampliar esta base de inversiones en cobre. ¿Dónde? En Brasil, estamos haciendo algo en Canadá y en todos los continentes del mundo”, sostuvo.

Respecto de sus faenas en Canadá, destacó que actualmente allí producen del orden de 170.000 ton anuales de cobre: “Tenemos condiciones de ampliar ese volumen. Estamos intensificando la explotación en reservas que en el pasado no fueron consideradas, porque la prioridad antes era la producción de níquel”.

Martins añadió que en Brasil esperan llegar, en un plazo de dos años y medio, a un nivel de 600.000 ton anuales de cobre. “Si a ello agregamos Canadá subiríamos a 800.000. Ahora, si hay algo nuevo que agregar en Chile u otros lugares, podríamos añadir otras 100.000 toneladas más”, reflexionó, junto con señalar que también están mirando nuevas posibilidades en Perú, el Copperbelt africano, Indonesia y Filipinas.

La cartera confirmada de Vale en cobre incluye en sus proyectos greenfield a Tres Valles (2010, Chile); Salobo (2011, Brasil); Konkola North (joint venture 50/50 con ARM) (2013, Zambia); y Cristalino (2014, Brasil).

En brownfield la minera tiene en carpeta a Salobo II (start-up previsto para el segundo semestre de 2011, Brasil); Expansión Salobo (start-up estimado para el segundo semestre de 2013); y Konkola North (start-up previsto para 2013, Zambia).