x
Rajo Ministro Hales. Fotografía: Gentileza de Codelco

División Ministro Hales: Minería para el siglo XXI

El tostador más grande del mundo, para transformar el mineral con alto contenido de arsénico en calcina, y la operación remota tanto de la mina como de la concentradora, son las innovaciones más relevantes de esta división, la más nueva de Codelco.

“Desde su etapa de proyecto Ministro Hales fue concebida con uso intensivo en tecnología y con una cultura de trabajo idónea”, destaca Jaime Rivera, gerente general de la división, a la hora de subrayar el espíritu innovador de esta faena, la más joven de Codelco.

Un espíritu que se manifiesta, por ejemplo, en ser la primera en incorporar la operación remota completa –desde Santiago– de la mina y la planta concentradora, incluyendo en ello otra de sus innovaciones tecnológicas: el proceso pirometalúrgico de tostación, mediante cual se transforma el mineral, con alto contenido de arsénico, en calcina.

“Sin lugar a dudas representa la minería inteligente del siglo XXI”, resalta el ejecutivo, agregando que uno de los desafíos asociados a esto, ha sido cambiar el paradigma en cuanto a la forma de hacer minería, “creando valor al negocio en base a una organización de equipos que trabajan colaborativamente y de manera transparente, focalizada al mejoramiento continuo, a diferencia del modelo tradicional de jefes y subordinados”, puntualiza.

Jaime Rivera está a cargo de liderar esta tarea y la marcha de la división desde junio último, cuando asumió como nuevo gerente general. Previamente se desempeñaba como gerente corporativo de Negocios e Innovación de la estatal. “El desafío ha sido intenso”, reconoce en conversación con MINERÍA CHILENA, pero a la vez se manifiesta feliz de esta oportunidad.

Jaime Rivera

¿Cuál es el balance de la marcha de esta operación?

El principal elemento del balance a la fecha es la implementación del proceso de tostación (posee el tostador más grande del mundo), cuyas mejoras en la etapa de puesta en marcha permiten programar para el próximo año un procesamiento de 605.000 ton de concentrados, superando su capacidad de diseño original y permitiendo mejorar la rentabilidad del negocio de la División, que depende de este activo para tratar sus impurezas.

Otro elemento importante es la capacidad de tratamiento de la concentradora, que ha pasado de 50 ktpd a 56 ktpd, lo que implica a su vez importantes esfuerzos a nivel de la mina, pues debe mantener la razón estéril mineral que bordea el 6/1.

En general, luego de una puesta en marcha desafiante pero exitosa, se han logrado los parámetros de diseño, los que luego -con mejoras marginales- se han logrado superar. En esto juegan un gran rol nuestros profesionales y trabajadores, quienes han puesto mucho de su parte para lograr esta realidad.

¿Cuáles son las metas previstas para este año en producción y costos?

Esperamos una producción de 212.000 toneladas de cobre fino, derivado del procesamiento de 19,2 millones de toneladas de sulfuro de cobre en la concentradora.

La proyección de costo neto a cátodos este año es 1,96 US$/lb, mientras el C1 se estima en 1,17 US$/lb.

¿Qué características tiene actualmente el rajo?

El rajo de DMH mueve 330.000 tpd actualmente, teniendo una profundidad de 380 metros.

La presencia de agua, el trazo de la Falla Oeste cruzando el rajo longitudinalmente, su alta razón lastre mineral, capa de gravas de más de 300 metros en su pared oeste y la alta variabilidad en su mineralización, hacen necesario un estricto control de sus operaciones unitarias y de apoyo, mediante prácticas como el drenaje y despresurización de taludes, y monitoreo geotécnico 24/7, para lo cual se cuenta con cinco radares y dos casetas de monitoreo que controlan preventivamente los deslizamientos de taludes del rajo, evitando accidentes a las personas y daño a los equipos.

Tostación

Tostador DMH

Tras su compleja puesta en marcha, ¿cómo ha funcionado el proceso de tostación y qué lecciones les ha dejado?

El proceso de tostación de la División está operando a régimen normal, con una alta eficiencia en la captura de arsénico desde los concentrados, obteniendo calcinas con contenidos inferiores a 0,3% de arsénico. Este año se proyecta tratar 580.000 toneladas de concentrado en esta planta.

Para llegar a estos resultados fue fundamental la incorporación temprana de personal propio en la operación del tostador, desde la puesta en marcha del proyecto. El conocimiento adquirido se manifiesta en el grado de continuidad de marcha y en las mejoras implementadas al proceso, entre las cuales se encuentra la automatización del mismo y la mejora continua sobre estos sistemas de control.

¿En esta etapa, qué proyectos e inversiones están impulsando?

Luego de una primera etapa de puesta en marcha y de estabilización de la operación de la mina y las plantas, DMH está en un proceso de optimización de sus procesos, a través de una amplia cartera de proyectos de gestión e innovación.

En la mina los esfuerzos están enfocados en profundizar el conocimiento del yacimiento, tanto en calidad de información como en su extensión.

Los proyectos en las plantas buscan optimizar el uso de insumos críticos como el agua, mejorar las tasas de procesamiento o aumentar la eficiencia de sus procesos. Un dato que resume todo esto es que sólo en dos años la concentradora procesa 56.000 toneladas diarias de mineral, versus las 50.000 que indicaba el proyecto original.

Operación remota

Sala de Control Kayros Honeywell

¿Qué beneficios y complejidades ha implicado la operación remota de esta operación?

El Centro de Operaciones Remoto, COR, ha alcanzado altos grados de eficiencia, con bajos costos de producción y en forma muy segura. Opera con equipos de profesionales de alto desempeño y apoyados por sistemas inteligentes, que combinan información capturada de la instrumentación de terreno para optimizar dinámicamente modelos robustos de todo el proceso.

La complejidad del sistema y el desafío para DMH es cambiar el paradigma en cuanto a la forma de hacer minería, creando valor al negocio en base a una organización de equipos que trabajan colaborativamente y de manera transparente, focalizada al mejoramiento continuo, a diferencia del modelo tradicional de jefes y subordinados. Personas con amplios conocimientos, gran capacidad de aprendizaje, creando gestión del conocimiento y unificación de criterios operacionales, con el objetivo final de llevar a la División a una operación full automatizada.

El proyecto COR destaca por ser el primero a nivel internacional que incorpora la operación remota completa de una operación minera desde la mina, planta concentradora, incluyendo el proceso pirometalúrgico de tostación.

Hoy estamos implementando en el COR el monitoreo por condiciones, para avanzar en un sistema de mantenimiento predictivo.

¿Se puede decir que DMH está en “el primer cuartil” de las faenas que aplican las nuevas tecnologías?

DMH es pionera en el uso de tecnologías disponibles para optimizar sus procesos productivos (Complejo de Tostación Parcial, profit/optimizer, realidad virtual 3D, sistemas scaner 3D, entre otros). Sin lugar a dudas el COR representa la minería inteligente del siglo XXI y el conocimiento adquirido por DMH hace que otras empresas del rubro minero, y en la misma Corporación, se interesen en conocer y tal vez en implementar el modelo de los centros de operaciones remoto, como palanca clave para mejorar producción y productividad, más allá de los métodos tradicionales que también se aplican en la división.

tabla

Equipo humano

¿Cómo está conformada la dotación de Ministro Hales?

La dotación actual es de 740 trabajadores propios, entre ejecutivos, profesionales y operadores; y 2.255 de empresas colaboradoras en todas las áreas de la División. El 13% de la fuerza laboral propia está constituida por personal femenino, siendo la segunda división de Codelco en contar con el porcentaje más elevado de mujeres, y muy por encima del promedio de la industria minera en nuestro país. La productividad de DMH es superior a 80 tCu/trabajador.

¿Qué impacto tiene la tecnología en la cultura y preparación del equipo humano?

Estamos frente a un impacto positivo, en la medida en que nuestros trabajadores funcionen en una lógica de colaboración y respeto. Generar y fortalecer procesos de automatización posibilita que los equipos de trabajo puedan dedicar más tiempo a labores más estratégicas y tácticas, más planificadas, mejorando la conceptualización e implementación de proyectos de mejora, y evitando dedicarnos sólo a la coyuntura operacional, que por cierto sigue siendo muy importante.

Así tenemos la posibilidad de preparar a nuestros recursos humanos en tareas de mediano y largo plazo, permitiendo que el negocio y las personas se vayan desarrollando en entrenamiento y capacitación, principalmente en temas de innovación, tecnología y mejora continua; fortaleciendo el diseño, generación, gestión y control de proyectos; así como el mantenimiento predictivo, cumpliendo rigurosamente, por ejemplo, con nuestros planes de mantención.

Política de puertas abiertas con sus vecinos

División Ministro Hales mantiene una política de puertas abiertas con la comunidad de Calama, con visitas periódicas a nuestras instalaciones de vecinos de villas cercanas”, destaca el gerente general, Jaime Rivera, consultado por la relación que mantienen con la ciudad y sus habitantes.

Así, para minimizar los impactos que la actividad minera pudiera tener en el día a día de sus vecinos, se vigila estrictamente la dirección del viento en los horarios de tronadura. Asimismo, se cuenta con planes de humectación de la mina para minimizar la polución.

“Hace poco inauguramos el By Pass norte de la ciudad, con una inversión de US$15 millones, contribuyendo a un tránsito expedito y seguro para todos los vehículos que entran a la ciudad por ese sector, y mejorando la conectividad de los vecinos de la villa Tucnar Huasi. Anteriormente, en la misma villa, se había inaugurado el Parque Periurbano con más de 20.000 especies arbóreas. También hemos tenido contacto constante con vecinos de las otras villas vecinas”, añade el ejecutivo.

Rivera menciona como otro ejemplo de la política de integración el programa de aprendices, “dando la oportunidad a que jóvenes de comunidades cercanas, sin experiencia, sean contratados y simultáneamente capacitados en la operación de equipos, en un programa de nueve meses de duración. En la actualidad está concluyendo el séptimo programa de aprendices que al final del proceso permitirá contratar a otros 24 jóvenes”.